Damiao derriba la resistencia hondureña




Honduras hizo sufrir durante muchos minutos a los pupilos de Menezes

Los errores defensivos condenaron a los catrachos

Brasil superó a una batalladora selección hondureña en un encuentro no exento de sobresaltos para los de Menezes. Hasta en dos ocasiones se adelantaron en el marcador los catrachos, que pagaron un alto precio por sus graves errores defensivos ante el demoledor ataque verdoamarelo. No había transcurrido ni un minuto de juego cuando Leandro Damiao lanzó el primer aviso a los hondureños. El ariete del Internacional de Porto Alegre recogió un balón largo de Juan y tras zafarse con su cuerpo de la marca de Leverón falló su disparo ante Mendoza. Tras el susto, Honduras ajustó sus líneas y dificultó el ataque estático de la canarinha. Cuando el encuentro se dirigía a una fase de tanteo los catrachos dieron la sorpresa. Mario Martínez recogió un balón suelto en el área y, con su pierna menos hábil, se sacó una excelente volea que se coló por la escuadra de la portería defendida por Gabriel.

El croché de Mario Martínez noqueó a los brasileños, que incluso perdieron el dominio del balón ante el voluntarioso cuadro hondureño. Con Oscar desaparecido, el doble pivote formado por Sandro y Rômulo mostró todas sus carencias a la hora de iniciar las jugadas y distribuir juego, lo que provocó un gran atasco en el ataque brasileño. Sin embargo, el encuentro se complicó para los centroamericanos cuando Crisanto vio dos tarjetas amarillas en apenas un minuto e incomprensiblemente dejó en inferioridad numérica a los suyos. La segunda amonestación la recibió por una propinar una dura patada a Neymar, que asumió la responsabilidad de liderar el juego ofensivo de su equipo para intentar desarticular el entramado defensivo adversario.

 Fue precisamente la estrella del Santos quien inició la jugada del empate. Trazó la diagonal y pasó al cuero Hulk, que encaró a Figueroa y le superó por potencia para ceder el cuero atrás ante la salida de Mendoza. Ni Arnold Peralta ni Velásquez demostraron contundencia para alejar el peligro y Leandro Damiao aprovechó esa indecisión para empujar el cuero al fondo de la red. El empate sirvió para apaciguar los nervios de los pupilos de Menezes pero no hundió en el desánimo a los hondureños, que no se hundieron pese al doble golpe moral en apenas diez minutos. La inferioridad numérica no fue impedimento para que los hondureños volviesen a adelantarse en el marcador aprovechando la falta de tensión brasileña tras el descanso. Espinoza cazó un balón en la frontal del área y, al verse rodeado de zagueros brasileños, efectuó un golpeo raso buscando el palo largo que no pudo atajar Gabriel.

Reivindicativo Damiao

La gran acción individual del mediocentro del Kansas City Wizards pronto fue empañada por un grave error defensivo de sus compañeros. Figueroa cedió el cuero a Velásquez de manera defectuosa  y Leandro Damiao hizo gala de su picardía para arrebatarle el cuero. El central midió mal su entrada y derribó el ‘9’ brasileño. Neymar volvió a mostrar su jerarquía y agarró el cuero para ejecutar con maestría la pena máxima y volver a situar las tablas en el marcador. Inspirado por su porcentaje de elevado porcentaje de acierto en el duelo individual con Arnold Peralta, el atacante ‘santista’ asistió a Leandro Damiao para que firmase su segundo tanto. El ariete ‘colorado’ aguantó a la perfección el cuero de espaldas y se sacó un disparo a la media vuelta para batir a Mendoza. El ariete, en plena pugna por la titularidad con Pato, ofreció motivos a Menezes para seguir confiando en él.

Los guerreros de Luis Suárez no se rindieron y rondaron el empate a tres pero la fortuna ya no les volvería a sonreír. En un saque de esquina Gabriel no demostró autoridad para descolgar el centro lateral y dejó el balón franco en boca de gol, pero Velásquez confirmó que no era su día al enviar el balón por encima de los tres palos. Entre sustituciones y faltas fuera de contexto pasaron los minutos que restaban para el final. Los brasileños levantaron el pie del acelerador y los hondureños se mostraron impotentes a la hora de generar peligro al dubitativo guardameta sudamericano. Espinoza fue el segundo expulsado y se retiró entre aplausos, fruto del enorme esfuerzo catracho. Otra vez con más apuros de los esperados y sin desplegar un fútbol espectacular, Brasil selló su pase a las semifinales escudado en su poderío ofensivo.

Brasil: Gabriel; Rafael, Thiago Silva, Juan, Marcelo; Sandro (Danilo), Rômulo; Hulk (Lucas), Oscar, Neymar; Leandro Damiao

Honduras: Mendoza; Arnold Peralta, Velásquez, Leverón, Figueroa; Crisanto, Garrido (Alexander López), Espinoza, Orlín Peralta (Mejía); Mario Martínez; Bengtson

Goles: 0-1 Mario Martínez (min.12), 1-1  Leandro Damiao (min.38), 1-2 Espinoza (min.48), 2-2 Neymar (p) (min.51), 3-2 Leandro Damiao (min.60)


Deja un Comentario