Los sticks españoles tienen suerte dispar en los primeros compases del europeo




Arrancó el europeo de hockey hierba, en el que jugarán simultáneamente chicos y chicas. La competición se disputa en la localidad belga de Bloom. Las favoritas serán las de siempre, la Bélgica local, Holanda, Alemania e Inglaterra. En un segundo plano sí que se puede considerar las selecciones españolas como candidatas, en especial pare las medallas y quizás un poco más la selección masculina.

Los chicos arrancaron el campeonato con una cómoda y contundente victoria frente a la República Checa por 6-1. Al minuto 4 ya vencía por 2-0 y a partir de entonces todo fue coser y cantar para el equipo nacional, a pesar de que la República Checa recortó distancias por medio de un penalti córner en el minuto 16. España puso el 3-1 antes del descanso y en la segunda parte vapuleó al conjunto centroeuropeo con suma facilidad. Los goleadores fueron Miquel Delás, Edi Tubau en 2 ocasiones, Pau Quemada, Roc Oliva y Alex Casasayas.

Delas celebrando el primer gol español, frente a la República Checa.

Delas celebrando el primer gol español, frente a la República Checa.

La próxima cita de los nuestros será frente a Alemania mañana a las 14:00. Un rival mucho más duro y un partido que calibrará las opciones reales de España en el campeonato. El último partido de grupo será el miércoles frente a la anfitriona Bélgica que nos tiene tomada la medida en los últimos choques.

Nuestras féminas por su parte arrancaron con un muy mal partido en el que perdieron ante Inglaterra por 3-0, en un partido donde la clave fue la buena eficacia de los ingleses en los penaltis córner, frente el nulo acierto de las españolas en dicha faceta. Cierto es que era un partido en el que se podía prever la derrota, ya que Inglaterra cuenta con un buen conjunto. Pero no es menos cierto que el partido fue más ajustado de lo que el marcador indicó al final.

Ya hoy domingo y con la presión de tener que ganar, España se plantaba ante Escocia, un rival aparentemente más flojo. 15 segundos tardó María Gómez en adelantar a las de Adrian Lock en el marcador. Entorno al minuto 10 Nikki Kidd anotaba el empate en un contraataque, España estaba dominando el partido, pero no había sido capaz de anotar el segundo y Escocia lo aprovechaba. España sufrió a partir de entonces, Escocia se adueñó de la bola y tuvo varias oportunidades de gol. Pero entonces de nuevo María Gómez en la contra anotó el 2-1 en el 27 que a la postre sería definitivo. En los minutos que quedaban para el descanso y el inicio de la segunda parte España perdonó el tercero en varias ocasiones y al final paso muchísimos apuros, en los 10 últimos minutos, donde acabó pidiendo la hora. Lo positivo al final, son los puntos y que España sigue viva y se jugará la clasificación frente a Alemania. Lo preocupante sin duda es la ausencia clara de gol del equipo de Lock. Lo que está claro es que el partido frente a Alemania será un choque a vida o muerte con todo en juego y del que habrá que estar muy atentos.


Deja un Comentario