Un mal 2012 para nuestros sticks




El año, no ha sido malo en lo deportivo, sobre todo en el género masculino. Durante la primera mitad del año, nuestros jugadores consiguieron la clasificación sin disputar el preolímpico, con un gran bloque y buenas sensaciones  y apuntaban a que podrían conseguir luchar por la medalla en agosto en Londres.

Dani Martin. Foto de Aitor Alcalde

Dani Martin. Foto de Aitor Alcalde

Poco después cayó una de las peores noticias del año, la selección femenina no lograba la clasificación durante el preolímpico de Bélgica. Acudían como favoritas, aunque cabía la posibilidad de que las propias belgas al ser locales, se postularan a la victoria y nos dejaran fuera de los Juegos Olímpicos. El resultado fue ciertamente decepcionante, España ni tan siquiera logró acceder a la final de aquel preolímpico y de este modo no accedieron a los Juegos. Lo peor no era el resultado, que sin duda ya era muy malo, lo peor era la sensación de mal juego y falta de esperanza transmitida a los aficionados. No llevábamos cuatro meses de 2012 y la competición de alto nivel para la selección española femenina ya había acabado.

Llegaba el momento cumbre de la temporada, la selección masculina, afrontaba los JJOO como la quinta selección del ranking internacional. No se exigía una medalla, pero si una digna competición. España no estuvo a la altura de las circunstancia, no tanto por el resultado, se acabó tercera en el grupo y sexta en los Juegos. No decepcionó tanto el resultado como los partidos que se perdieron ante Australia en el grupo y en el quinto y sexto puesto frente a Bélgica. En ambos encuentros la Roja cayó goleada y generando muy malas impresiones en sendos partidos.

España cayó así al sexto puesto del ranking mundial y los acontecimientos se precipitaron inevitablemente. Primero no se renovó al seleccionador Dani Martín y aún a día de hoy se sigue sin nombrar un seleccionador, al parecer por razones económicas.

Puede parecer que esto es lo peor, pero la peor de la noticias ha llegado, meses después cuando se ha anunciado que España no competirá en el Championship Trophy, debido a las deficiencias económicas de la Federación Española. El trofeo comenzará el uno de Enero de 2013 y las selecciones más prestigiosas del mundo, estarán salvo la sexta del ranking, España.

Es una pena todo lo que está sucediendo el ámbito de la selección y sobre todo de la Federación y veremos en que desemboca todo este tortuoso 2012 y las consecuencias que derivarán de esta crisis económica e institucional. Pero lo que da más pena aún es ver que uno de nuestros deportes olímpicos más laureados, en especial en estos últimos 20 años, se está dejando de lado y que el trabajo de los últimos años, se puede ir al traste.

El 2013 es incierto y queda por observar que rumbo tomará el Hockey Hierba español.


Deja un Comentario