#Fútbol Gran Bretaña: la gran incógnita




Una carrera de obstáculos. Así podría definirse la preparación de Gran Bretaña de cara al Torneo Olímpico de Fútbol de este verano. Stuart Pearce, seleccionador británico, ha tenido que superar un sinfín de inconvenientes desde que fue designado como encargado de confeccionar la lista de dieciocho jugadores para defender los intereses del combinado anfitrión en Londres. Desde intereses patrióticos a convocatorias para la Eurocopa, pasando por contratiempos físicos. A todos esos dilemas se ha enfrentado el ex lateral izquierdo para poder diseñar un combinado que compita con garantías en la cita olímpica. El rechazo de la federación galesa y de la escocesa fue tal que llegaron a plantear una propuesta sancionadora a los pesos pesados de las selecciones con menos potencial de las islas. Posteriormente, la negativa de Pearce a que los futbolistas ingleses hiciesen doblete (Eurocopa y JJOO) amenazó con provocar el descontento en futbolistas de la talla de Wayne Rooney.

Técnico interino de la selección inglesa tras la dimisión de Fabio Capello, con el nombramiento de Roy Hodgson volvió a centrarse de lleno en la ardua tarea de formar un bloque con los mejores jóvenes de las islas. Una selección que se complicó con las lesiones de hombres destinados a formar la columna vertebral de su combinado como Smalling, Walker, Wilshere o Bale. Tampoco ayudaron a Pearce las convocatorias de jugadores de la talla de Phil Jones, Henderson, Chamberlain o Carroll para representar a Inglaterra en la Eurocopa. La última polémica la ha suscitado la exclusión de la lista de seleccionados de Beckham, embajador de Londres en la votación olímpica. Un clima enrarecido que no parece el más propicio para una prometedora generación que no termina de obtener los resultados positivos que le presuponen su potencial. Con el fracaso del Europeo sub-21 disputado el año pasado aún en la memoria, Pearce es consciente de   que estar en Wembley el día 11 de agosto es un objetivo casi utópico. Tras los malos resultados cosechados en los amistosos de preparación, ganar una medalla sería la mejor fórmula para resarcirse de antiguas decepciones.

Posible 11: Butland; Bertrand, Richards, Tomkins, Taylor, Cleverley, Ramsey, Giggs, Rose; Sturridge, Bellamy

 

LOS 18 CONVOCADOS, AL DETALLE

 

Jack Butland (Birmingham) 10/3/1993

Señalado por prensa y técnicos como el guardameta más prometedor de las islas, está destinado a rivalizar con Joe Hart por el arco de los pross. Corpulento guardameta de gran aplomo y personalidad que destaca por la seguridad que pretende imprimir a sus intervenciones. Siempre busca el blocaje y no abusa del despeje, lo que puede convertirse en un arma de doble filo cuando intenta atrapar disparos poco propicios para ello. Concentrado durante los noventa minutos, domina bien su área haciendo valer su envergadura. Acudió con Inglaterra a la Eurocopa tras la lesión de Ruddy.

Jason Steele (Middlesbrough) 18/8/1990

Su buen Europeo sub-19 en el año 2009 le colocó como uno de los porteros ingleses con más futuro pero la irrupción de Butland le ha desplazado a un segundo plano. Dotado de una buena envergadura, es solvente en el juego aéreo y suele elegir el momento oportuno para descolgar balones cruzados. Técnicamente correcto en el blocaje, debe atrapar más disparos y corregir su posición para despejar con mayor facilidad disparos ajustados. Atento en las salidas, en algunas ocasiones se precipita con la vehemencia de sus movimientos en el uno contra uno.

Micah Richards (Manchester City) 24/6/1988

El mejor lateral diestro de la Premier durante la primera mitad del campeonato. Las lesiones y el buen momento de forma de Zabaleta le relegó a la suplencia en el Manchester City y, por ende, le excluyó de la lista de Roy Hodgson. Potentísimo zaguero capaz de adaptarse tanto al carril derecho de la zaga como al eje de la misma. Poseedor de un extraordinario fondo físico, pese a sus carencias en el apartado técnico contribuye en el plano ofensivo merced a la sorpresa que producen sus irrupciones desde campo propio escudándose en su explosividad. Muy aguerrido en el marcaje.

James Tomkins (West Ham) 29/3/1989

Formado en la prestigiosa academia del West Ham, cuando los hammers perdieron su plaza en Premier League tuvo varias propuestas para salir del club que le vio crecer pero decidió declinarlas en una clara muestra de fidelidad. Un año más tarde ha ayudado al club londinense al club a regresar al lugar que nunca debió abandonar completando una gran campaña que le ha hecho madurar como futbolista. Central de gran presencia física con capacidad para imponerse en el juego aéreo. Realiza bien las coberturas al lateral de su zona y es agresivo en la marca. Le falta velocidad en el giro.

Steven Caulker (Swansea/Tottenham) 29/12/1991

Venía de realizar una gran campaña en el Bristol City y confirmó todas las buenas sensaciones con sus sobresalientes actuaciones en el sorprendente del Swansea. Espigado zaguero contundente a la hora de frenar a los arietes pero no exento de criterio a la hora de iniciar las jugadas de su equipo. Disciplinado tácticamente, es expeditivo al cruce y demuestra inteligencia en la lectura de juego, haciendo gala de su capacidad de anticipación. Aún por pulir en cuanto a regularidad y concentración a lo largo del encuentro, parece haber superado sus problemas de indisciplina.

Craig Dawson (West Bromwich Albion) 6/5/1990

El zaguero de este combinado con menos experiencia en la élite del fútbol británico. Suplente habitual en el conjunto de Birmingham, su inexperiencia no le ha impedido afianzarse en la selección inglesa sub-21. Responde al perfil de central que abunda en las islas, imponente en el juego aéreo pero con problemas para frenar a atacantes que le sacan de su habitual zona de influencia. Expeditivo al cruce, sufre cuando concede metros a su espalda, un escenario en el que se destapan sus carencias de velocidad. Potente en el salto, es un referente en las jugadas a balón parado de ambas áreas.

Neil Taylor (Swansea) 7/2/1989

Otra de las agradables sorpresas dentro del conjunto revelación de la Premier League. Lateral zurdo de largo recorrido que se suma al ataque con asiduidad a lo largo del encuentro. Bien dotado técnicamente, es potente y aprovecha su buen golpeo en carrera para asistir con celeridad y sorprende a la zaga rival. Precipitado en algunos movimientos, se muestra voluntarioso en la marca pero debe adquirir algunos automatismos defensivos para no romper la cohesión de la retaguardia. Atento a la hora de doblar al extremo de su banda, saca provecho de esas situaciones.

Ryan Bertrand (Chelsea) 5/8/1989

A la sombra de Ashley Cole toda la temporada, tuvo su oportunidad en la final de Champions League y pasó desapercibido ante la magnitud del choque. Lateral de eminente vocación ofensiva capaz de desenvolverse en posiciones más adelantadas. Elegante en la zancada, maneja ambas piernas de manera ortodoxa y es capaz de sacar buenos centros apurando la línea de fondo. Anticipativo, debe mejorar ampliamente en el marcaje y en su nivel de concentración, ya que en varias ocasiones deja desguarnecida su espalda, evidenciando grandes lagunas en la parcela táctica.

Joe Allen (Swansea) 14/3/1990

Mediocentro con mucho criterio en la organización de juego ofensivo. Distribuye en pocos toques con elevado precisión en el toque, siendo capaz de ofrecer variantes en la circulación merced a su buen desplazamiento en largo. Ágil mentalmente, su facilidad para cambiar de dirección de forma rápida le concede una importante ventaja en las jugadas vertiginosas. Intenso en la presión, sale perjudicado en el cuerpo a cuerpo. Cerebral y dinámico, su movilidad permanente le permite crear superioridades posicionales con asiduidad, eludiendo la presión rival en el inicio de la jugada.

Jack Cork (Southampton) 25/6/1989

Centrocampista de corte defensivo que aprovecha su buen posicionamiento para destruir el caudal ofensivo del conjunto rival. Un hombre escoba que pese a no contar con unas extraordinarias condiciones físicas barre todo lo que pasa por su zona. Seguro al cruce, busca recuperar el cuero mediante anticipación, intentando ocultar sus carencias en el giro y en el desplazamiento lateral que se hacen especialmente visibles cuando es encarado. Roba con facilidad y entrega en corto sin excesivas dificultades, pero debe vigilar la velocidad de ejecución de sus movimientos. Adaptable a la zaga.

Ryan Giggs (Manchester United) 29/11/1973

El sempiterno galés tendrá la ocasión de quitarse la espina clavada por no representar a su país en ningún gran evento futbolístico con su liderazgo en esta competición. Más de dos décadas haciendo las delicias de Old Trafford le avalan. Un futbolista con mayúsculas al que su superlativa inteligencia ha permitido hacer el trasvase de un extremo desequilibrante a un mediocentro con gran criterio para distribuir el juego ofensivo de su equipo gracias a su inteligencia en la lectura del encuentro. Su físico ya no le acompaña como en otras ocasiones pero su zurda sigue tan precisa como antaño.

Aaron Ramsey (Arsenal) 26/12/1990

Despuntó a muy temprana edad en el Cardiff City y Wenger se aseguró su fichaje anticipándose a varios grandes equipos británicos. Le iba introduciendo poco a poco en el equipo con el objetivo de que fuese el líder de los gunners en un futuro próximo pero una gravísima lesión truncó su progresión. Mediocentro de buenas condiciones técnicas que adereza con su sacrificio a la hora de ayudar en las labores de recuperación. Inteligente a la hora de interpretar el juego, sabe elegir el momento para crear peligro llegando desde segunda línea. El capitán de la selección galesa.

Tom Cleverley (Manchester United) 8/12/1989

Junto a Welbeck uno de los pocos canteranos del Manchester United que ha conseguido hacerse un hueco a las órdenes de Alex Ferguson. Considerado uno de los mejores centrocampistas de la academia de los red devils, fue cedido al Wigan y Roberto Martínez le empleó como extremo con bastante éxito. En su vuelta a Old Trafford y ya asentado en el eje de la medular ha aprovechado su potencia y buen fondo físico para aportar tanto en el apartado ofensivo como defensivo. Buen llegador desde segunda línea, aprovecha su duro disparo desde media distancia.

Danny Rose (Tottenham) 2/7/1990

Hace años asomaba como uno de los jóvenes más interesantes de Inglaterra pero entre lesiones y falta de continuidad su progresión ha sufrido un notable proceso de estancamiento. Siempre a la sombra de Gareth Bale, poco a poco se está reconvirtiendo en un lateral izquierdo ofensivo por su potencia. Habilidoso en la conducción, no está exento de precisión en el golpeo pero debe mejorar en la lectura de juego ya que en ocasiones peca de individualismo y abusa de la diagonal. Irregular, por momentos transmite apatía y debe mejorar ampliamente su colocación.

Scott Sinclair (Swansea) 25/3/1989

Fue reclutado por los ojeadores del Chelsea cuando batió records de precocidad con su debut en el Bristol City, pero en el club londinense nunca apostaron fuertemente por él. Veloz extremo diestro capaz de adaptarse a los dos costados por su correcto manejo de ambas piernas. Potente en el apartado físico, desborda con facilidad gracias a su salida por ambos perfiles tras el regate, aunque hace de la diagonal su maniobra más habitual. Incisivo de cara al marco rival, define con precisión pero debe pulir su individualismo. Encadenó varias cesiones desafortunadas hasta llegar al Swansea.

Craig Bellamy (Liverpool) 13/7/1979

Lastrado en más de una ocasión por sus problemas extradeportivos, ha vivido una trayectoria deportiva llena de altibajos. Atacante poderoso físicamente que destaca por su osadía a la hora de buscar la portería rival. Potente en la conducción, aunque es preciso en el remate es más frecuente verle fuera del área, asociándose con sus compañeros de ataque y cayendo a la banda izquierda para crear huecos en la zaga rival. Inteligente en la recepción, se orienta bien para sacar provecho de su primer toque. Atesora un buen golpeo con ambas piernas pero debe ser más regular.

Marvin Sordell (Bolton) 17/2/1991

Una de las revelaciones de la Championship con el Watford en la primera mitad de campaña, su estela se apagó cuando hizo las maletas para irse al Bolton y se vio relegado a la suplencia. Explosivo ariete que imprime un alto grado de potencia a todas sus acciones. Dinámico, ve bien los espacios y los ‘ataca’ tirando buenos desmarques. Siempre tiene en mente la portería adversaria y arma rápido su duro golpeo desde media distancia para intentar sorprender al portero. Debe mejorar en la definición y adquirir mayor presencia a lo largo de los encuentros.

Daniel Sturridge (Chelsea) 1/9/1989

Una meningitis amenazó con dejarle fuera del gran evento olímpico, pero la superó y podrá reivindicarse del ostracismo vivido a las órdenes de Di Matteo. Zurdo, es un delantero dinámico que se mueve por todo el frente de ataque buscando entrar en contacto con el cuero. Incómodo como única referencia ofensiva, cerca de un costado se hacen más visibles sus carencias de velocidad pero no le impiden desequilibrar gracias a su habilidad en la conducción. Poseedor de un buen disparo desde media distancia, define con sangre fría en el uno contra uno pero debe pulir su individualismo.


Deja un Comentario