Jordy Clasie, el faro holandés




Del 5 al 18 de junio se disputa en Israel una nueva edición del Europeo sub-21, escaparate óptimo para los jóvenes talentos del continente y antesala de una Copa Confederaciones que ha ‘secuestrado’ a alguna de las jóvenes estrellas de países presentes en la cita como Italia. A modo de presentación, desde esta página iremos presentando a los jugadores más destacados de las selecciones presentes en territorio hebreo durante el próximo mes. En una lista de convocados repleta de jugadores que ya han debutado con la selección absoluta a las órdenes de Louis Van Gaal, con el talento como seña de identidad en la medular, sobresale la madurez del pequeño Jordy Clasie.

Así juega:

Clasie es un mediocentro moderno, de esos que realizan muchas labores y casi todas las completan con éxito. Una simbiosis entre táctica y técnica, capaz de mostrar jerarquía con el balón y sin él. Disciplinado en el apartado posicional, es inteligente y trata de anticiparse a las acciones del rival, provocando sus errores en la entrega. Sus carencias en el apartado físico son tan evidentes como subsanables. La estructura corporal que posee no es la más oportuna para las batallas aéreas en la medular, pero intenta evitar esa desventaja situándose en el lugar más propicio para evitar segundas jugadas. Más que correcto en la basculación, se desplaza bien de forma lateral aunque se precipita en algunas ocasiones frente a rivales que le imprimen mucho dinamismo a la circulación de balón.

Un centrocampista con personalidad al que no le asusta tomar responsabilidades. Distribuye con coherencia, no abusa

Clasie es el uno de los centrocampistas más destacados de la Eredivise

Clasie es el uno de los centrocampistas más destacados de la Eredivise

de la conducción e imprime fluidez a la circulación de balón de su equipo. Excelente en los controles, su buen posicionamiento en la recepción le permite sacar ventaja de su primer toque. Un provecho que incrementa gracias a su agilidad mental, ya que suele pensar qué hacer con el cuero un segundo antes de entrar en contacto con él. Preciso en los desplazamientos largos, sus magníficos cambios de orientación permiten descongestionar la medular cuando el rival aprieta la salida de balón. Diestro con correcto manejo de su pierna izquierda, ejecuta con gran precisión saques de esquina y faltas laterales. Casi siempre con la cabeza levantada, su precisión en el envío le convierte en un buen lanzador de contragolpes.

Trayectoria:

Nacido en la ciudad holandesa de Haarlem el 27 de junio de 1991, Jordy Clasie inició su andadura en el mundo futbolístico de la mano del modesto Koninklijke Haarlemsche Football Club de su urbe natal. A pesar de su físico menudo no tardó en destacar por encima de sus compañeros de equipo y los ojeadores del Feyenoord, siempre perspicaces a la hora de reclutar jóvenes talentos del país, no dudaron en incorporarle a su cantera. Su incorporación fue todo un acierto por el cuadro de Rotterdam y pronto se dieron cuenta de que tenía muchas probabilidades de llegar a triunfar algún día en el primer equipo.

“Siempre fue consistente, trabajando duro para llegar al máximo nivel. Su estatura provocó que desarrollase su inteligencia para enfrentarse a jugadores más grandes” declara Stanley Brard, jefe de ojeadores del Feyenoord para explicar la clave de su éxito y el proceso que tuvo que vivir para llegar a la élite del fútbol holandés. Tras capitanear a la selección holandesa sub-19 en el Europeo de la categoría disputado en Francia, decidió marcharse cedido al Excelsior para asegurarse una continuidad que no le podían garantizar en De Kuip. Adquirió madurez durante una campaña luchando por eludir el descenso y regresó a la escuadra que le formó como futbolista para tomar las riendas de la medular en un equipo que se erigió como la sensación de la pasada Eredivisie, luchando por el título hasta las últimas jornadas.

En la temporada que acaba de finalizar confirmó todo el potencial insinuado durante el curso futbolístico 2011/2012 y se ganó la confianza de Van Gaal, que no dudó en reclutarle para contribuir al rejuvenecimiento del combinado nacional. Tras dos años rayando a un nivel excelente, en Israel se reencontrará con muchos de los internacionales de nuevo cuño que comienzan a mostrar su talento en el combinado nacional oranje en categoría absoluta. Cor Pot, que abandonará el cargo de seleccionador sub-21 al finalizar este Europeo, espera que este menudo mediocentro sea el faro de sus compañeros dentro del rectángulo de juego. Forjado futbolísticamente en una de las ciudades portuarias más importantes del viejo continente, carácter y condiciones no le faltan para desempeñar ese rol.


Deja un Comentario