Lukovic premia la solidez serbia




Un grave error de Conte decantó un encuentro con pocas alegrías ofensivas

Mitrovic, asistente del único gol serbio y referente en ataque

Mitrovic, asistente del único gol serbio y referente en ataque

A Francia le encontró fluidez para derribar el poblado muro balcánico

Un solitario gol de Lukovic originado por un grave error del zaguero francés Conte sirvió para coronar a Serbia como nueva campeona europea en categoría sub-19. El tanto decidió el ganador de una final espesa, en la que la timidez imberbe eclipsó al irreverente descaro juvenil plasmando los vicios del conservadurismo bastante arraigado en el fútbol de élite. Se enfrentaban dos equipos más cómodos al contragolpe, así que el interrogante sobre quién asumiría el control del esférico en ataque posicional aparecía en todas las previas. Por la magnitud del encuentro ambos mostraron sus dudas a la hora de tomar la iniciativa. Unas dudas que se tradujeron en poca velocidad en el inicio de la jugada y escasa fluidez en campo contrario

El choque fue un ejercicio de vigilancia mutua, de excesivo respeto que desembocó en un alarmante alejamiento del esférico de ambas áreas. Excesivamente pausados, el encorsetamiento táctico fue el mandamiento inquebrantable en el duelo. Durante la primera mitad, Serbia aglutinaba un mayor porcentaje de posesión pero era estéril y todas sus acciones se veían abocadas al fracaso con un pase largo frontal muy sencillo de defender para los zagueros franceses. En el otro bando, Francia tampoco encontraba fluidez y sólo generaba peligro a través de acciones individuales como el disparo lejano de Anthony Martial que se fue por encima de la portería defendida por Rajkovic. Timoratos por no conceder espacios en los costados, los laterales no se incorporaron al ataque y solamente se decidieron a dar profundidad a sus conjuntos en la antesala del descanso, justo cuando las pizarras se revolucionaron y las zagas empezaron a resentirse

Ni siquiera el descanso alteró el guión,  con un imperante tedio provocado por la especulación en el resultado. En una guerra en la que ambos no querían abandonar sus trincheras, un error desequilibró la balanza a favor del  ejército balcánico. En una grave imprecisión a la hora de mediar el salto de Conte, el cuero le cayó a Mitrovic dentro del área. El corpulento ariete apuró la línea de fondo, recortó a Ikoko y cedió para la llegada de Lukovic, que empujó el cuero al fondo de la red para aventajar a los serbios. Espoleada al verse por detrás en el marcador, Francia metió velocidad a sus transiciones ofensivas y a Serbia les surgieron las dudas a la hora de iniciar las jugadas. Jean recuperó en campo contrario y conectó con Benzia para que el punta del Olympique Lyonnais situase a Hunou mano a mano a con el meta serbio, pero el centrocampista del Rennes, incorporándose desde segunda línea en su acción más característica, no pudo batir a un bien posicionado Rajkovic

Los de Drulovic acumularon pérdidas peligrosas y Benzia probó la fiabilidad del guardameta con disparos desde media distancia. Atemorizada por la amenaza gala, Serbia dio un paso atrás y comenzó a defender con todos sus efectivos en su mitad de campo para así atascar las discontinuas oleadas ofensivas de su rival. Serbia se dedicó a achicar agua y no sufrió porque el caudal ofensivo galo, con su timonel Rabiot más intermitente que en otras ocasiones, no fue desbordante. En el descuento, Francia tuvo la última pero el libre directo ejecutado por Benzia se fue por encima de la portería de Rajkovic. Los jóvenes balcánicos resoplaron aliviados, segundos antes de que el colegiado decretase el final de un encuentro que coronó a Serbia como heredero del trono español en categoría sub-19. Fue el epílogo de un campeonato poco brillante en cuanto a fluidez en el juego y propuestas ofensivas pero siempre caracterizado por la competitividad

Francia: Beunardeu; Ikoko, Conte, Laporte, Moreira, Hunou (Gbamin), Azouni; Martial (Rodrigues), Rabiot, Jean (Nangis); Benzia

Serbia: Rajkovic; Golubovic, Veljkovic, Filipovic, Antic; Maksimovic, Milinkovic-Savic; Djurdjevic (Ozegovic), Pavlovski, Lukovic (Meleg); Mitrovic

Goles: 0-1 Lukovic (min.57)


Deja un Comentario