Estados Unidos, Francia y Ghana, primeros rivales en el Mundial sub-20




Con Brasil y Argentina fuera de combate, España tiene el próximo verano en Turquía una oportunidad inmejorable para coronarse campeón del mundo en categoría sub-20 y conquistar un trofeo que no levanta desde que la generación dorada formada por Casillas, Xavi Hernández o Marchena tocase la gloria en Nigeria durante el último año del siglo XX. A pesar de que los dos colosos sudamericanos, dominadores históricos de la competición, no estarán presentes en la península de Anatolia, los jóvenes españoles no tendrán un camino de rosas para hacerse con el cetro de reyes mundiales del fútbol juvenil. El sorteo no fue benévolo con ‘La Rojita’ y deberá afrontar un grupo complicado con la subcampeona de África (Ghana) y la subcampeona de Centroamérica (Estados Unidos), además del duro escollo de Francia, con la misma generación que ya puso en peligro el título de campeón de Europa en categoría sub-19.

Pogba puede ser uno de los grandes alicientes del torneo

Pogba puede ser uno de los grandes alicientes del torneo

Estados Unidos: lastrado por la fragilidad defensiva

Caracterizado por la sangre latina de la mayoría de sus integrantes, Luis Gil es la estrella de un combinado en el que también brilla el centrocampista ofensivo de Los Ángeles Galaxy Villarreal. Ambos comparten desparpajo y precisión en el golpeo, además de su inteligencia para causar estragos en la zaga rival por su habilidad para llegar desde segunda línea. Por detrás de ellos, como bastión en la medular, se ubica Trapp, el encargado de mejorar al colectivo con su criterio en la distribución sin renunciar a las labores defensivas con su sacrificio a la hora de recuperar el cuero. Precisamente en la zaga es donde aparecen los mayores problemas para el combinado de las barras y las estrellas. Tab Ramos dirige a un conjunto agresivo que busca con vehemencia el marco rival y esa actitud provoca que la retaguardia lo acuse. Stanko, elegante central que inicia su carrera en el fútbol alemán, es el más destacado de una línea defensiva que merma las posibilidades de éxito de una interesante generación.

Ghana: el outsider africano

Subcampeones del recién finalizado Africano sub-20, los ‘satélites negros’ afrontan el desafío en Turquía con la intención de ser protagonistas y soñando con emular a los Ayew, Adiyiah, Inkoom y compañía que conquistaron el título de campeones en Egipto 2009. La tarea no será nada sencilla, el sorteo no ha sido nada benévolo con ellos y la presente generación no cuenta con el mismo talento que la que superó a todos sus rivales en el país de los faraones. Aún así, Tetteh dirige un combinado sólido y con algunas individualidades interesantes al que solamente los once metros le negaron el cetro de reyes del continente africano. El lateral de largo recorrido Nketiah otorga profundidad en ataque por el costado diestro y es difícil de superar en el uno contra uno, aportando solidez a una zaga en la que Lartey se erige como líder indiscutible. El central del Ashanti Gold demuestra los galones que luce en su brazalete y su rigor táctico tanto individual como colectivamente. Seidu Salifu, desde la medular, fue el director de un combinado en el que el potente Assifuah monopolizó el peligro en área rival. Los cuatro forman la columna vertebral de un conjunto que se escuda en la tradición de outsiders de selecciones africanas en la historia de esta competición.

Francia: mucho más que músculo

Una vez más la generación del 93 gala se volverá a ver las caras con España y, aunque siempre ha salido derrotada, el duelo promete ser igualadísimo. Les bleuets son un conjunto caracterizado por su extraordinario poderío físico, aderezado con dinamismo y desequilibrio en ataque. Paul Pogba, ya internacional absoluto, es el referente de esta prometedora camada y de su convocatoria dependerán en gran medida las posibilidades de éxito en Turquía. El poderoso centrocampista de la Juventus focaliza las miradas, pero está bien escudado en la medular por centrocampistas que mezclan criterio en la distribución y despliegue físico  como Kondogbia y Veretout. En la zona ofensiva, la habilidad y la potencia de Thauvin y Bahebeck promete dar más de un quebradero de cabeza a sus marcadores. La zaga también aporta potencial a esta selección con la presencia de hombres ya experimentados en la élite del fútbol francés como Umtiti o Digne, ‘vigilados’ por las grandes escuadras del continente. Ellos forman el esqueleto defensivo de un conjunto que tiene su punto flaco en la portería, donde la única alternativa fiable, Areola, no goza de minutos en el PSG.

TODOS LOS GRUPOS

Grupo A: España, Ghana, USA, Francia

Grupo B: Corea del Sur, Nigeria, Cuba, Portugal

Grupo C: Colombia, Australia, El Salvador, Turquía

Grupo D: México, Mali, Paraguay, Grecia

Grupo E: Egipto, Irak, Chile, Inglaterra

Grupo F: Nueva Zelanda, Uzbekistán, Uruguay, Croacia

Pasan a octavos de final los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros

 


Deja un Comentario