España empata con Pakistán y pierde a Freixa para el resto de los Juegos




Partido muy tenso y disputado de los nuestros que acabó con un empate que sabe a poco cara a las expectativas de estar en las semifinales.

Santi Freixa, nuestro capitán se rompió el cúbito en la primera mitad, y aunque resistió hasta el final del encuentro, no participará más en los juegos.

Hubo polémica ya que a falta de dos minutos no se señaló como penalty corner un claro pie de Pakistán dentro de su área.

El partido tuvo dos planteamientos muy distintos desde el inicio del encuentro, España controlaba la bola perfectamente, dominando la posesión pero sin mucho acierto de los jugadores más adelantados que no controlaban la bola con acierto. Durante la primera parte Pakistán se cerró en su campo y tan sólo salió con peligro al contraataque. En sus contadas salidas se contabilizaron, las tres acciones más peligrosas de esta primera parte que convirtieron al meta español en el mejor jugador de la primera mitad. Quico Cortés se eligió como héroe nacional al sacar sendos penatys-corners a la cobra de Islamabad uno de los mejores lanzadores del mundo, Sohail Abbas, especialmente especacular fué el primero de ellos en que desvió la pelota al larguero. España disfrutó de muy pocas ocasiones pero la mejor fué otro penalty-corner de Pau Quemada que ya había superado al portero asiático pero que se encontró con el defensa Irfán en la misma línea de gol. Lo peor del encuentro sucedió cuando restaba un minuto para el final de la primera mitad. Y es que un jugador Pakistaní aplastaba el brazo del capitán español Santi Freixa involuntariamente, Santi acabó el encuentro aunque ya se le vió con constantes molestias, pero al final del encuentro se confirmó que tenía el cúbito de su brazo izquierdo partido y que no volverá a jugar más en lo que eran sus últimos Juegos Olímpicos.

La segunda mitad arrancó con mejores ocasiones para España y sobretodo con mayor velocidad en el tránsito de la pelota. Pero en una pérdida de Sergi Enrique siendo el último, Rehan Butt se plantaba sólo ante Quico Cortés y anotaba el 1-0 en el minuto 46. No pasaba más que medio minuto cuando Pau Quemada rompía la pelota desde la frontal de Pakistán y se colaba en un grave error del portero pakistaní entres sus piernas suponiendo el empate a 1. Era el minuto 47 y no pasaban ni 30 segundos cuando España aprovechaba un rechace en otro penalty-corner para ponerse por delante por medio otra vez de Pau Quemada, pero los pakistanís pedían la revisión por el vídeo y se anulaba ya que se veía como el jugador español remataba la bola con el stick por encima del hombro, acertaron en esta ocasión los árbitros neocelandeses.

Desde ese momento hasta el final el dominio español fue constante y pudó marcar en varias ocasiones pero finalmente no pudó concretar ninguna de ellas. El partido no estuvo exento de polémica ya que en la que prácticamente fué la última acción del partido, el árbitro no señalaba la penalización a favor de España tras la revisión del vídeo a pesar de que en el propio vídeo se apreciaba perfectamente como golpeaba la pelota en el pie de un pakistaní. Así se llegaba al final con un empate, que puede ser bueno o malo en función de lo que suceda mañana a partir de las 9 y media de la mañana en lo que será una final ante Australia que ganó por 6-0 a Sudáfrica. En el otro partido del grupo el Reino Unido también sumó su victoria por 2-0 ante Argentina.

Todo queda por ver que sucede mañana, cuando España juegue ante Australia, no vale otra cosa que no sea ganar, y veremos quien sucede a Freixa en la capitanía, si será Tubau o Amat. Desde somosolimpicos desear toda la suerte del mundo a nuestra roja.


Deja un Comentario