Agnel vuelve a brillar en otra gran tarde de natación




 

   El francés ha dado una nueva exhibición  en la final de los 200 libre. Franklin, Grevers y Ruta Meilutyte también se llevan el oro en sus respectivas pruebas.
 
   Se preveía una gran tarde de semifinales y finales y así se ha confirmado según ha ido avanzando la competición. Las semifinales de los 200 libre han sido
_Matt Grevers ha sido uno de los protagonistas que ha dejado la tarde.  Foto de Muse Girl _

_Matt Grevers ha sido uno de los protagonistas que ha dejado la tarde. Foto de Muse Girl _

las primeras en disputarse. 
 
   La primera que se ha disputado juntaba a un gran número de favoritas a alzarse con el cetro olímpico como: Schmitt, Muffat o Franklin. Las dos primeras han hecho una buena salida y se han puesto a la cabeza de carrera, Muffat nadando un escalón por encima de como lo había hecho esta mañana. De esta forma, la francesa y Schmitt se han mantenido en cabeza gran parte de la carrera, pero la australiana Bronte Barrat que ha ido progresando muy bien  durante toda la prueba finalmente se ha impuesto con 1.56.08. Schmitt ha sido segunda con 1.56.15 y Muffat tercera con 1.56.18.
   Los tiempos realizados en esta primera serie ponían a Melanie Costa en buena posición de cara a la final si repetía lo hecho esta mañana. No se preveía una serie rápida y así ha sido. Se esperaba a una Franklin un poco conservadora dado que diez minutos después tenía la final de los 100 espalda. En un principio se han puesto delante la alemana Lippok y la británica McClatchey. Pellegrini en los últimos 50 ha impuesto un gran ritmo, y se ha ido escapando para acabar primera con 1:56.67. Melanie ha estado luchando por la cuarta posición con la americana Franklin que ha dado el corte para la final, pero no lo ha conseguido. Esto la ha relegado a la 9ª posición en la general y nuevamente se ha quedado con la miel en los labios. Segunda ha sido la británica McClatchey con 1:57.33 y tercera Palmer con 1:57.44.
 
   Tras estas semifinales, ha tenido lugar la mejor prueba de la tarde, un auténtico espéctaculo, la final de los 200 libre. Gran nivel en la prueba con grandísimos nadadores, pero uno destacaba por encima de los demás, Yannick Agnel. Como en la mayoría de las pruebas que ha nadado, Lochte ha iniciado encabezando la prueba debido a la gran salida que posee, pero en seguida Agnel ha respondido y se ha puesto primero.  Los favoritos lideraban la prueba: Agnel, Lochte, Park y Sung. En los segundos cien ha parecido que Lotche se iba quedando pero un gran volteo le ha vuelto a poner en la lucha, aunque no ha podido hacer nada ante un Agnel que ha volado en el último largo y se ha colocado muy destacado por encima de los demás para proclamarse merecidamente campeón olímpico con 1.43.14. Lochte ha sufrido mucho en los últimos metros y se ha quedado al final sin medalla. En segunda posición han quedado empatados el chino Sung y el coreano Park, que han realizado una gran carrera para acabar con 1.44.93.
   Gran revés para Lochte y grandes previsiones sobre lo que se puede vivir en los 4×200 libre masculinos, en los que estarán otra vez ambos nadadores.
 
   Tras la exhibición de natación de Agnel le ha llegado el turno a una nueva final, esta vez la de los 100 espalda femenino. Franklin, a pesar de no haber tenido descanso entre prueba y prueba ha hecho una meritoria carrera ante la gran favorita Seebohm. La prueba ha sido muy igualada en todo momento, con una Seebohm que ha estado siempre delante, pero en los últimos 25 metros una Missy Franklin inefable ha ido progresando poco a poco hasta ganar la carrera (58.33). Segunda Seebohm, que ha hecho su peor tiempo de los juegos (58.68), y tercera Terakawa con 58.83.
 
   La final femenina daba paso a la masculina donde se esperaba la lucha entre Lacourt y Grevers. Pero la carrera no ha tenido gran historia, Grevers ha salido muy bien y se ha puesto a la cabeza, mientras Lacourt lo seguía de cerca arriesgando mucho en el pase, algo que le ha pasado factura en los últimos metros y le ha hecho quedar fuera de las medallas. Un Grevers dominador se ha hecho con el oro y  ha batido récord olímpico (52.16), Nick Thoman ha sido plata (52.92) y Irie bronce (52.97).
 
   A esta final le ha seguido un pequeño descanso en el que se han entregado las medallas del 200 libre. Una vez entregadas, se ha celebrado la final de los 100 braza femeninos donde se auguraba un bonito duelo entre el gran descubrimiento de los juegos, Ruta Meilutyte, y la gran Rebeca Soni. Y así ha tenido lugar. Pero antes ha sucedido una de las anécdotas de los Juegos, un juez ha dado de forma involuntaria un pitido que ha provocado que la estadounidense Larson se tirase al agua antes de tiempo. Puesto que ha sido un fallo técnico no se la ha descalificado. Una vez se han colocado todas las nadadoras de nuevo en sus puestos ha dado comienzo la prueba, con una grandísima salida de Ruta, Aktinson y Larson. Poco a poco una Ruta a un gran nivel se ha ido marchando, pero Rebeca Soni también ha ido progresando y ambas nos han regalado un final impresionante de carrera donde Soni no ha podido alcanzar a  Meilutyte que ha aguantado sus embestidas para acabar en 1:05.47. Tercera ha sido la japonesa Suzuki.
 
   La tarde ha continuado con las semifinales de los 200 mariposa. La primera ha sido ganada por uno de los favoritos, Matsuda, que ha hecho unos gran últimos 75 metros. El japonés ha hecho 1:54.25. Le han seguido Le Clos y Yin Chen.
En la segunda semifinal ha nadado Phelps en la que debe ser una de las pruebas que no le se escape. Ha dominado en la salida para después frenar un poco y posteriormente volver a apretar y llevarse la semifinal con 1.54.53. Las grandes decepciones de esta prueba han sido Lászlo Csech y Bizco, que han quedado fuera de la final.
 
   Y la tarde ha visto su fin con otras semifinales, la de los 200 estilos femeninos con la presencia de Mireia Belmonte y Bea Gómez. Belmonte ha nadado la primera serie nadando unos buenos primeros 100 metros y en braza ha entrado 4º, pero al final se ha desfondado y ha acabado quinta (2.11.54) y, por lo tanto, fuera de entrar en la lucha por las medallas. Gran prueba para Hosszu, Miley y Coventry que han accedido a la final.
 
   En la segunda semifinal, Shiwen Ye ha vuelto a imponer su autoridad con un ritmo frenético y muy por delante de las demás. La china ha batido el récord olímpico y lo ha dejado en 2.08.39. Buena semifinal también de Alicia Coutts y Leverenz.
   También estarán en la final Kukors y Rice. Por otro lado, Bea Gómez ha quedado en última posición en una semifinal donde no ha tenido apenas opciones.
 
 

2 Comentarios

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] después de quedarse hasta por dos veces a las puertas de las finales olímpicas del doble y cuadruple hectómetro, tras hacer las mejores carreras de su [...]

    2. [...] que resonaron con fuerza y que darán mucho que hablar en el futuro próximo fueron el del francés Agnel y el del sudafricano Le Clos. El primero dio un auténtico recital de nado en el relevo de los [...]

    Deja un Comentario