Tapar agujeros con la victoria como hilo argumental




Óliver Torres es uno de los estandartes de esta nueva generación sub-21

Óliver Torres es uno de los estandartes de esta nueva generación sub-21

Tras sellar con un pleno de triunfos la primera vuelta de esta fase de grupos, España afronta en los Balcanes un doble enfrentamiento ante Bosnia y Albania con el objetivo de seguir sumando de tres en tres y encarrilar su pasaporte a los playoffs clasificatorios para defender su cetro europeo en la República Checa el verano de 2015. El conjunto dirigido por Julen Lopetegui no ha cedido ni un punto y lidera con mano de hierro su grupo demostrando que el curso generacional sigue su recto discurrir y el relevo para los dobles campeones continúa tanto en talento como en resultados. Las cuatro victorias oficiales cosechadas desde que De Gea alzase la copa de campeones en Israel han permitido ver un combinado atrevido, con gusto por el fútbol asociativo y facilidad anotadora pero también frágil a la hora de guardar su meta.

Nadie ha hecho más goles en la fase de clasificación sub-21 hasta la fecha que la selección española. Con siete de los catorce tantos anotados, Álvaro Morata camina con paso firme hacia el título honorífico de máximo artillero histórico en la categoría y pretende olvidar sus dudas en los últimos encuentros a las órdenes de Carlo Ancelotti aprovechando el caudal de ocasiones de peligro que generan sus talentosos compañeros en la línea medular. El ariete madridista encabeza un ataque temible que hace temblar a todos los rivales de grupo. Un poderío ofensivo que ha ocultado ciertas lagunas en la zaga, déficit relacionado con la solidez competitiva que por el momento no ha tenido graves consecuencias, pero que de no ser subsanado puede ocasionar serios problemas según aumente la dificultad de los rivales.

Pacheco, guardameta titular del combinado español, ha encajado cuatro goles en el mismo número de partidos y solamente pudo dejar su portería a cero en el encuentro ante Albania. El cancerbero extremeño ha combinado intervenciones espectaculares con salidas dubitativas y no ha liderado con autoridad una zaga que no termina de conjuntarse y ha ofrecido sensación de inseguridad en momentos puntuales ante la extrema vocación ofensiva de sus laterales. La sombra de David De Gea es alargada y amenaza con abrir un debate tras la recuperación de Kepa, campeón de Europa en categoría sub-19 a las órdenes de Julen Lopetegui. Su regreso a las convocatorias, unida a la vuelta de un estancado Sergi Gómez, son las principales novedades en una parcela defensiva que afrontará en los próximos días sus compromisos más exigentes.

La inactividad y los ‘debutantes’

“Me preocupa que algunos jugadores no estén jugando en sus clubes, pero trataremos de superar ese hándicap” afirma Julen Lopetegui en alusión a los pocos minutos de sus seleccionados en sus respectivos clubes. Morata, máximo artillero, vive a la sombra de Benzema en el Real Madrid y tanto Sergi Roberto como Óliver Torres, timoneles de esta nave, han gozado disfrutado de pocos minutos en la competición liguera. Una inactividad que no les ha lastrado en su desempeño y ha servido como acicate para exponer todo su talento cada vez que se enfundan la casaca nacional. En cambio, sí están disfrutando de regularidad en la competición liguera Muniain y Sarabia, dos ‘veteranos’ de esta generación e integrantes de unos costados en los que Deulofeu busca la titularidad después de su extraordinario último mes de competición en la Premier League. El extremo gerundense comienza a brillar a orillas del Mersey y su verticalidad siempre enriquece los ataques de un combinado que en ocasiones abusa del pase horizontal.

Lopetegui ha premiado la jerarquía en ataque y los excelentes guarismos en los cuatro primeros encuentros ha impedido disfrutar más del incipiente Jesé, pero aún así el técnico guipuzcoano ha encontrado el momento para dar minutos a la mayoría de sus seleccionados e incluir nuevos talentos en cada lista de convocados. La última no ha sido una excepción. Jairo y Darder se han estrenado con la expedición sub-21 como recompensa a sus excelentes inicios de temporada. El mallorquín ha crecido bajo el mando de Schuster y el extremo cántabro ha confirmado los destellos mostrados la pasada campaña en la división de plata dinamizando los ataques del club de Nervión. Nuevas armas para una escuadra brillante que visitará a un combinado bosnio ávido de revancha por la derrota el mes pasado en Murcia. Liderado por el criterio de Grahovac en la medular y el oportunismo de Mesanovic en la delantera, el cuadro balcánico prepara una encerrona en Zenica para dar un espaldarazo moral a sus opciones de clasificación y romper el longevo idilio español con la victoria.

@Ivolemon25


Deja un Comentario