Honduras: Sin nada que perder




“Si estamos pensando que no pasaremos de la primera fase será así, nosotros tenemos un criterio diferente y sabemos que no es fácil, sin embargo consideramos que podemos lograr una medalla y lucharemos por eso” afirmó Orlín Peralta en alusión al pesimismo de la prensa hondureña sobre las expectativas de su selección olímpica antes del debut. Las declaraciones, aunque no exentas de cierto componente utópico, sirven para comprobar la esperanza con la que afrontan los jugadores hondureños la competición disputada en tierras británicas. Tras dejar en la cuneta a Estados Unidos durante el proceso clasificatorio desplegando un estilo de juego con un elevado protagonismo del componente físico, con refuerzos como el de Roger Espinoza han tratado de modificar su forma de afrontar los partidos.

Luis Suárez, seleccionador de los catrachos, pretende inculcar a los suyos un gusto por la posesión que sus pupilos no terminan de asimilar. En el encuentro inaugural, el combinado centroamericano logró arrebatarle el dominio del cuero a Marruecos pero lo hizo sin otorgarle fluidez a la circulación de balón, cayendo en una dinámica de juego plano y previsible que no sorprendió al combinado africano. En la segunda mitad, los hondureños imprimieron un ritmo más alto al encuentro y fue cuando produjeron un mayor número de ocasiones de gol. Pese a que el gol del marroquí Labyad puso las tablas en el marcador, los pupilos de Suárez salieron satisfechos con el punto cosechado y con la percepción extremadamente optimista de que pueden plantar cara a cualquier selección a la que se enfrenten. Vulnerables en defensa y con poca profundidad en muchas fases del encuentro, se han quitado el cartel de cenicienta pero aún están lejos del objetivo de alcanzar los cuartos de final.

ASÍ SON LOS PUPILOS DE SUÁREZ

 

José Mendoza (Platense) 21/7/1989

La prensa del país especuló con la posibilidad de reforzar al equipo con Noel Valladares, portero de la selección absoluta, pero Suárez desechó la opción y optó por confiar en este joven guardameta que salvó a los suyos durante momentos cruciales del Preolímpico CONCACAF. Portero elástico de gran agilidad que llega a palos con facilidad. Confiado en sus posibilidades, demuestra valentía pero le falta formación en el blocaje y las disputas aéreas.

Wilmer Crisanto (Victoria La Ceiba) 24/6/1989

La expulsión por doble amonestación en la final del Preolímpico le impidió estar disponible en el partido inaugural frente a Marruecos. Lateral derecho que irrumpe con frecuencia en posiciones ofensivas escudado en sus excelentes condiciones físicas. Potente en carrera, llega con fuerza al ataque aunque carece de nivel técnico para sacar mayores réditos a sus arrancadas. Impulsivo, su funcionamiento defensivo a nivel colectivo es bastante precario.

José Velásquez (Victoria La Ceiba) 8/12/1989

Reúne casi todas las condiciones del perfil clásico del central centroamericano. Zaguero de gran presencia física pero con evidentes lagunas en el apartado técnico y la disciplina táctica. Aguerrido en el marcaje individual y expeditivo al cruce, se emplea con una contundencia desmedida de manera frecuente. Siempre busca llevar el duelo individual con el delantero al cuerpo a cuerpo y sufre ante delantero dinámicos que le sacan de su habitual radio de acción.

Johnny Leverón (Motagua) 7/2/1990

Capitán y líder de la zaga catracha durante el proceso clasificatorio, representa un buen complemento para las características de Velásquez. Central zurdo capaz de ofrecer una aseada salida de balón. Lee bien el juego y se desplaza diagonalmente con inteligencia para interponerse en las triangulaciones rivales pero eso no termina de ocultar sus notables carencias de velocidad que le penalizan en numerosos lances del encuentro.

Maynor Figueroa (Wigan Athletic) 2/5/1983

Lleva varias temporadas rindiendo a buen nivel en el DW Stadium y es indiscutible en la selección absoluta hondureña. Ha ocupado con éxito el centro de la zaga pero Suárez le ha devuelto al carril izquierdo. Potente en la zancada, no es excesivamente rápido pero sabe medir bien las distancias para no sufrir en carrera. Excelente en el golpeo de balón, crea peligro con sus envíos al área pero no se asoma con excesiva frecuencia a campo contrario.

Orlin Peralta (Vida) 29/3/1989

Disfrutó de la titularidad a lo largo del Preolímpico pero la convocatoria de Figueroa para los Juegos le ha relegado a la suplencia. Un comodín, capaz de desenvolverse en el flanco izquierdo de la zaga o en posiciones más adelantadas como método preventivo para tapar la profundidad por el costado del conjunto rival. Aporta intensidad y profundidad pero carece de ese punto de pausa necesario para que sus asistencias encuentren rematador.

Alfredo Mejía (Motagua) 3/4/1990

Uno de los encargados de mantener la cohesión entre las líneas hondureñas. Mediocentro de carácter batallador con numerosos problemas a la hora de dar fluidez y velocidad a la circulación de balón de su equipo. Excesivamente horizontal, sus envíos no confieren profundidad al juego ofensivo y necesita un acompañante con buenos fundamentos técnicos para que el cuero llegue sin dificultades a la zona de tres cuartos. Su despliegue físico está lejos de ser el más espectacular pero aporta rigor táctico y no suele perder la posición.

Arnold Peralta (Vida) 29/3/1989

Otro de los pivotes defensivos en la nómina de jugadores reclutados por Luis Suárez para esta competición. Durante el Preolímpico fue clave por su buena lectura del ataque adversario, arropando a los centrales e iniciando con criterio las jugadas, pero en el encuentro frente a Marruecos fue desplazado al carril diestro de la zaga para suplir la ausencia por sanción de Crisanto. Aguerrido y sacrificado en la presión, no acostumbra a pisar campo contrario.

Roger Espinoza (Kansas City Wizards) 25/10/1986

Uno de los refuerzos de cara a Londres que por sus características ha cambiado la forma de iniciar los ataques del combinado catracho. Zurdo de buen manejo de balón, sus compañeros le buscan por su criterio en la distribución pero su falta de celeridad en la ejecución de movimientos le juega malas pasadas en forma de peligrosas pérdidas de balón. Discontinuo en su rendimiento, su falta de intensidad le hace sufrir en encuentros de ritmo alto.

Alexander López (Olimpia Tegucigalpa) 5/6/1992

El seleccionador le ha mantenido en el once inicial situándole en distintas zonas de la medular pero la versatilidad, que en muchos jugadores constituye una baza fundamental para rendir con mayor eficiencia, le ha perjudicado a la hora de ganar peso en el juego colectivo. Bien formado técnicamente, adolece de falta de velocidad para desbordar en carrera e intensidad y continuidad en su rendimiento para desenvolverse con éxito en el doble pivote.

Andy Nájar (DC United) 16/3/1993

Uno de los mayores activos de la parcela ofensiva y el jugador con mejor porvenir de esta selección. Extremo diestro que destaca por su descaro a la hora de encarar a su par. Habilidoso en la conducción, su salida por ambos costados tras el regate dificulta al defensor la tarea de su marcaje. Dinámico y vertical, se maneja bien al contragolpe y saca buenos centros apurando la línea de fondo. Endeble físicamente, su escasa estatura le perjudica a la hora de ir al choque.

Eddie Hernández (Platense) 27/2/1991

Formó pareja atacante con Lozano en muchos encuentros del Preolímpico pero la inclusión de Bengtson en la lista de convocados le hizo perder su sitio en el once inicial. Delantero de gran presencia física que a pesar de su envergadura no renuncia a moverse por todo el frente de ataque. Tal vez por ello, Suárez ha optado en más de una ocasión por ubicarle cerca de un costado. Tras golear con la sub-20 fracasó en su efímero paso por el fútbol europeo.

Mario Martínez (Real España) 30/7/1989

La falta de continuidad en su juego es el talón de Aquiles de este dinámico centrocampista ofensivo de gran disparo desde media distancia con su pierna izquierda. Exhibe su mejor nivel moviéndose con libertad por detrás del punta pero es capaz de adaptarse sin problemas al costado izquierdo del ataque, haciendo valer su precisión en el golpeo. Un buen Mundial sub-20 en 2009 le hizo llegar a Europa, pero fracasó tanto en el Anderlecht como en el Valerenga.

Jerry Bengtson (New England Revolution) 8/4/1987

Su convocatoria suscitó numerosas protestas de aficionados y prensa, pero Luis Suárez confió en él como único punta en el encuentro inaugural y se reivindicó con un doblete pese a su escasa incidencia en el juego. Potente en carrera, sabe manejarse al contragolpe pero encuentra más problemas ante equipos que acumulan hombres cerca de su área por sus numerosas carencias técnicas. Buen cabeceador, demuestra sangre fría desde los once metros.

Anthony Lozano (Valencia) 25/4/1983

Fue importante para obtener el billete a Londres con su gol ante El Salvador en la semifinal del Preolímpico pero unas molestias físicas producidas en el último amistoso preparatorio le relegaron al banquillo en el duelo inaugural, obligando al seleccionador a modificar el dibujo táctico. Potente delantero de inteligentes movimientos que sabe aprovechar los errores de los zagueros rivales. Aún por formar en el apartado muscular, debe explotar más su juego de espaldas al marco rival.


Deja un Comentario