Más ingenieros que albañiles




El ‘nueve’ español  para el Mundial de la Toscana presenta varias alternativas pero con pocos gregarios
Alejandro Valverde en los pasados Mundiales de Valkenburg 2012. Foto: mundodeportivo

Alejandro Valverde en los pasados Mundiales de Valkenburg 2012. Foto: mundodeportivo

El Mundial de 2013 de la Toscana ofrece un abanico espectacular de candidatos a vestir el arcoiris debido a un circuito duro en el que los ciclistas deberán de superar exigentes subidas para entrar en el grupo de los seleccionados que se jueguen la victoria al sprint o con un ataque más cercano. España cuenta con nueve hombres que tratarán de que el local Nibali, Sagan, Cancellara, Gilbert o Boasson-Hagen no logren el título mundial y recaiga en un español, algo que no sucede desde 2003, cuando Óscar Freire se alzaba con su tercer maillot arcoiris. Estos son los nueve hombres para lograr dicho objetivo:

José Herrada (Cuenca, 28 años): El conquense llega en un estado óptimo a la Toscana después de realizar un fantástico trabajo para Alejandro Valverde en la Vuelta. Sus opciones de victoria son escasas ya que, como ha señalado Mínguez, el líder es el murciano del Movistar y Herrada es su mejor guardaespaldas, por lo que su labor se presupone que será estar en todo momento con Valverde para evitar que le suceda algo. Aun así, las escasas posibilidades de victoria para el conquense pasan por meterse en una fuga que consiga llegar a meta, donde el manchego dispone de una punta de velocidad que puede sorprender a sus rivales.

Egoi Martínez (Navarra, 35 años): Caso similar al de José Herrada, ya que el navarro llega después de completar una Vuelta a un nivel muy alto. Sus opciones de victoria, similares a las del conquense, pasan por meterse en una fuga y tratar de sorprender con un ataque lejano, ya que su punta de velocidad no es tan grande como la de Herrada. Aun así, su principal labor será trabajar para sus compañeros, tirar del grupo principal y evitar que algunos ‘gallos’ del pelotón se escapen en el momento que no convenga al combinado español.

Jonathan Castroviejo (Vizcaya, 26 años): el mejor contrarrelojista de España llega a la prueba de línea con una misión clara, la de comandar al combinado nacional en los tramos llanos, ya que su condición de rodador es muy aprovechable para Mínguez. Tratará de salvaguardar a Alejandro Valverde y puede poner ritmos exigentes en Vía Salvati, el puerto más duro que deberán superar.

Luis León Sánchez (Murcia, 29 años): uno de los varios ‘outsiders’ que tiene la selección española. Su punta de velocidad, su capacidad para encontrar la fuga buena y lo bien que se desenvuelve en ellas hace que miremos al de Mula como una alternativa para la victoria. Su temporada no ha sido buena, pero su clase sigue intacta pese a todos los problemas que ha tenido durante este año y puede ser una de las sorpresas del equipo español para tratar de vestir el arcoiris.

Dani Moreno (Madrid, 32 años): el madrileño llega como compañero de fatigas de Joaquim Rodríguez, el plan B del combinado nacional. Dani Moreno demostró sus óptimas condiciones en la Vuelta, con dos triunfos de etapa en finales muy duros en los que hizo gala de su tremenda explosividad y, al igual que Luis León, es uno de los ‘outsiders’ del equipo español, aunque en principio llega como compañero inseparable del ‘Purito’.

Alberto Contador (Madrid, 31 años): el de Pinto tiene que entrar en las quinielas porque su caché como ciclista es impresionante, pero realmente sus opciones son escasas. El circuito no se adapta a su forma de correr y puede ayudar mucho al equipo en la ascensión del Vía Salvati, imprimiendo un ritmo con su peculiar estilo de pedalear, en el que parece que está bailando. Respecto a sus opciones de triunfo, y dado que su punta de velocidad no es gran cosa, Alberto debería lanzar un demarraje en esta dura ascensión para tratar de marcharse en solitario o en un pequeño grupo, a los que trataría de desgastar con esa condición de contrarrelojista que está a la baja en su estado de forma.

Samuel Sánchez: (Asturias, 35 años): con la sombra de la retirada tras el fiasco del Euskaltel sobrevolando su cabeza, Samu llega a la Toscana siendo el único del equipo español que ha logrado un oro con el maillot nacional, en Pekín 2008. Sus opciones están supeditadas a lo que Joaquim y Valverde sean capaces de hacer, ya que el ovetense llega como ‘plan C’ a la cita. Eso sí, el plan C español tiene mucha clase y se mueve como pez en el agua en estas pruebas. Si llega en un grupo reducido, Samu podrá hacer gala de su punta de velocidad y su habilidad para moverse en estos finales, como ya demostró en Pekín, pese a que allí estaba en el momento álgido de su trayectoria y ahora no pase por el mejor.

Joaquim Rodríguez (Barcelona, 34 años): el ‘Purito’ llega a Italia para tratar de vestir el arcoiris, pero con el impedimento de que Mínguez ha decidido que el líder español sea Valverde. Aun así, el de Parets es un ‘plan B’ de lujo para España que tratará de formar un selecto grupo en Via Salvati y tratar de vencerles con su punta de velocidad. Dani Moreno estará con él, como en la Vuelta y en todas las carreras donde el catalán triunfa, lo que es un punto a favor para él.

Alejandro Valverde (Murcia, 33 años): sin duda, la gran baza española. El murciano ha sido designado por Mínguez como líder, ya que le avalan cuatro medallas mundialistas, la última de ellas un bronce el año pasado. El circuito se adecúa a las características de Valverde, que con su imponente punta de velocidad puede hacerse con el arcoiris por fin, un objetivo que tiene entre ceja y ceja. Si llega bien, su presencia en el podio es más que factible, ya que Via Salvati no debería suponer excesivos problemas para él y si para otros grandes favoritos.


Deja un Comentario