Huracán Deulofeu




Deulofeu reivindicó su hueco en el once inicial con una sobresaliente actuación

Deulofeu reivindicó su hueco en el once inicial con una sobresaliente actuación

El extremo catalán comandó la espectacular goleada española

Bosnia se adelantó en el marcador pero sucumbió ante la abrumadora superioridad española

De la mano de un estelar Deulofeu, la España más brillante arrolló a Bosnia en un espectacular ejercicio de acierto goleador, criterio asociativo y desequilibrio individual. El conjunto balcánico sorprendió inaugurando el marcador y afiló las garras de un depredador ibérico que zarandeó a su presa desde el primer instante de la cacería. Alentado por su ajustada derrota el mes pasado en tierras murcianas, el combinado local decidió tutear a su adversario sin vislumbrar su descomunal potencial. La atrevida declaración de intenciones fracasó y aquello que pretendía convertir en un intercambio de golpes desembocó en un recital español de difícil parangón, focalizado en la colosal actuación de un descarado Deulofeu ávido de oportunidades para exponer su desmesurado talento.

Agresivos en la presión tras pérdida, los jóvenes españoles monopolizaron la posesión del cuero como acostumbran pero añadieron a su manejo del encuentro una velocidad y profundidad que no habían mostrado en los cuatro partidos anteriores. Precisión y atrevimiento para dinamizar una circulación colectiva por momentos incontenible, aderezada con el desparpajo de los integrantes de ambos costados. El combinado español completó un extraordinario recital coral, repleto de acciones asociativas de gran mérito, que encontró en las bandas la vía de penetración para destrozar un entramado defensivo que no pudo conservar la sorprendente ventaja inicial bosnia. La elegancia de Óliver Torres se fusionó con la verticalidad de Deulofeu y la miscelánea fue un dominio abrumador que, aunque tardó en mostrarse en el marcador, terminó floreciendo para sellar un triunfo irrebatible.

Antes de que comenzase el vendaval español, Bosnia sacó petróleo del alocado primer cuarto de hora de enfrentamiento demostrando su buen hacer al contragolpe. Saúl, que hoy regresaba a la línea medular tras varios duelos en el eje de la zaga, perdió la posesión del cuero y Bosnia no desaprovechó la ocasión con una vertiginosa transición que Prcic transformó en gol con un disparo desde la frontal del área que se envenenó y terminó haciendo estéril la estirada de Pacheco. El inesperado golpe no desvió ni un ápice la hoja de ruta marcada por Lopetegui. Sus pupilos continuaron moviendo el cuero con precisión y fluidez a la espera de que el marcador reflejase su insultante superioridad. El empate era cuestión de tiempo y llegó con un centro de Deulofeu que Barisic introdujo en su propia portería intentando evitar el remate de Morata. Óliver Torres deshizo las tablas enviando con la puntera el cuero al fondo de la red tras recoger un servicio de Sergi Roberto y al filo del descanso Morata batió a Jajalo desde los once metros después de que los zagueros bosnios frenasen de forma antirreglamentaria una diablura de un descarado Deulofeu dentro del área.

El extremo catalán decidió el choque en dos fogonazos de talento individual pero, insatisfecho por sus escasos minutos en las islas británicas, quiso prolongar su excelsa actuación y continuar divirtiéndose torturando a los defensores. Completaba con éxito sus regates una y otra vez y de sus botas nacía todo el caudal de peligro que agujeraba sin descanso la desbordada retaguardia local. En su coto privado establecido en el costado diestro se originaron las jugadas para que Óliver Torres y Muniain engrosaran el marcador y después de que el poste se lo negase, el desafío individual desde los once metros se antojaba una oportunidad única para que el gerundense redondease su insultante superioridad con un gol. Kovacevic arrolló a Morata y el ariete madridista le cedió el cuero para que batiese al guardameta bosnio y colocase el definitivo 1-6. Broche de oro para una exhibición reivindicativa la noche que España abrillantó su cetro continental.

Bosnia: Jajalo; Barisic, Hajrovic, Kovacevic, Bevab (Letic); Grahovac, Cajic; Zakaric (Duljevic), Prcic, Krunic; Mesanovic

España: Pacheco; Carvajal, Amat, Sergi Gómez, Bernat; Saúl (Darder), Sergi Roberto, Óliver; Deulofeu, Morata (Rubén García), Muniain (Jairo)

Goles: 1-0 Prcic (min.15), 1-1 Barisic (og) (min.33), 1-2 Óliver (min.44), 1-3 Morata (p) (min.45+4), 1-4 Muniain (min.61), 1-5 Óliver (min.65), 1-6 Deulofeu (p) (min.69)


Deja un Comentario