Honduras consuma la debacle española




Honduras hurgó en la herida española y derrotó a los de Luis Milla consumando su eliminación del torneo a falta de disputar la última jornada de la fase de grupos. Brasil sufrió para sacar adelante su compromiso ante Bielorrusia pero el talento de Neymar y Oscar derribó la resistencia europea. Los verdemarelos, al igual que Japón, ya han alcanzado la clasificación para los cuartos de final. Por otra parte, Gran Bretaña mejoró su juego y derrotó con claridad a Emiratos Árabes Unidos, que no pudo exhibir el fútbol alegre y asociativo desplegado en su debut. México logró su primera victoria con la decisiva aportación goleadora de Giovani Dos Santos y Uruguay protagonizó la sorpresa de la jornada al caer derrotada por Senegal.

Gran Bretaña 3-1 Emiratos Árabes Unidos

El combinado anfitrión mejoró la imagen mostrada en su debut y derrotó con solvencia a un conjunto asiático que no pudo refrendar las buenas sensaciones que desprendió en la primera mitad de su duelo ante Uruguay. Giggs asumió el liderazgo y abrió el marcador en los primeros compases del partido pero Emiratos Árabes Unidos logró reaccionar con un tanto de Eisa al filo de la hora de encuentro. Pearce miró a su banquillo y dio entrada a Sinclair, que obtuvo la recompensa del gol nada más ingresar al terreno de juego. Con el viento a favor, Sturridge recogió un envío de Cleverley y batió a Al Khaseif para establecer el definitivo 3-1 en el marcador.

Senegal 2-0 Uruguay

Uruguay, al igual que la primera jornada frente a Emiratos Árabes Unidos, volvió a demostrar sus problemas en la línea de retaguardia y cayó con justicia ante Senegal. Konaté, máximo anotador de la competición, fue una pesadilla para la zaga charrúa y logró un doblete que dio los tres puntos a l combinado africano. Los senegaleses aprovecharon sus ocasiones a balón parado y aguantaron su ventaja en el marcador pese a la expulsión de Abdoulaye Ba en la primera parte. La derrota deja en una situación delicada a los charrúas, que se enfrentarán a los anfitriones en un duelo a vida o muerte en la última jornada.

México 2-0 Gabón

México sumó su primera victoria y adquirió confianza en su largo camino hacia las medallas. Lo hizo con la decisiva aparición de Giovani Dos Santos, a priori uno de las estrellas del combinado pero suplente en los dos encuentros disputados hasta la fecha. El atacante del Tottenham aprovechó un servicio de Oribe Peralta para poner en ventaja a los suyos y demostró sangre fría a la hora de batir a Ovono desde los once metros cuando el encuentro daba sus últimos coletazos. Al margen de la victoria, el cuadro azteca mejoró su juego y mostró su superioridad ante un combinado gabonés que puso en pocos aprietos a Corona.

Corea del Sur 2-1 Suiza

El conjunto surcoreano confirmó las buenas sensaciones dejadas en su debut y derrotó a Suiza en un encuentro con bastante protagonismo de los guardametas. Benaglio demostró sus magníficas condiciones en varias intervenciones pero no pudo detener un cabezazo de Park Chu-Young tras ganarle varias veces la partida en el duelo individual al delantero del Arsenal. Los helvéticos reaccionaron por medio de Emeghara y Kasami hizo soñar a los suyos con la remontada pero sería el talentoso Kim Bo-Kyung quien decantase la contienda a favor del bando asiático con una volea ante la que nada pudo hacer el guardameta del Wolfsburgo. Ambas selecciones dispusieron de varias ocasiones para ampliar el marcador pero éste ya no se iba a mover.

Egipto 1-1 Nueva Zelanda

Egipto y Nueva Zelanda firmaron un empate que deja al combinado de Oceanía al borde del precipicio. Los neozelandeses deben derrotar a Brasil y esperar resultado en el otro duelo del grupo, mientras que Egipto alcanzaría el pase a la siguiente ronda si superase a Bielorrusia el próximo miércoles. Los africanos disfrutaron de una mayor posesión de balón a lo largo del encuentro pero fueron los neozelandeses quienes se adelantaron en el marcador con un testarazo de Chris Wood tras una asistencia de Smith a la salida de un córner. El veterano Aboutrika asumió la dirección de los suyos y situó a Salah libre de marca para que neutralizase la ventaja al batir a O’Keeffe. Tras la reanudación, Meteab dispuso de varias ocasiones para desnivelar el encuentro pero su falta de puntería impidió a los egipcios celebrar su primera victoria.

Brasil 3-1 Bielorrusia

Brasil superó el susto inicial con el tanto del brasileño nacionalizado ruso Renan Bressan para sumar una nueva victoria basada en el talento de sus atacantes, que revolucionaron el choque en la segunda mitad. Pato anotó el empate a uno pocos minutos después del tanto bielorruso, pero la diana del ariete del Milan no reflejó los problemas brasileños para encontrar fluidez en su juego y, por ende, huecos en la ordenada zaga europea. Una falta provocada por la picardía de Neymar fue magistralmente ejecutada por él mismo, consiguiendo derribar la muralla bielorrusa. A partir de ahí se vieron los mejores minutos en el torneo del crack santista, que forjó una demoledora sociedad con su compañero Oscar. Esa conexión generó el último tanto en el tiempo de prolongación, cuando Neymar cedió de tacón para que el nuevo jugador del Chelsea batiera con sangre fría a Gutor.

Japón 1-0 Marruecos

La selección japonesa alcanzó los cuartos de final tras sumar una trabajada victoria ante Marruecos. Los nipones buscaron la meta de Amsif con ahínco pero, al igual que en el duelo frente a España, la puntería no es su mejor atributo. Otsu, Nagai y Kiyotake fueron los más activos en el bando asiático mientras que Amrabat era el hombre que más peligro llevaba a la portería de Gonda. Cuando el encuentro llegaba a su fín, Nagai afinó su punto de mira y dio la victoria a los suyos tras recoger una asistencia de Kiyotake y batir a Amsif. Mientras que en el bando asiático todo es felicidad, se encienden las alarmas en el combinado africano que ve alejarse peligrosamente el acceso a los cuartos de final

España 0-1 Honduras

Los peores presagios se cumplieron y el combinado español cayó derrotado ante el hondureño, sepultando las opciones matemáticas de acceder a la siguiente ronda. Los de Luis Milla pagaron cara su pasividad defensiva y pronto se vieron sorprendidos con el testarazo de Bengtson. Con el gol, apareció la ansiedad y el conjunto español volvió a mostrar los problemas en la circulación de balón que padeció en el primer partido ante Japón. Honduras afiló sus garras y, lejos de encerrarse en su área, aumentó la incertidumbre en la zaga española durante el primer tiempo. Tras la reanudación y varias sustituciones efectuadas por Milla comenzó el asedio del combinado europeo, que puso cerco a la portería de un Mendoza que salvó la ventaja de los suyos con varias intervenciones de gran mérito. El gol se resistió y los atacantes españoles aceptaron de malos modos la derrota al mostrar de forma ostensible su descontento con el colegiado, desafortunado a la hora de castigar un claro derribo sobre Rodrigo dentro del área catracha.


Deja un Comentario