Holanda 5-1 Rusia: “Holanda vence y convence”




La selección holandesa sub-21 sigue con paso firme en este Europeo de Israel. Si la primera jornada venció por la mínima y en un partido loco a Alemania, hoy la que ha claudicado ante la naranja mecánica ha sido Rusia, en un partido muy cómodo para la selección holandesa donde han dominado con claridad durante todo el partido y sólo un error puntual permitió el gol ruso. Una selección rusa que se ha basado en una telaraña defensiva que ha funcionado durante 39 minutos pero que no una vez abrió la lata Holanda, no tuvo capacidad de reacción. Con esta clara victoria por 5-1, Holanda roza las semifinales y Rusia se sitúa última con 0 puntos y se complica mucho la vida ya que si puntúa España estará eliminada de este Europeo.

Luuk de Jong ha anotado el 2º gol y ha sido una pieza importante de Holanda. Foto Fakwes (CC)

Luuk de Jong ha anotado el 2º gol y ha sido una pieza importante de Holanda. Foto Fakwes (CC)

Rusia, como hizo en el partido contra España, salía a tejer una red en medio campo para frenar a los creadores holandeses. Con las novedades de Dzagoev y Smolov en el once inicial en detrimento de Bibilov y Cheryshev saltaban al campo los rusos. Mientas que  el seleccionador holandés, Cor Pot repetía el once que ganó a Alemania. Holanda salía a intentar tener el balón y Rusia salía a no dejar crear e intentar aprovechar sus esporádicas ocasiones. Tsallagov, que realizó una espectacular defensa sobre Isco en el partido frente a España, se encargó hoy de estar encima de Maher, uno de los cerebros holandeses a los que secó muy bien. Petrov defendía casi también al hombre a Strootman. En esta situación el timón de Holanda lo llevaba Van Ginkel. Pese a tener la posesión pocas opciones reales tenía Holanda en esta primera mitad ya que la telaraña rusa frenaba bien el ataque holandés. El mayor peligro holandés llegó en un córner que remató Luuk de Jong al poste al minuto 25. Un rato antes Dzagoev tuvo la mejor ocasión para Rusia de esta primera mitad con un disparo que se fue por poco fuera de la portería de Zoet.

El partido estaban embarullándose y sólo una jugada personal de calidad podía cambiar el rumbo del mismo. Así fue y Wijnaldum, que había estado desaparecido toda la primera mitad, cogía cuando se iba a cumplir el minuto 40 de partido un balón en tres cuartos de campo, llegando hasta la frontal del área, donde con un derechazo ajustado al palo anotaba el 1º gol del partido y desenmarañaba así la telaraña rusa.

Con este 1-0 se llegaba al descanso y Pisarev debía intentar cambiar algo ya que su sistema defensivo ya no valía de nada por el gol holandés. Las cosas se le complicaron aún más a Rusia tras la reanudación ya que a los cinco minutos de la segunda parte, Maher aparecía casi por primera vez en el partido y lanzaba una contra que tuvo que parar Chicherin con una dura entrada por detrás. Una falta que fue merecedora de tarjeta roja para el jugador ruso Chicherin. Una tarjeta roja un poco dudosa que complicaba aún más la situación.

Ya con 10 Maher pudo entrar un poco más en juego y a punto estuvo de ampliar la ventaja holandesa en el minuto 54 cuando estrelló un balón en el larguero. Él que sí acertó a marcar fue Luuk de Jong en el minuto 61, un centro desde la banda de Van Ginkel era rematado por de Jong que batía a Zobolotni. Una 2-0 que hacía presagiar que el partido sería plácido para Holanda, ya que el conjunto orange dominaba el partido, el marcador y encima estaba con un jugador más. Pero justo en este momento reaccionó Rusia. 4 minutos después del 2-0, un centro desde la izquierda era rematado al palo por Dzagoev, en el rechace Cheryshev, que había salido 10 minutos antes, anotaba a place el 2-1. Un gol que daba esperanzas a Rusia.

Una ilusión por la remontada que pronto frenó Holanda por medio de Ola John. Luuk de Jong tocaba de cabeza un balón largo que caía en el costado derecho donde Ola John había ganado la espalda a Tsallagov, que estaba de lateral por la expulsión, Ola John llegaba al mano a mano con Zobolotni, al que batía con una vaselina de mucha calidad.

Con el 3-1 el partido parecía sentenciado y Holanda seguía controlando el partido a placer. Los 20 minutos restantes sirvieron para que Holanda disfrutará y culminara una goleada. Primero Hoesen hacía el 4-1 en el minuto 83 y Leroy Fer cerraba la manita en el descuento. Fer que parece que está acostumbrado a marcar al final, ya que fue el autor del gol de la victoria ante Alemania en el minuto 90.

Así concluía el partido con una goleada de Holanda por 5-1 ante una débil Rusia. Holanda de este modo vencía en su segundo partido pero sobre todo convencía y presentaba sus credenciales para el título. Con 6 puntos los holandeses están muy cerca del pase a semifinales. Mientras que Rusia se queda al borde de la eliminación. Si España puntúa ante Alemania, Rusia estará eliminada y si Alemania no gana a España, Holanda estará en semifinales.

 


Deja un Comentario