Morata, tus goles nos señalan el camino




Apareció, otra vez, el madridista Morata para dar la victoria a la selección cuando de nuevo se temía el empate en el marcador. Alemania presentó un muro defensivo infranqueable que se tardó 85 minutos en ser derrumbado.

Y llegó el domingo. Para muchos, día de descanso y relax en compañía de sus seres queridos. Para otros, un sinfín de horas y horas pegadas a una pantalla de televisión disfrutando del mejor deporte. Tras deleitarnos con el mejor baloncesto, derbi incluido (no exento de polémica), ver a Rafael Nadal conquistar Francia por octava vez y vibrar con la remontada de Fernando Alonso, ahora le toca el turno a “La rojita”. Su primer partido lo había solventado con victoria, muy trabajada, ante unos rusos ya apeados de la competición. Enfrente la poderosa Alemania, que más miedo por el nombre que por su fútbol, necesitaba la victoria tras su traspié en la primera jornada a costa de una Holanda que comienza a asustar (si ya no lo hizo antes).

Lopetegui decidió sentar a Muniaín en el banco de suplentes y dar la oportunidad a Koke. El partido comenzó con dos ocasiones del propio Koke desde fuera del área, pero sin problemas para Leno, portero alemán. España seguía a lo suyo, imitar a su hermano mayor, con larguísimas posesiones, pero muy falto de profundidad y de peligro. La posesión se la repartían los centrales españoles y un Isco que hoy se había levantado con ganas de hacer diabluras. Alemania bien plantada en el campo, daba la iniciativa del juego y basaba su ataque en contragolpes comandados por Holtby, jugador más peligroso de su equipo.

Desde los primeros instantes, tanto Thiago como Isco se convertirían en protagonistas. Un Isco al que los mediocentros y defensores alemanes no eran quienes de pararle y Thiago, con su latente calidad, rompía líneas de pase y servía balones a Rodrigo, hoy no muy acertado. El primer susto para Alemania  seria a cargo del propio Thiago, tras aprovechar un fallo defensivo, intentó colocar el esférico lejos del alcance del guardameta, pero su disparo con toda la intención del mundo pegaría en el poste izquierdo de Leno. Primer aviso serio de una España que estaba dominando el partido a su antojo.

Alemania mostraba un ápice de repuesta en un duro disparo de Clemens que salió besando el poste de la portería de De Gea, mero espectador en el partido de hoy.  España seguiría fiel a su fútbol de toque, aunque excesivo en algunas partes del encuentro. Solo Tello era quién de romper esa dinámica de toque y la defensa alemana con rápidas cabalgadas por el carril diestro, pero sin encontrar rematador a sus centros. Se llegaría al descanso con 0-0 en el marcador y con una Alemania que, ladrillo a ladrillo, iba construyendo su muro infranqueable para dejar su portería a cero.

Moarata-con-La-Rojita

Morata lleva dos goles en dos partidos y se consagra como salvador de la rojita

En la segunda parte comenzó el recital de Isco. Caños, regates, arrancadas imposibles de parar hacia meta…pero la defensa alemana seguía siendo férrea. Alberto Moreno, jugador revelación del Sevilla, buscaba las incorporaciones por el lateral zurdo con mucha frescura, aprovechando la poca propagación de los teutones en ataque. A los cinco minutos dispone de una ocasión pero su disparo potente se marcharía al tercer anfiteatro.  Tello no se cansaba de galopar por banda, pero sus centros eran repelidos por el muro alemán. Esto empezaba a recordar el anterior partido contra Rusia, donde se sufrió para arañar los tres puntos.

A falta de media hora para la conclusión del encuentro, Lopetegui decide dar otro voto de confianza a Morata, salvador de la selección en esta competición, y sentar a un Rodrigo que no está ni de cerca en su mejor estado de forma. Y Morata no defraudó. Jugada personal por banda, gana por velocidad a un defensor alemán y  aprovecha el hueco del primer palo dejado por Leno para batir al guardameta teutón. A falta de cinco minutos la muralla germana se venía abajo. No hubo reacción, tan solo un gol más anulado a Morata en una posición muy dudosa. Alemania queda eliminada tras no estar a la altura en el campeonato. España se jugará el primer puesto del grupo contra la selección Orange el próximo miércoles, con la duda de quién merece ser el nueve en este equipo.


Deja un Comentario