Noruega, a por el premio gordo




Noruega, a por el premio gordo

En el fútbol, como en tantos otros ámbitos de la vida, se necesita una pizca de fortuna para alcanzar el éxito. Que el caprichoso azar se alíe con una arriesgada propuesta para obtener el resultado deseado al realizar la apuesta. Un golpe de suerte del que se benefició el modesto Odd Grenland noruego cuando Yngvar Borgesen fue premiado con el sorteo de lotería nacional. El oriundo de Skien decidió invertir una parte del bote para ayudar a paliar los problemas económicos del club de su ciudad y mantener a Fredrik Semb Berge, uno de los zagueros más destacados del campeonato escandinavo e integrante asiduo del combinado nacional sub-21 que también ha agregado esa dosis de fortuna para llegar hasta las semifinales del Europeo de la categoría.

La primera piedra en la exitosa andadura noruega se colocó en un sorprendente playoff ante Francia. Con la ventaja del 1-0 en el encuentro de ida, los jóvenes franceses incumplieron el código disciplinario con una escapada nocturna a Paris antes de disputar la vuelta de la eliminatoria en Drammen. Los pupilos de Skullerud doblegaron a les bleuets y sellaron su billete a Israel, escenario de un torneo que están afrontando con plenas garantías tras recibir los refuerzos de varios internacionales absolutos ausentes durante el doble enfrentamiento frente a los galos. De los 23 jóvenes noruegos desplazados a tierras hebreas, hasta 14 ya han realizado su debut y la columna vertebral (Nordtveit, Henriksen y Berisha) disfrutan asiduamente de la titularidad a las órdenes de ‘Drillo’ Olsen.

Inmersos en plena lucha por clasificarse para Brasil 2014, las injerencias del combinado absoluto impidieron a Skullerud contar con sus hombres más destacados durante el partido inaugural, pero sus relevos estuvieron a la altura y supieron sobreponerse a la inferioridad numérica para alcanzar las tablas sobre la bocina frente al combinado anfitrión. Ausente

Eikrem deberá afinar su sociedad con Henriksen para ganar la batalla en la medular

Eikrem deberá afinar su sociedad con Henriksen para ganar la batalla en la medular

Henriksen, Eikrem asumió las riendas de la creación de juego en la medular, Berget expresó su facilidad para el desequilibrio y Pedersen su inteligencia en los movimientos para dejar patente que el combinado escandinavo tiene fondo de armario. Profundidad de plantilla y versatilidad en su estilo de juego, como quedó demostrado en los dos encuentros posteriores. Si durante el estreno en la competición quisieron ser protagonistas y buscar la meta adversaria encerrando a su rival, en los compromisos ante Inglaterra e Italia optaron por el orden en campo propio y las acertadas transiciones ofensivas para demostrar eficacia basada en la verticalidad de sus atacantes y el criterio de sus efectivos en la sala de máquinas.

Con esa duplicidad en el libreto futbolístico obtuvieron su clasificación para semifinales, donde buscarán aprovechar su condición de outsider. Vulnerables por los costados en la parcela defensiva, la jerarquía mostrada por los centrales y el orden en el repliegue ha evitado una sangría de goles para un conjunto que cuenta con eficaces y numerosas opciones en su línea medular. Una zona ancha encargada de suministrar recepciones ventajosas a unos atacantes que están respondiendo a la altura de las expectativas a pesar de sus entradas y salidas en el once inicial durante el transcurso de la fase de grupos. “Hemos demostrado que somos un buen equipo, no hemos perdido en la fase de grupos, así que creo que podemos llegar a la final y ganarla. España tiene buenos jugadores, pero podemos derrotarlos también” asegura Semb Berge a las posibilidades nórdicas en la antesala de la gran final.

Semb Berge era uno de los numerosos ausentes en el amistoso preparatorio para este Europeo en el que España pasó por encima del combinado nórdico. Por nombres y actitud, poco queda de aquella inocente selección noruega que sucumbió a finales de marzo en el choque disputado en Toledo. Escudados en su buena inercia de resultados y la solvencia mostrada en el empleo del contragolpe, los de Skullerud confían en dar la campanada y eliminar a los vigentes campeones. “En un buen día podemos ganar a cualquiera” afirma el capitán Strandberg. Tras apartar de la competición a Francia y eliminar a Inglaterra, los noruegos pretenden ampliar su historial de matagigantes y seguir gozando de esa dosis de fortuna que le otorgue la máxima recompensa, una plaza en el Teddy Stadium de Jerusalén el próximo día 18.

NORUEGA, LÍNEA POR LÍNEA

Portería

Uno de los puntos débiles del conjunto. Nyland y Ostbo han alternado la titularidad pero ninguno ha ofrecido plena seguridad a su zaga. El primero se hizo con un hueco en el once inicial durante la vuelta del playoff ante Francia y le conservó en los dos primeros duelos en Israel, prolongando su condición de invicto. Por su parte, el guardameta propiedad del Viking cuenta con más encuentros a sus espaldas pero se había visto relegado a la suplencia hasta el último duelo contra los italianos, en el que tuvo una gran actuación empañado por un error sobre la bocina que costó el empate. Nyland es un guardameta de gran envergadura al que su estructura corporal resta elasticidad y velocidad de reacción. Ostbo un cancerbero menos espigado que denota falta de confianza en el juego aéreo y errores en el blocaje.

Defensa

En Israel han mejorado sus prestaciones, pero el hecho de no lograr dejar su portería a cero demuestra que el conjunto nórdica tiene en su zaga uno de los puntos vulnerables. En el costado diestro se sitúa el ofensivo Elabdellaoui, rápido y de bajo centro de gravedad. Ofrece profundidad por su carril acostumbrado a desempeñar la posición de volante en su club pero sufre para mantener su espalda y demuestra falta de rigor táctico. Para tapar sus vías de agua, Skullerud cuenta con centrales como Semb Berge, que hace gala de su buena colocación y su contundencia al cruce para leer acciones rápidas del rival pese a su corpulencia. Varias lesiones en el pie frenaron su fulgurante progresión dentro del fútbol noruego y solamente otro contratiempo físico producido en el partido ante Inglaterra le alejaría de esta semifinal. En el eje de la zaga también se sitúa Strandberg, autoritario, vehemente en sus entradas, con sangre fría para definir desde los once metros y carencias de velocidad en el giro que le penalizan a la hora de frenar a delanteros que se caracterizan por su dinamismo y buen hacer en el desmarque de ruptura, mismas carencias que muestra su compañero Rogne. Completando la línea defensiva, en el carril izquierdo de la zaga se sitúa Hedenstad, diestro de buen golpeo de balón que ofrece poco profundidad al flanco zurdo de su conjunto.

Medular

Es la sala de máquinas el lugar de mayor nivel del combinado nórdico. Ya sea formando con un 4-3-3 u organizándose en un 4-2-3-1, Skullerud cuenta con varios centrocampistas equilibrados capaces de aportar en las distintas facetas del juego. Además de ser el pilar fundamental de este combinado, son el futuro inmediato del fútbol de su país en competiciones internacionales. La inclusión a última hora de Henriksen fue un refuerzo de lujo. Bien formado en el apartado técnico, aporta recorrido y llegada desde segunda línea para exhibir su buen golpeo con ambas piernas. Voluntarioso para cerrar líneas de pase rivales cuando su equipo no disfruta de la posesión, le cuesta rendir más en encuentros de ritmo elevado. El centrocampista del AZ fue baja durante el encuentro inaugural y su lugar lo ocupó Eikrem, un mediocentro con mucho criterio en la distribución de juego. Silencioso y cerebral, no se prodiga en artificios ni abusa de la conducción para dar fluidez a la circulación ofensiva. En Israel aún no ha compartido titularidad y la semifinal parece ser la ocasión designada para ello. Para completar la terna se abre un abanico de opciones que va desde el criterio en el pase que ofrece el zurdo Johansen a la verticalidad de Konradsen, sin desdeñar una opción más conservadora con la presencia de Nordtveit. El pivote defensivo del Mönchenglabach, también adaptable al eje de la zaga, ha madurado desde su estancia en la academia gunner hasta convertirse en un futbolista muy disciplinado tácticamente capaz de barrer el juego ofensivo rival en la zona ancha. Casi sin opciones parten el mediocentro de origen africano Ibrahim, poseedor de buen físico pero con escasa experiencia en el primer nivel competitivo y Harmet Singh, un llegador que rescató un punto in extremis en el encuentro inaugural con su gol redentor tras una temporada de ostracismo en las filas del Feyenoord.

Ataque

En la parcela ofensiva, el buen funcionamiento global a lo largo de los tres encuentros disputados amenaza con apartar del once inicial a futbolistas de la talla de Berisha. El costado diestro ha sido ocupado en los últimos encuentros por el escurridizo De Lanlay, pero sus amenazantes disparos desde media distancia puede que tengan que esperar su oportunidad hasta el segundo acto en beneficio de Joshua King, uno de los internacionales absolutos que debutaron en el último encuentro de la fase de grupos. El atacante del Blackburn Rovers mezcla descaro con potencia en carrera y solamente su irregularidad le ha impedido tener más oportunidades en el primer equipo del Manchester United o triunfar durante su estancia en la Bundesliga. En el costado izquierdo se disputan la plaza Berget y Havard Nielsen, con ligera ventaja para el jugador del Molde. Ambos comparten características físico-técnicas y varias similitudes en su forma de moverse sobre el rectángulo de juego. Partiendo desde el costado opuesto a su perfil natural, se apoyan en su destreza en el regate corto para trazar una diagonal poco impregnada de velocidad pero igualmente dañina por su precisión. Con Kastrati como recurso de urgencia para simplificar los ataques escudándose en su buen juego de espaldas, la punta de lanza será el rol reservado para Pedersen. El delantero quiere dejar atrás los problemas disciplinarios que salpicaron su estancia en Arhem y demostrar en este torneo que atesora condiciones para triunfar en un campeonato de mayor enjundia que el noruego. Inteligente en los movimientos, no es un dechado técnico pero demuestra eficacia en la finalización y buenos conceptos lejos del área de castigo para generar huecos a los centrocampistas que llegan desde segunda línea. Si continúa con el nivel de acierto demostrado en los primeros encuentros para desahogar el juego de su combinado, Noruega incrementará sus opciones para lograr la hazaña.

Posible 11: Nyland; Elabdelloui, Semb Berge, Strandberg, Hedenstad; Henriksen, Eikrem, Johansen; King, Pedersen, Berget


Deja un Comentario