Madrid ya no es azul




La capital española recibe este año el torneo ATP sin su polémica arcilla azul.
La Caja Mágica, escenario del Masters 1000 de Madrid. Foto:Jacky (CC)

La Caja Mágica, escenario del Masters 1000 de Madrid. Foto:Jacky (CC)

Todo parece apuntar que el próximo escenario del duelo entre raquetas españolas será en Madrid. Rafa Nadal y David Ferrer comparten cuadrante en la clasificación de este Masters 1000 y si nada lo impide serán rivales en cuartos. El otro gran combate en la tierra batida de La Caja Mágica posiblemente será en semifinales, en el primero del ranking ATP, Djokovic, se vería las caras de nuevo con el tercero, Murray, tras la final del Open de Australia, en la que el escocés dejó su revés encajado en la red para que Novak levantara el trofeo en Rod Laver.

Esta competición, tan polémica desde sus inicios por el uso de la arcilla azul, causa de la protesta de muchos tenistas, ha conseguido disputarse en el 2013 sin sobresaltos, volviendo a la tierra batida tradicional. Tanto el sorteo como la entrega de las Wild Card han transcurrido este año sin muestras de discordia.

El panorama del quinto Masters 1000 del año se presenta interesante a pesar de contar con la ausencia de número 7 del mundo, el argentino Del Potro, que seguirá de baja por el virus que también le impidió competir en el torneo de Estoril. Por otro lado, el vigente campeón de esta competición, Roger Federer, ha recaído en el último cuadrante, donde las expectativas de pasar a semifinales no parecen complicadas en un principio. Tras haber superado la ronda previa espera a su próximo rival que se debate entre Tomic y Stepanek. Las opciones para disputar los octavos contra el suizo quedan abiertas. Entre los aspirantes se encuentran dos españoles, el vencedor del encuentro entre Feliciano López y Gimeno-Traver,  y Pablo Andújar, aunque el que se presenta como favorito es su compatriota Gasquet.

Las expectativas parecen apuntar a que las semifinales de esta mitad de tabla se jueguen entre el número dos del mundo y el vencedor del duelo español de cuartos. La suerte ha querido juntar en este tercer cuadrante a las dos estrellas del tenis español, Ferrer y Nadal. Sobre la pista de La Caja Mágica el valenciano tendrá que superar previamente a Tommy Haas en octavos, jugador que le puso contra las cuerdas en la semifinal del Masters 1000 de Miami. Por su parte Rafa tendrá que superar probablemente a otro español, Nicolás Almagro, un partido que si se asemeja al último duelo entre ambos en la final del Conde de Godó no dejará indiferente a nadie.

La parte superior del escenario también trae entre sus filas lo que puede ser un deleite para los sentidos. Las predicciones parecen indicar que la lucha por el pase a la final de este torneo la protagonizarán Djokovic y Murray, pero el nombre del rival del serbio puede cambiar en el transcurso de unos cuartos del tercer cuadrante complicados. Las estadísticas en tierra batida no juegan a favor del número dos del mundo y entre sus rivales se encuentra el que puede ser su verdugo en esta competición y contra el que ya ha cedido en las dos únicas ocasiones que han jugado en este terreno, Tomas Berdych. El cuadrante de Novak tampoco se libra de algún que otro sobresalto. En primera ronda se enfrentará a Grigor Dimitrov, un jugador que augura ser un tenista de la talla de su rival y que puede hacerle gastar energías para recibir en octavos a Tsonga, aunque tras en su último enfrentamiento en Indian Wells, Djokovic derrotó al francés en tan solo 54 minutos.

La incógnita de la final se hace más grande con tantos frentes abiertos e igualados que  es difícil afianzarse en un pronóstico claro y dar los nombres. Si las cifras hablaran, situarían en el choque de raquetas final a Rafa Nafal y Novak Djokovic, un clásico de los clásicos.


Deja un Comentario