Un año de nuevas caras para la gimnasia rítmica




Carolina Rodríguez y Natalia García preparándose para el Europeo (del Facebook de ambas)

Como cada año después de unos Juegos Olímpicos, 2013 ha sido un año de retiradas y nuevas caras. También ha sido un año para probar nuevos ejercicios, especialmente en los conjuntos, que cada olimpiada cambian los aparatos. Y, sobre todo, lo más importante que las gimnastas han tenido que superar ha sido un nuevo código, que da mucha más importancia a la danza que en los pasados años. Estos son los principales hitos de la gimnasia rítmica este año:

  • España, campeona del mundo: Las conjunteras consiguieron volver a lo más alto después de muchos años con su ejercicio de 10 mazas en la final por conjuntos del Mundial de Kiev. Se pusieron así por delante de las invencibles rusas.
  • La vuelta de Carolina Rodríguez: Por sexto año consecutivo, la leonesa se proclamó campeona de España y fue la encargada de representar al país en el Europeo y en el Mundial (junto a Natalia García), en donde obtuvo el 11º puesto en el concurso general. Demostró que se ha recuperado a la perfección de su lesión. Además, fue la ganadora individual de los Juegos Mediterráneos 2013.
  • Nueva reina de la gimnasia rítmica: Yana Kudryavseva. La joven rusa de 16 años ya se ha convertido en una auténtica campeona. Participó en el equipo ruso que ganó el Europeo y es la actual campeona del mundo tras haber ganado el Mundial de Kiev. Su ejercicio de pelota es uno de los favoritos de este año.
  • Las rivales: Ganna Rizatdinova (Ucrania) y Melitina Staniouta (Bielorrusia) han sido también dos piezas muy importantes de la gimnasia rítmica mundial este año. Ambas han quedado en los mejores puestos en el Europeo (2ª Ucrania, 3ª Bielorrusia) y en el Mundial (2ª Rizatdinova, 3ª Staniouta).  Ambas han cumplido con el nuevo código y han plagado sus ejercicios de movimientos de danza, tal y como se les exige.
  • El adiós de Sylvia Miteva y Alina Maksymenko:  Las nuevas caras implican despedidas de grandes gimnastas, en este caso dos de las más queridas en el panorama internacional, especialmente Maksymenko por su actitud en el tapiz, que consiguió ganar una medalla de bronce en mazas en el Mundial de Kiev que supo a oro, tras muchos años de quedarse a las puertas.

Deja un Comentario