La lucha española tendrá que esperar




La lucha olímpica española se viene de vacio de Bulgaria y tendrá que esperar a los preolímpicos mundiales de las próximas semanas para intentar clasificar para los Juegos Olímpicos de Londres. Ni siquiera la máxima opción española, Maider Unda, quinta en Pekin 2008 pudo llegar a la final de su categoría, lo que la hubiera valido el billete a las islas británicas. Pese a su clara victoria ante la francesa Vescan por 0-2, la sueca Fransson se atragantó devolviéndole el resultado en segunda ronda. Al final la pastora alavesa logró un meritorio bronce de consuelo. Tampoco hubo suerte con Minerva Montero en 55kg, quién en su primera ronda de cuartos de final cayó ante la italiana Minguzzi por otro contundente 2-0. A la primera y con el mismo resultado perdió también Maria Teresa Mendez en 63 kg ante la turca Yesilimarl.

Antes de eso, el sábado, los chicos ya habían caído. Ni siquiera el mallorquín Francisco Javier Sánchez Parra pese a su medalla de bronce –clasificaban los dos primeros por categoría- tuvo opciones de clasificación tras la derrota en su primer combate ante el georgiano Khinchegashvili por 1-3. El hecho de que este acabase ganando el preolímpico permitió al español la repesca por el bronce ganando claramente al alemán Ewald 5-0. No tuvieron esa suerte ni Boris Andronov en 84 kilogramos cayendo ante el moldavo Ianulov por 3-0 ni Jose Cuba en la categoría más pesada de 120kg, quién también se despidió pronto de sus opciones tras perder 3-1  frente al alemán Matuhin.

El próximo fin de semana tendrán en China su penúltima oportunidad de viajar a Londres. Allí se unirán además los componentes del equipo de grecorromana.


Deja un Comentario