Japón da la campanada en una jornada marcada por la igualdad




 

La jornada inaugural estuvo marcada por la gran igualdad entre todos los participantes y la sorprendente victoria de Japón. El combinado anfitrión pagó cara su falta de ambición y no pudo pasar del empate ante Senegal. Tampoco pudo superar a su rival un aspirante a medalla como México, que empató en un encuentro sin goles frente a un combinado que puede dar más de una sorpresa como Corea del Sur. Brasil superó a Egipto demostrando su autoridad en la primera mitad y dejando algunas dudas en defensa tras la reanudación. Por su parte, Uruguay derrotó con notable sufrimiento a Emiratos Árabes Unidos que ofreció un nivel de juego altísimo en el comienzo del choque bajo la excelente dirección de Omar Abdulrahman.

 

Marruecos 2-2 Honduras

Tablas en un encuentro inaugural que fue de menos a más. Tanto africanos como centroamericanos entraron temerosos al terreno de juego y se midieron con excesivos respetos durante la primera mitad. El conjunto marroquí esperó agazapado alguna contra o jugada aislada que encontró en una fenomenal llegada de Barrada desde segunda línea que el mediapunta del Getafe culminó con un ajustado disparo. Tras la reanudación, los catrachos reaccionaron y Bengtson desvió al fondo de la red un disparo de Figueroa. El propio Bengtson se encargó de voltear el marcador desde los once metros tras un penalti cometido por Bergdich, que sería expulsado por una agresión a Mario Martínez minutos más tarde. Pese a la inferioridad numérica Marruecos no claudicó y encontró la recompensa del empate cuando Labyad, el más activo de los ‘leones del Atlas’, batió a Mendoza con un disparo afortunado.

España 0-1 Japón

Japón protagonizó la gran sorpresa de la primera jornada tras vencer a una clara favorita a la medalla como España. Los de Luis Milla nunca pudieron imponer su estilo de juego y fueron una caricatura de si mismos que nunca pudo encontrar los huecos en la ordenada zaga nipona. Otsu adelantó a los suyos a la salida de un córner tras un fallo de marcaje de Martín Montoya. La remontada terminó de complicarse con la polémica de expulsión de Íñigo Martínez tras un forcejeo de Nagai cuando era el último hombre. Los españoles lo intentaron sin suerte y el empate nunca estuvo cerca, al contrario que el segundo gol nipón. Los pupilos de Sekizuka aprovecharon los espacios y la inseguridad defensiva española para crear ocasiones de peligro con asiduidad. Solamente su falta de puntería evitó una derrota más abultada.

México 0-0 Corea del Sur

Empate sin goles en un duelo en el que los asiáticos sorprendieron a los aztecas con su estilo de juego vertical. Los pupilos de Tena nunca pudieron hacerse con la iniciativa del partido y sufrieron ante el vértigo de los atacantes coreanos. Marco Fabián, líder del ataque azteca ante la suplencia de Giovani Dos Santos, tuvo el primero en sus botas pero se equivocó en la definición. En la segunda mitad el duelo se igualó y el delantero del América Raúl Jiménez a punto estuvo de desequilibrar el choque pero su disparo desde fuera del área se fue lamiendo la cepa del poste. Al final, tablas en un grupo totalmente igualado.

Gabón 1-1 Suiza

Duro revés para el subcampeón de Europa en categoría sub-21 que no pudo obtener los tres puntos ante el rival más débil del grupo sobre el papel. Los suizos entraron concentrados al terreno de juego y se adelantaron a los cuatro minutos a través de una pena máxima transformada por el ariete del Dinamo de Kiev Mehmedi. Con el marcador en contra Gabón reaccionó y comenzó a imponer su ritmo para poner cerco a la portería de Benaglio. Tras varias ocasiones marradas fue Aubameyang, líder indiscutible del combinado africano, quien superó al guardameta del Wolfsburgo. La expulsión del mediocentro del Zurich Oliver Buff terminó de espolear a los africanos que asediaron la meta helvética. Los pupilos de Tami supieron afrontar el dominio gabonés y salvar el punto.

Emiratos Árabes Unidos 1-2 Uruguay

Resonando aún la sorprendente derrota española, Uruguay venció con bastantes apuros a Emiratos Árabes Unidos. Los charrúas fueron dominados por completo en la primera mitad y tuvieron la fortuna de cara al irse a los vestuarios con empate a uno en el marcador. Omar Abdulrahman ofreció un recital absoluto de controles y pases inverosímiles para hacerse con el control por completo de la medular asociándose con facilidad con su compañero Amer. Un fantástico envío en profundidad del talentoso mediocentro zurdo fue aprovechado por Matar para regatear a Campaña y poner en ventaja a los suyos. El combinado asiático continuó dominando pero no pudo transformar su buen juego en goles y fue Ramírez el que encontró la recompensa del gol en un libre directo ejecutado de forma magistral al filo del descanso. La entrada de Lodeiro en la segunda mitad lo cambió todo. El nuevo jugador del Botafogo permitió a los de Tabárez hacerse con el control del encuentro e incluso fue él quien anotó el definitivo 2-1.

Gran Bretaña 1-1 Senegal

Senegal amargó el regreso de la selección británica de fútbol a la competición olímpica. El combinado anfitrión quiso brindarle a su afición un buen espectáculo pero nunca fue capaz de asumir las riendas del encuentro con solvencia. Pese al efímero arreón inicial, el encuentro se fue igualando hasta que las jugadas de estrategia comenzaron a cobrar importancia. En una falta lateral Giggs envío el balón al segundo palo y, tras una dejada con la cabeza de Micah Richards, Bellamy inauguró el marcador con un remate cruzado. Tras ello el conformismo se apoderó de los pupilos de Pearce que se vieron sorprendidos ante el empuje senegalés. Butland evitó el empate con varias intervenciones de mérito pero poco pudo hacer ante el disparo sutil de Konaté que igualó la contienda. Sin mucho tiempo para la reacción, Sordell tuvo la victoria en sus botas pero su disparo en el corazón del área se estrelló en el larguero.

Bielorrusia 1-0 Nueva Zelanda

Bielorrusia venció por la mínima a una voluntariosa Nueva Zelanda. El combinado de Oceanía no se amilanó y salió sin temor a la derrota desde los compases iniciales pero un gol de Baga en los postrimerías del primer tiempo decantó el choque del lado europeo. El centrocampista del Bate Borisov se aprovechó de las dudas del guardameta O’Keeffe en un saque de esquina y superó con un testarazo su media salida. Los neozelandeses trataron de reaccionar liderados por el incisivo Barbarouses pero el espigado Chris Wood no tuvo su mejor día de cara a puerta. Kornilenko desperdició en varias ocasiones la oportunidad de ampliar distancias, sin embargo el marcador ya no se movería más.

Brasil 3-2 Egipto

Los brasileños empezaron con buen pie su andadura hacia el oro olímpico con una victoria cimentada en un autoritario desempeño durante los primeros treinta minutos de encuentro. Rafael da Silva abrió el marcador con una buena maniobra tras recibir un pase de Oscar dentro del área. El flamante fichaje del Chelsea también fue el asistente en el segundo gol de la canarinha. El mediapunta se aprovechó de una falta de entendimiento entre Ramadan y su guardameta para asistir a Leandro Damiao y éste alojó el balón en el fondo de la meta egipcia. Neymar amplió distancias con un testarazo a bocajarro aprovechando un servicio de Hulk en una jugada que el atacante del Santos se encargó de iniciar. Con esa amplia ventaja en el marcador, Brasil se relajó y Egipto tiró de orgullo para darle emoción al partido. Aboutrika hizo el 3-1 en una embarullada jugada a balón parado y Salah recortó distancias con un buen remate desde fuera del área con su pierna izquierda. La remontada de los ‘faraones’ no pudo culminarse y los de Menezes sumaron sus primeros tres puntos.


Deja un Comentario