Uruguay también decepciona




“No pudimos consolidar nuestro juego y es por eso que estamos enojados” declaraba Tabárez tras la derrota uruguaya frente a Gran Bretaña. Un resultado que, al igual que ocurrió con la selección española durante la segunda jornada, deja a los charrúas fuera de la competición. Egipto se llevó al gato al agua en el otro duelo crucial del día frente a Bielorrusia y tanto México como Corea del Sur hicieron valer los pronósticos para avanzar a la siguiente ronda. Japón y Honduras no pasaron del empate y también estarán en cuartos de final. La línea hondureña fue seguida por Senegal, debutante y gran revelación de la competición. España y Suiza se despiden sin conocer la victoria y solamente Gran Bretaña pudo salvar el honor europeo con el primer puesto del grupo A.

Gran Bretaña 1-0 Uruguay

El conjunto uruguayo dijo adiós a la competición tras caer derrotado en un duelo repleto de tensión. Conscientes de la importancia del duelo, ambos conjuntos elevaron la intensidad desde el pitido inicial y ofrecieron una emocionante batalla de ida y vuelta. Tras varias oportunidades, Sturridge inauguró el marcador al culminar en el área pequeña una buena jugada individual de Joe Allen. El golpe psicológico fue difícil de digerir para los de Tabárez y Bellamy, el jugador más destacado del partido, aprovechó las carencias de Rolín para generar peligro por su flanco y repartir varias asistencias que sus compañeros no aprovecharon para ampliar diferencias en el luminoso. Con el paso de los minutos, los charrúas se volcaron al ataque en busca de la remontada para evitar la eliminación. Consiguieron encerrar a los británicos pero fue un asedio a base de corazón, a base de juego directo y numerosos balones largos. Luis Suárez tuvo varias ocasiones de lograr el empate pero su falta de puntería y el acierto de Butland lo impidieron. Con los ánimos caldeados y el choque agonizando un zurdazo de Gastón Ramírez se estrelló en el larguero. Fue la última bala de un combinado que pagó con la eliminación su falta de cohesión entre líneas.

Senegal 1-1 Emiratos Árabes Unidos

Los senegaleses supieron rentabilizar la victoria en el duelo frente a Uruguay la pasada jornada con este empate ante los Emiratos Árabes Unidos que le dio el acceso a los cuartos de final. Los asiáticos fueron dominadores de la primera mitad con su estilo de juego coral en el que volvieron a brillar centrocampistas de gran nivel técnico como Omar Abdulrahman. Un excelente pase de Eisa fue finalizado por Matar para colocar el 0-1 con el que se llegaría al descanso. Tras la reanudación los africanos pusieron una marcha más y por medio de Konaté, que había mostrado su desacierto en la definición durante la primera mitad, subieron las tablas al marcador. El tanto del atacante del Maccabi Tel-Aviv, máximo artillero de la competición con cuatro dianas, iba a sellar la clasificación senegalesa, puesto que aunque ocasiones hubo para ello nadie más fue capaz de superar al guardameta rival.

México 1-0 Suiza

Un solitario tanto de Oribe Peralta sirvió para derrotar a Suiza y asegurar la primera plaza del grupo B para el combinado azteca. El ariete del Santos Laguna mostró la puntería que le había abandonado en los dos encuentros anteriores y decidió un encuentro igualado en el que los helvéticos no aprovecharon sus oportunidades para batir a Corona. Emeghara puso en aprietos a la zaga mexicana durante la primera mitad pero ni él ni Mehmedi estuvieron certeros en la finalización. Los europeos se volcaron apurando sus opciones de clasificación y concedieron espacios que no fueron desaprovechados por el conjunto dirigido por Luis Fernando Tena. Una buena jugada de Giovani Dos Santos fue aprovechada por Oribe Peralta para batir a Benaglio, sellando un triunfo que obligaba a los suizos a despedirse de la competición.

Corea del Sur 0-0 Gabón

Empate sin goles en un duelo que sirvió para que el combinado asiático sellase su pase a los octavos de final. A los surcoreanos les servía el punto para clasificarse a la siguiente ronda y aunque estuvo más cerca del gol que su rival no mostró la verticalidad que les caracterizó en otros duelos. Pocas ocasiones de peligro por parte de ambos conjuntos que se emplearon sin excesiva intensidad, sumergiendo el encuentro en una dinámica somnolienta que les empujó a firmar las tablas. Park Chu-Young y Ki marraron varias ocasiones para batir a Ovono y Obiang estuvo cerca de batir al meta asiático con una vaselina pero finalmente ningún conjunto pudo inaugurar el marcador.

Brasil 3-0 Nueva Zelanda

Con el billete a cuartos sellado antes de saltar al terreno de juego Menezes decidió dar descanso a algunas de sus estrellas y Brasil exhibiendo fondo de armario desplegando un fútbol ofensivo y dinámico ante una desbordada Nueva Zelanda. Danilo aprovechó la titularidad que le otorgó Menezes abriendo la cuenta goleadora culminando una buena jugada combinativa. Alex Sandro también se reivindicó cuando recibió un bonito pase de su compañero de banda Marcelo para batir al guardameta neozelandés. El combinado oceánico nunca pudo detener el poderío ofensivo de los sudamericanos y en la segunda mitad Sandro anotó el 3-0 al rematar libre de marca una falta lateral botada por Marcelo. Con la expulsión por doble amarilla de Alex Sandro, Nueva Zelanda se estiró intentando obtener la recompensa del gol del honor pero los brasileños lograron dejar su portería a cero por primera vez en el torneo.

Egipto 3-1 Bielorrusia

En uno de los encuentros a vida o muerte de esta última jornada Egipto derrotó con solvencia a Bielorrusia y se aseguró su lugar en los cuartos de final. Con el miedo a la eliminación sobrevolando el estadio, los primeros minutos transcurrieron sin apenas incidencias pero, tras ese lapso de tiempo, los egipcios no tardaron en hacerse con las riendas del partido, obligando a Gutor a convertirse en protagonista. Ya en la segunda mitad Salah encontró el hueco en la zaga bielorrusa para poner en ventaja a los suyos. Bielorrusia intentó conseguir el empate que les mantuviese vivos en la competición pero se encontró con El Shenawi. Mohsen y Aboutrika sí encontraron la recompensa del gol. También lo hizo Voronkov, aunque su postrera anotación solamente sirvió para maquillar el resultado.

Honduras 0-0 Japón

Histórica clasificación hondureña tras cosechar el punto necesario para asegurar la segunda plaza de su grupo ante una selección japonesa que solamente jugaba para afianzar el liderato. Tras una primera mitad de dominio alterno en la que los hondureños comenzaron con mayor intensidad, poco a poco los nipones fueron adueñándose del control del balón y acercándose a la meta de Mendoza, lo que fue impedimento para que los catrachos se acercasen al gol a través de sus peligrosos contragolpes. La segunda mitad fue un monólogo nipón, pero el acierto de Mendoza y la tradicional falta de pegada del conjunto de Sekizuka impidió el pleno de victorias japonés.

España 0-0 Marruecos

España cerró su desastrosa participación en el Torneo Olímpico con un intrascendente empate ante Marruecos en un duelo caracterizado por la falta de intensidad. Lentos e imprecisos en la circulación, la falta de intensidad defensiva de los españoles permitió al conjunto marroquí poner en aprietos a De Gea a lo largo de la primera mitad. No obstante, pese al escaso caudal ofensivo generado por los pupilos de Milla, Adrián pudo adelantar a España en el marcador tras recoger un buen envío de Mata y disparar al poste. Marruecos puso voluntad ofensiva pero demostró una preocupante falta de precisión en los últimos metros. El mismo desacierto goleador que caracterizó a los españoles durante todo el torneo. Un esperpéntico error de Adrián en el mano a mano ante Amsif picó en el orgullo de sus compañeros, que cercaron sin éxito la meta de la selección africana durante los últimos minutos

CUARTOS DE FINAL:

Japón-Egipto

México-Senegal

Brasil-Honduras

Gran Bretaña-Corea del Sur


Deja un Comentario