Un Diploma con Sabor a Medalla




 

Siempre nos quedaremos con la duda de saber que hubiera ocurrido si Domingo no se hubiera lesionado y el equipo español de Doma hubiese podido contar con la puntuación de Beatriz Ferrer Salat en estos Juegos Olímpicos de Londres. Pero sin ella, España se vuelve a casa con una séptima plaza más que meritoria que hace albergar serias esperanzas de hacer algo grande Río.

En un Deporte como el de la Doma, en el que se está sometido a la subjetividad de los Jueces en la Puntuación, el ser conocido, el tener resultados a nivel internacional y gozar de un buen palmarés, siempre ayuda.

En ese sentido, España acudía a estos Juegos de Londres con dos nuevos integrantes en el equipo nacional, el malagueño José Daniel Martín Dock, y la catalana nacida en París, Morgan Barbançon. El tercer miembro del equipo, el ecijano José Manuel Muñoz, era el más conocido. Repetía experiencia olímpica ya que estuvo hace cuatro años en Pekín. Y eso, se notó. El jinete andaluz pasó el corte de los 18 mejores, con Fuego, y acabó en décima posición, un resultado excelente, teniendo en cuenta el nivel que había sobre el cuadrilongo del Greenwich Park.

Dani, con Grandioso, fue 39º. En cierto modo, el salir de los primeros y el primer día, no le benefició y eso, añadido a los lógicos nervios de un debut, puso muy caras las opciones de medalla para España en el concurso por equipos. Sin embargo, con cuatro años por delante, este binomio tiene terreno para llegar a Río con opciones de mejora.

Morgan, con Painted Black, demostró que aquí tenemos amazona para soñar con medalla. A esta joven, que el 12 de agosto cumple 20 años, se le empieza a notar ya la mano de su profesora, la holandesa Anky Van Grunsven. De padre suizo y madre catalana, a Barbançon, que ha sido 19ª, le faltaron 0,061 puntos para desbancar al británico Richard Davison y meterse en la final.

Salinero no pudo hacer historia

Estos Juegos eran especiales para Anky Van Grunsven ya que aspiraba a ser campeona olímpica por cuarta vez consecutiva. En caso de lograrlo, hubiera sido la tercera con Salinero,  un castrado Hannoveriano de 18 años.

Pero la enfermedad de su marido hizo que la amazona holandesa no llegara bien de forma a Londres y el hecho de tener tanto tiempo parado a Salinero se notó. Anky contribuyó a que Holanda pudiera sumar medalla de bronce por equipos, pero a nivel individual sólo pudo ser sexta, un diploma olímpico que supo a poco.

Doblete de Gran Bretaña

El equipo del país anfitrión siempre tiene una cierta ventaja por competir en casa y, más allá de la calidad de sus binomios, quedó demostrado. Los británicos se hicieron con la medalla de oro en el concurso por equipos, por delante de Alemania y de Holanda.

Charlotte Dujardin, que ha sido entrenada por el neozelandés Mark Todd, ha sido la gran triunfadora de estos Juegos de Londres al llevarse los dos oros. La amazona de Enfield realizó dos recorridos con Valegro que han rallado la perfección y ha compartido el título por equipos con su maestro, Carl Hester, que en el apartado individual sólo pudo ser quinto con Uthopia. La otra integrante del equipo, Laura Bechtolsheimer, afincada en Bristol pero de origen alemán, fue tercera con Mistralhojris y sumó otra medalla de bronce para Gran Bretaña.

Hoketsu, discreto

El jinete japonés Hiroshi Hoketsu, sobre el que os informamos antes de estos Juegos por ser el participante de mayor edad de estos Juegos, pasó por el Greenwich Park con más pena que gloria. Sólo competía a nivel individual, con Whisper, y acabaron en 40º lugar de 50 participantes con una puntuación de 68,739 % justo por detrás del andaluz José Daniel Martín Dock.


Deja un Comentario