Kreuziger da la sorpresa en la Amstel Gold Race




El checo se lleva la primera clásica en las Ardenas con un ataque lejano

Roman Kreuziger, ganador de la Amstel Gold Race 2013, en el pasado Tour de Francia con su ex equipo Astaná. Foto: Petit Brun (CC)

Roman Kreuziger, ganador de la Amstel Gold Race 2013, en el pasado Tour de Francia con su ex equipo Astaná. Foto: Petit Brun (CC)

Un año más llega la semana fantástica de las clásicas de las Ardenas, un territorio sinuoso situado entre Holanda y Bélgica. La primera de estas tres carreras que componen este tríptico es la Amstel Gold Race, donde el italiano Enrico Gasparotto, de Astaná, defiende el triunfo. El recorrido es similar al del Mundial del pasado año donde se impuso Gilbert con un apoteósico ataque en el Cauberg, el último muro antes de la meta. Esta vez el belga lo intentó, pero no fue capaz de alcanzar a Roman Kreuziguer (Saxo Bank-Tinkoff) que, con un ataque lejano y mucha constancia ha logrado vencer en esta carrera.

La escapada del día la protagonizaron Mikel Astarloza (Euskaltel-Euskadi), Vansummeren (Garmin), Pliuschin (IAM), De Troyer y Vogondy (Accent Jobs-Wanty), Van Overberghe (Topsport Vlaanderen) y Sys (Crelan-Euphony). A falta de 52 km para meta los tres primeros, Astarloza, Pliuschin y Vansummeren, se marcharon en solitario con una ventaja de unos tres minutos sobre el pelotón. Poco después el ciclista vasco atacaría en el Gulpenberg para dejar atrás a sus dos compañeros de escapada, que sufrieron para tratar de seguirle pero sin éxito.

La mala noticia la protagonizó Joaquim Rodríguez (Katusha). El catalán se retiró tras estar involucrado en un caída en el pelotón. Este accidente dejó al “Purito” renqueante de su pierna izquierda, de la que cojeaba y, pese a montar de nuevo en la bicicleta después de reponerse del golpe, tuvo que retirarse de la carrera, en principio por precaución para poder estar en plenas condiciones para la Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja.

Cuando faltaban 35km para el final de la Amstel Gold Race se dio el toque de corneta para que se iniciasen los ataques. El primer en probarlo fue el holandés del Orica GreenEdge Pieter Weening, que se marchó en solitario en busca de Astarloza y tres kilómetros después de su acelaración ya había alcanzado a Pliuschin y Vansummeren.  Hubo diversos intentos, como el de Lagutin (Vacansoleil), pero pocos lograban abrir hueco con el pelotón. Los siguientes en probarlo con éxito fueron Grivko (Astaná), Kreuziger (Saxo Bank-Tinkoff), Nordhaug y Tanner (Blanco), que se fueron en busca de la victoria a falta de 30km para la meta. Pronto alcanzaron a Weening y Pliuschin, ya que Vansummeren se quedó por el camino.

Marcato (Vacansoleil) y Caruso (Katusha) fueron los siguientes afortunados que se unieron al grupo de perseguidores de Mikel Astarloza, que seguía siendo cabeza de carrera hasta que, a falta de 17 km para el final, fue alcanzado por este grupo, del que poco después se caería el ciclista del IAM Pliuschin. Astarloza no duraría mucho en este grupo, ya que el desgaste del ciclista del Euskaltel fue enorme durante toda la etapa, además del ritmo tan fuerte que estaban imprimiendo.

A falta de 10km para meta Kreuziger, Caruso, Nordhaug y Weening abrieron hueco con el resto de acompañantes de la fuga y buscaron la victoria en solitario, mientras que Astarloza era engullido por el pelotón. Hesjedal (Garmin) cambió el ritmo para tratar de unirse a este grupo, pero mientras tanto Roman Kreuziger lanzó un ataque que no fue capaz de responder nadie, entre otras cosas por la falta de entendimiento entre Weening, Caruso y Nordhaug. El checo del Saxo Bank mantuvo su ventaja y llegados al Cauberg, a falta de 2km, tenía unos treinta segundos de distancia con el pelotón, que se estaba acercando peligrosamente a los perseguidores. En este último muro Philippe Gilbert (BMC) lanzó un ataque durísimo, como ya sucediese en el Mundial del pasado año, pero esta vez dos ciclistas fueron capaces de cogerle rueda: Simon Gerrans (Orica GreenEdge) y Alejandro Valverde (Movistar). A pesar del demarraje del belga, Kreuziger mantuvo una ventaja siempre cercana al medio minuto que le valió para entrar en solitario a meta y ganar en tierras holandesas. Los perseguidores se relajaron y fueron alcanzados por un grupeto que llegaba por detrás, pero al sprint Valverde se hizo con la segunda plaza y Gerrans con la tercera, dejando la cuarta posición para Gilbert.

TOP 10

1 Roman Kreuziger (RCH) Saxo Bank-Tinkoff

6:35:21

2 Alejandro Valverde (ESP) Movistar

+22″

3 Simon Gerrans (AUS) Orica GreenEdge

m.t.

4 Philippe Gilbert (BEL) BMC

m.t.

5 Gianni Meersman (BEL) Omega Pharma-Quick Step

m.t.

6 Pieter Weening (HOL) Orica GreenEdge

m.t.

7 Björn Leukemans (BEL) Vacansoleil

m.t.

8 Enrico Gasparotto (ITA) Astaná

m.t.

9 Giampaolo Caruso (ITA) Katusha

m.t.

10 Fabian Wegmann (ALE) Garmin

m.t.


Deja un Comentario