España vence a México y vuelve a la nómina de favoritos




España: De Gea, (Mariño 45), Montoya (Azpilicueta 71), Alba, Iñigo, Domínguez, Javi Martínez, (Oriol Romeu), Koke, Isco, Mata, (Álvaro Vázquez 71), Tello (Illarramendi 59) y Adrián (Rodrigo 59)

México: Corona, Jiménez, Vidrio, Reyes, Chávez, Salcido, (Enríquez 76), Aquino, (Cortés 76), Giovani Dos Santos, (Ponce 71), Herrera, Marco Fabián, (Araujo 80) y Peralta.

Último partido de los de Luis Milla, en lo que debería ser toda una prueba antes de los juegos, ya que México se le presupone como uno de los mejores conjuntos que participarán en Londres. Sus resultados anteriores, una victoria el domingo por 1-0 ante Reino Unido y un 3-1 ante Brasil hace un par de meses, la situaban como el rival más duro posible para los nuestros, antes de la batalla olímpica. Por su parte España acudía tras perder 2-0 el pasado viernes ante Senegal, con la obligación de disipar las dudas iniciales y las altas de los tres campeones de Europa (Javi Martínes, Mata y Jordi Alba).

Pronto se rompieron las ostilidades y en el minuto 5 Isco se plantaba sólo delante de Corona, tras pase desde la derecha. El portero azteca resolvía perfectamente el peligro. Marco Fabián respondería dos minutos después con un disparo desde fuera del área que obligaba al capitán español (De Gea) a estrenarse.

En el minuto 12 se adelantaba España por medio de un córner botado por Mata hacia el área pequeña mexicana y rematado por Javi Martínez ante la pasividad de la defensa mexicana. Nuestros campeones mundiales se asociaban México lo pagaba caro.

A partir del gol España se adueñó del balón y la presión mexicana parecía ser más frágil, aparecieron las constantes muestras de calidad sobretodo de Isco,Tello, Adrián y Alba.

En el 21 tras un córner mal sacado por Koke, Méjico montaba la contra y Marco Fabián se plantaba sólo ante De Gea que le encimaba rapidamente sin dejarle acabar la jugada. Poco tardaría la roja en contestar ya que tras una triangulación entre Koke y Mata, este último le daba el balón a Martín Montoya que cruzaba la bola por abajo, obligando a Corona a realizar un auténtico paradón para mantener con vida a su equipo.

El partido no dió tregua y los toma y dacas sucedían por parte de ambos equipos. México dejaba claro que esto de amistoso tenía poco y jugó muy duro durante el inicio del partido con constantes faltas que paraban el juego español.

En el 35 Adrián se plantaba solo delante de Corona tras pase de Isco, pero el español dudó como definir la acción y finalmente definió raso y a las manos del cancerbero mexicano, en lo que era la ocasión más clara del partido hasta el momento. Al minuto siguiente De Gea sacaba un pie abajo a tiro del rapidísimo extremo Aquino, y el rechace lo cabeceaba fuera Marco Fabián. México avanzaba líneas y aunque dejaba huecos a sus espaldas, creaba peligro con el balón.

Hasta aquí la primera parte, los últimos diez minutos se sucedieron un par de jugadas inconclusas debido al cansancio en el caso mexicano de Dos Santos y en el español de Adrián. Así se llegaba al descanso en lo que estaba siendo un partido muy intenso y prácticamente sin respiro.

En el descanso España realizó el cambio de portero dando entrada a Mariño por De Gea que estuvo excepcional en la primera parte.

El primer cuarto de hora del segundo periodo, España arrinconó a México que salió de vestuarios bastante más aturdida de lo que había estado en la primera mitad. Quedaban 30 minutos y la exigencia del inicio de partido se hacía notar y los cambios iban llegando. Milla movió ficha primero al retirar a un desacertado Adrián y Tello para dar entrada a Illarramendi y Rodrigo.

El partido avanzaba y España se hacía cada vez más dueña y señor del balón. A México le faltaban las fuerzas para salir desde atrás pero no se descomponía en ningún momento. Esto generaba un clima en el cual España se sentía cómoda con el balón y dominando el marcador pero sin generar ocasiones por parte de ninguna de las dos selecciones. Así se alcanzó el minuto 75 en unas condiciones totalmente opuestas a las que se dieron en la primera parte donde el partido fué mucho más dinámico.

En el 78 llegaría el primer disparo entre los tres palos de la segunda parte, Isco desborda a dos jugadores por la izquierda y su centro no aciertan a rechazarlo los centrales mexicanos, dejando el balón en el punto de penalti, donde Azpilicueta remató colocado a su derecha, pero demasiado blando, lo cual obligó a Corona a estirarse y realizar una vistosa palomita para blocar el balón.

Los cambios dieron frescura a ambos conjuntos y en los diez últimos minutos la presión de ambos equipos volvió a tener intensidad. Azpilicueta se erigía en estilete ofensivo y volvía a desdoblar por la derecha llegando a posición de disparo y cruzando raso a lo que volvió a responder Corona, que se confirmaba así como el mejor jugador mexicano del partido.

Los últimos cinco minutos, fueron insustanciales y no se dieron más situaciones de peligro para ninguno de los dos equipos. Las conclusiones muy buenas, España parecía otro equipo con respecto al del viernes pasado y destacaron varios jugadores, sobretodo los internacionales absolutos e Isco que ha sido el mejor del partido.

El próximo jueves nuestros chico serán los primeros en competir ante Japón, un día antes de que se celebre la ceremonia inaugural y esperemos que la que debería ser una de nuestras opciones más férreas de medalla no se desmorone.


Deja un Comentario