La ‘Vuelta’ de Alberto Contador




Alberto Contador gana una Vuelta a España espectacular tanto por el recorrido como por el nivel de los participantes.

Hace unas semanas, el 18 de agosto, partía desde Pamplona La Vuelta a España 2012 con una contrarreloj por equipos que no hacía presagiar el espectáculo que se iba a vivir en la ronda española desde ese día, ya que no hubo ningún día en el que no sucediese algo de interés. Se esperaba un duelo por todo lo alto entre Contador y Froome, pero el británico comenzó pronto a acusar todo el cansancio de la temporada y el que surgió como gran rival del pinteño fue Joaquim Rodríguez, que defendió durante jornadas y jornadas su maillot de líder con uñas y dientes. También quiso unirse a la fiesta Alejandro Valverde, un hombre que en principio llegaba como gregario de lujo de un Juanjo Cobo que estuvo desaparecido,  pero que acabó siendo uno de los ciclistas destacados de la competición. Un poco por detrás de estos tres, que acabaron ocupando el podio hubo relativas sorpresas como el 5º puesto de Dani Moreno, el 7º de Andrew Talansky, el 8º de Laurens Ten Dam, el 10º de Beñat Intxausti y el 11º de Gorka Verdugo.

No solo hay que destacar a los líderes de equipo, también a sus gregarios. De dos ya hemos hablado como son Dani Moreno del Katusha y Beñat Intxausti del Movistar. Por parte del equipo ruso hay que destacar también la labor de Alberto Losada mientras que en el conjunto español Nairo Quintana fue el más fiel escudero de Valverde. El Saxo Bank descubrió un gran ciclista, que fue el corredor que más aguantaba junto a Contador, el polaco Rafa Majka, que se vio ayudado en sus labores de gregario por el asturiano Dani Navarro y por Jesús Hernández. Por último, el Sky, el otro equipo que partía como gran favorito para la Vuelta, contaba con gregarios de lujo como Richie Porte, que ya fue muy importante en el Tour, y la dupla colombiana formada por Rigoberto Urán y Sergio Henao.

La clasificación de la montaña y los sprints fueron sorprendentes también. El maillot a puntos azules fue para el australiano del Orica GreenEdge Simon Clarke que, tras ganar la cuarta etapa con final en la estación de esquí de Valdezcaray, apenas se apeó del primer puesto de esta clasificación. Luchó con uñas y dientes por el maillot y, para asegurárselo, se filtró en la escapada del día de la penúltima etapa con final en la Bola del Mundo. Respecto a los sprints sorprendió el alemán del Argos Shimano John Degenkolb, un ciclista no excesivamente conocido que dominó todas las llegadas masivas excepto la de Valladolid logrando nada más y nada menos que 5 victorias de etapa, hecho que solo podría haber firmado un velocista de la talla de Cavendish. Sin duda Degenkolb es uno de los descubrimientos de La Vuelta.

El primer líder de la general fue Jonathan Castroviejo, algo poco esperado y que se produjo por la victoria del Movistar en la contrarreloj por equipos de Pamplona. El vasco aguantó el maillot rojo durante dos días, ya que la siguiente etapa, con meta en Viana, fue un sprint que se llevó, quién si no, John Degenkolb. En la tercera etapa hubo cambio de líder, que siguió siendo del Movistar, ya que Valverde, tras la dura subida a Arrate, era el mejor clasificado. Ese día ya pudimos ver a un Contador muy combativo y con ganas, una tónica durante toda la carrera. En la etapa siguiente llegó la polémica con una caída provocada por un bandazo de Alejandro Valverde que le privó de seguir siendo el líder y de perder unos 50" en línea de meta en una etapa ganada por Simon Clarke. En esta jornada Joaquim Rodríguez cogió el maillot rojo que no soltaría hasta la última semana de competición.

Alejandro Valverde

Alejandro Valverde, que acabó siendo segundo de la general sin llegar a La Vuelta como líder. Foto: Adrián Rodríguez

Los días siguientes alternaban llegadas masivas con finales en alto. Degenkolb se llevó los dos sprints en Logroño y Motorland Aragón, mientras que Joaquim logró dos victorias en alto (Jaca y Collado de la Gallina) y Gilbert otra (Barcelona). Tras ello llegó la jornada de descanso y se viajó a tierras gallegas para seguir con La Vuelta.

Galicia ofreció espectáculo, especialmente en Mirador de Ézaro, pero antes hubo más etapas. Primero se disputó una jornada relativamente cómoda en la que Degenkolb sumó la cuarta victoria en Sanxenxo y al día siguiente la contrarreloj que tanto temía Joaquim, ya que esperaba perder el liderato ese día, pero lo aguantó por tan solo un segundo con respecto a Contador. En esta etapa se confirmó la declive de Froome tras una pequeña pájara en el final en alto de Barcelona. La contrarreloj la ganó sorprendentemente el sueco del Astaná Fredik Kessiakoff. Tras la prueba cronometrada se disputaba la subida al Mirador de Ézaro, un auténtico muro con rampas de hasta el 30% en la que Joaquim Rodríguez puso algo de tiempo de por medio con Contador, favorecido también por las bonificaciones. La 13ª etapa fue de esas llamadas de "transición" antes de comenzar el tríptico de montaña. La meta se situó en Ferrol y la gloria se la llevó el británico del BMC Cummings en un día sin cambios para la general.

La 14ª, 15ª y 16ª etapas eran las marcadas en rojo por todos aquellos que aspirasen a la general. En las tres etapas, con finales en Ancares, Lagos de Covadonga y el inédito y durísimo Cuitu Negru, Alberto Contador atacó con dureza Joaquim pero, a pesar de que parecía que el catalán cedía en ocasiones, no consiguió despegarle ni un centímetro de su rueda en dos de esas etapas el de Katusha metió tiempo al madrileño. La primera de ellas fue en Ancares donde, tras una pequeña muestra de debilidad de 'Purito' Rodríguez, fue capaz de rehacerse y ganar la etapa. En Lagos de Covadonga el triunfo de etapa fue para Antonio Piedra del Caja Rural, en una subida final donde los tres españoles (Valverde, Joaquim y Contador) llegaron juntos a meta a pesar de los continuos ataques del líder del Saxo Bank. Por último, en el Cuitu Negru la victoria fue el italiano del Omega Pharma Dario Cataldo y Joaquim resistió los distintos envites del pinteño para meterle dos segundos en línea de meta más cuatro de bonificación en un día en el que Valverde no aguantó con estos dos colosos.

Después de estas tres duras jornadas de montaña llegó la segunda jornada de descanso y llegó la etapa épica de La Vuelta en una jornada que nadie lo esperaba. Alberto Contador, pese a la desesperación de no lograr despegar de su rueda a Joaquim Rodríguez e incluso le superase en ocasiones, optó por la épica al más puro estilo Hinault y atacó a unos 60km de meta para lograr ganar la etapa en Fuente Dé y colocarse como líder de la general con algo más de 2 minutos de ventaja sobre Joaquim, que vio como también le superaba Valverde por unos 40 segundos. Tras esta etapa, la clave de La Vuelta, llegaron dos etapas de transición con finales en Valladolid y La Lastrilla en las que no hubo cambios en la general y las victorias fueron para Daniele Benatti (RadioShack) y Phillipe Gilbert (BMC). La penúltima etapa llegaba con la durísima ascensión final a la Bola del Mundo donde 'Purito' Rodríguez intentó la machada de recuperar el liderato o, al menos el segundo puesto y a pesar de que descolgó de su rueda a Contador y Valverde el catalán no logró adelantar ningún puesto en la general. La victoria del día fue para un compañero suyo, el ruso del Katusha Dennis Menchov. Por último se disputó la etapa con final el Madrid y su mítico paseo por La Castellana en la que encontró su quinta victoria Degenkolb.

 


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] de la que cree que "es un nueve con varias bazas, con corredores que han terminado muy bien La Vuelta y muy motivados en un recorrido que les puede venir perfecto, en relación a otros [...]

    Deja un Comentario a Los nueve ciclistas elegidos para los mundiales de Limburgo | Somos Olímpicos