Neymar y Oscar impiden la sorpresa bielorrusa




El crack del Santos rescató a su equipo con dos genialidades

Los brasileños lograron la clasificación para los cuartos de final

Brasil resolvió en el segundo tiempo un choque que se le había complicado más de lo previsto durante la primera mitad. Lo hizo gracias a la fabulosa sociedad formada por Oscar y Neymar, que asumieron la responsabilidad de cargar con todo el peso ofensivo y derribar el orden mostrado por los bielorrusos durante la primera hora de encuentro. Los pupilos de Kondratyev sorprendieron en los primeros compases y castigaron la pasividad de los brasileños, especialmente espesos a la hora de conferir velocidad a la circulación de balón. Fue el mediapunta de origen brasileño Renan Bressan el que encendió las alarmas al batir a Neto. Kozlov colgó un balón al área y el centrocampista del Bate Borisov cabeceó libre de marca, alojando el balón al fondo de la red.

Poco iba a durar la ventaja al combinado de Europa del Este, ya que, tras un aviso de Hulk con un testarazo que no encontró la portería de Gutor, Pato iba a poner las tablas en el marcador. Neymar agarró el balón en el vértice izquierdo del área, realizó un amago de caracolear a su par y se sacó un preciso envío para que Pato le ganase la partida a Kuzmenok e inaugurase su casillero goleador en el torneo con su cabezazo en boca de gol. No obstante, ni siquiera el empate logró esconder varias carencias mostradas por la verdeamarela. Bielorrusia no modificó su planteamiento a pesar del tanto encajado y continuó esperando en campo propio, esperanzados de aprovechar algún error de los inseguros zagueros sudamericanos.

Los brasileños no consiguieron encontrar los huecos en el entramado defensivo bielorruso durante los primeros cuarenta y cinco minutos y sus posesiones carecían de trascendencia a la hora de generar peligro. Una falta de trascendencia que estuvo propiciada por la ausencia de pases profundos y el exceso de conducción de los futbolistas que se movían por detrás de Pato. Hulk se estrelló en varias ocasiones contra la poblada zaga Bielorrusia y solamente el criterio de Oscar en la lectura de juego hacía sufrir a los ordenados defensores bielorrusos. En la segunda mitad se hizo visible el cambio de actitud en la canarinha. Marcelo y Rafael se asomaron al ataque con mayor frecuencia y crearon numerosas superioridades numéricas en los costados. Con el paso de los minutos Oscar continuó ejerciendo como timonel del ataque de su equipo.

Renan estuvo a punto de hacer su doblete con un centro envenenado que Neto desvió a saque de esquina con serios apuros. Brasil parecía atascarse, por lo que Menezes movió ficha y retiró del terreno de juego a Sandro para dar entrada a Ganso y retrasar a Oscar para que asumiese aún más responsabilidades en la creación de juego ofensivo. Sin tiempo para comprobar la eficacia de la maniobra del técnico sudamericano, el curso del encuentro dio un giro. Neymar se fue al suelo al borde del área y el árbitro decretó un libre directo que el propio atacante del Santos se encargó de ejecutar con maestría, adelantando a los suyos con un disparo que se coló por la escuadra defendida por Gutor.

El tanto fue un mazazo psicológico para un combinado bielorruso con evidentes problemas a la hora de generar peligro. El desgaste físico realizado por los europeos les impidió reaccionar y los últimos veinte minutos fueron un quiero y no puedo por parte de los de Kondratyev, que se dedicaron a perseguir sombras brasileñas sin poder acercarse al empate. Ya en tiempo de prolongación, Neymar que adquirió confianza tras su golazo de falta encaró a los zagueros y asistió con el tacón para la llegada de Oscar, que definió con sangre fría para batir a Gutor y establecer el definitivo 3-1. Con su victoria, Brasil se convierte en el primer conjunto clasificado para cuartos de final, aún dando varias muestras de fragilidad defensiva y evidenciando problemas para imponer un ritmo alto a los encuentros. Aún así, sus individualidades han sido suficientes para que esas carencias no se reflejen en el marcador final.

Brasil: Neto; Rafael da Silva, Thiago Silva, Juan, Marcelo; Sandro (Ganso), Rômulo; Hulk (Danilo), Oscar, Neymar; Pato (Lucas)

Bielorrusia: Gutor; Kozlov(Gavrilovich), Politevich, Kuzmenok, Gordeichuk; Polyatov, Dragun, Baga, Aleksievich(Voronkov); Renan Bressan; Kornilenko (Zubovich)

Goles: 0-1 Renan (min.8), 1-1 Pato (min.15), 2-1 Neymar (min.65), 3-1 Oscar (min.93)


Deja un Comentario