Derlis González envía a México al borde del precipicio




Los aztecas suman una nueva derrota y se complican su permanencia en el torneo

Derlis González decidió el duelo con un golazo

Derlis González decidió el duelo con un golazo

La entrada de Sanabria revolucionó el ataque paraguayo

Un hermoso gol de Derlis González sirvió para que Paraguay sumase su primera victoria en este Mundial sub-20 e impidió a México inaugurar su casillero de puntos. El duelo supuso la confirmación de que los pupilos de Almaguer, favoritos al título en muchas quinielas, están más cerca de hacer las maletas de regreso a casa que de pelear por colarse en las rondas finales. Los mexicanos, aún lastimados en la herida de la derrota ante Grecia, entraron timoratos al terreno de juego. Con la contienda aún por despegar, los aztecas cometieron un error impropio del profesionalismo, más fruto de los nervios que de la inexperiencia. Briseño, capitán del combinado y ya consolidado en la primera plantilla de Atlas, cedió hacia atrás sin fijarse en la ubicación de su guardameta y Richard Sánchez, temeroso por el autogol, atrapó el balón completando una acción antirreglamentaria. Rojas desaprovechó la ocasión enviando el libre indirecto por encima de los tres palos, pero la jugada fue fiel reflejo del desempeño azteca en Turquía. Nerviosos, imprecisos y muy por debajo de su nivel habitual.

El incisivo Rojas volvió a sembrar incertidumbre en la zaga azteca con la ejecución de una falta lateral que Almirón cabeceó en posición forzada. Fueron los primeros avisos de que los hombres de Genes están un puntito por encima de sus rivales esta tarde en lo que a competitividad se refiera. Tras sacudirse la presión inicial, la mayor formación técnica mexicana fue sometiendo a la garra guaraní para establecerse en campo contrario pero apenas fueron unos minutos de espejismo dentro de la travesía por el desierto que está completando el ‘Tri’. El duelo fue más intenso que preciso, más aguerrido que talentoso, solamente sobresaltado por las arrancadas de los centrocampistas mexicanos. En una de ellas, Zamorano recorrió el carril diestro y se encontró un balón suelto en el área paraguaya, pero su potente disparo se estrelló en el poste de la portería defendida por Morel.

Generosos en el esfuerzo, ambos conjuntos libraron una vehemente batalla en la medular que alejó el esférico de la portería. Únicamente los destellos individuales amenazaban con romper una igualdad en el marcador que se antojaba justo para los méritos expuestos por las dos selecciones. Antes de que el colegido decretase el final del primer acto, Bueno tuvo una opción inmejorable para adelantar a los suyos. Tras una rápida triangulación en la frontal, el ariete de Pachuca estrelló su disparo en el lateral de la portería paraguaya. Fue la última ocasión de peligro de unos cuarenta y cinco minutos en las que las zagas maniataron bien a los atacantes. Tras la reanudación, Almaguer decidió mover ficha y realizó una sorprendente modificación. Dio entrada a Escoboza para retirar a Corona, estrella del combinado azteca incapaz de acercarse a su mejor nivel en territorio otomano. Genes también movió el banquillo y modificó sus piezas para dar entrada al bisoño Sanabria, reclutado tras su extraordinario rendimiento en el pasado Sudamericano sub-17.

Sin embargo, fue Derlis González, la estrella albirroja, el encargado de marcar diferencias. Recibió en el vértice del área un servicio del recién ingresado Sanabria y al primer toque conectó un bonito disparo que se coló por el palo largo de la portería defendida por Richard Sánchez. Una definición de primer nivel para un atacante erigido en líder absoluto del combinado sudamericano. El encuentro se aceleró, México se volcó en busca del empate y Paraguay rozó el segundo con fulgurantes contragolpes sustentados en el vértigo de sus atacantes. Una internada por el costado diestro  de Rojas deshilachó la zaga mexicana para asistir a Derlis González, pero el disparo del ‘10’ paraguayo se topó con el poste. El cronómetro se convirtió en el mejor aliado albirrojo, que vio como el encuentro se acercaba al sendero deseado.

A México le pudo la ansiedad de la amenaza por la eliminación y no logró encontrar la receta adecuada para acercarse con peligro a la meta de Morel. El bullicioso Derlis estuvo a punto de ahondar en el pozo azteca aprovechando una indecisión en la salida de Richard Sánchez pero se excedió en la fuerza de su vaselina. Con Sanabria como jefe de operaciones en los contragolpes, Paraguay pudo sentenciar el duelo pero le faltó frialdad en la definición. México quemó su último cartucho en el tiempo añadido con una falta en el balcón del área, sin embargo el disparo de Espericueta se estrelló en el larguero. A los de Almaguer, además de fluidez en el ataque posicional, les faltó esa pizca de suerte de cara a gol y ya no dependen de si mismos para permanecer en la competición. Paraguay toma aire y ya recuerda a ese conjunto rocoso que acarició el título en el pasado Sudamericano sub-20.

México: R. Sánchez; Abella, Briseño, H. Marín, B. Hernández; Van Rankin, Espericueta; Zamorano (Raúl López), Corona (Escoboza), Arturo Glez (Madrigal); Bueno

Paraguay: Morel; Mareco, Paredes, Gómez, Alonso; Rojas, Piris, Ramírez, Almiron (Pérez); Derlis González (Balbuena), Domínguez (Sanabria)

Goles: 0-1 Derlis González (min.52)


Deja un Comentario