Otro oro para Rusia




 

La final de conjuntos de esta tarde despide la gimnasia rítmica de estos juegos, que, sin duda, han sido estupendos para las chicas del conjunto. Poco ha faltado para que Alejandra Quereda, Lidia Redondo, Loreto Achaerandio, Lourdes Mohedano, Sandra  Aguilar y Elena López subieran  al pódium, pero no ha podido ser. El conjunto ha quedado a las puertas,  se trae a España un dignísimo cuarto puesto.

Las jóvenes gimnastas han demostrado muchísima madurez en su competición, algo que tiene mucho mérito pues hace solo un año que les cambiaron de entrenadora, además son  sus primeros juegos juntas.

No han tenido ningún fallo importante en la jornada de hoy, tanto en la modalidad de cinco pelotas como en la mixta han estado de realmente bien. 27.400 es la nota que les han dado las jueces en aro y 27.550 en  cintas y aros, calificación que han reclamado sin éxito. 

Una vez más las rusas han coronado el pódium. Se marchan a casa con una puntuación de 57.00 en la final, casi dos puntos por encima de las siguientes. No es de extrañar, los ejercicios que ha sacado este país tienen una dificultad muy superior al resto y las condiciones de las gimnastas también lo son. No es sencillo cambiar de registro como lo han hecho ellas en sus montajes, pero pueden permitírselo.

 han luchado férreamente por la plata, pero la caída de una cinta italiana fuera de tapiz ha llevado a este país a conformarse con el bronce. Una lástima, pues su competición a lo largo de estos días ha sido estupenda. Nadie esperaba este giro en la final, ellas mismas se sabían segundas de antemano y salían a por el oro.

Cinco centésimas han sido las culpables de su descenso. Bielorrusia ha terminado con 55.50 en la final y el conjunto italiano con 55.45. La minúscula diferencia en la puntuación les ha supuesto un tercer lugar en la tarima.

El caso de Italia es un claro ejemplo de que en este deporte el mínimo fallo puede costar una final. La disciplina en la rítmica es fundamental y los pequeños detalles cuentan. Si esa cinta hubiera sido lanzada con más o menos fuerza, si no si hubiese perdido el contacto visual o incluso si alguien no hubiera abierto una puerta… quién sabe.

La peor parte se la ha llevado Bulgaria que luchaba con España por la cuarta posición y ha quedado sexta. Una caída de la cinta ha propiciado una lista de errores e imprecisiones que no han podido salvar.


Deja un Comentario