Con todo a por el cuarto




Isco será una de las figuras del combinado dirigido por Lopetegui

Isco será una de las figuras del combinado dirigido por Lopetegui

Lo que funciona no se toca. Este axioma, repetido hasta la saciedad en la prensa deportiva, sirve como resumen ilustrativo de la lista de convocados confeccionada por Julen Lopetegui para defender en Israel el cetro continental conquistado hace dos veranos en tierras danesas. El técnico guipuzcoano ha apostado por la continuidad y ha seguido confiando en el bloque que selló su clasificación para el torneo de forma inmaculada, con la presencia destacada de cinco jugadores (De Gea, Mariño, Montoya, Thiago y Muniain) que ya saben lo que es ganar esta competición. A ellos se les une futbolistas con muchos partidos en sus espaldas en la máxima categoría del fútbol nacional como Isco, Íñigo Martínez, Koke o Illarramendi para formar un equipo presente en todas las quinielas de favoritos al título. Completa la columna vertebral Rodrigo, máximo goleador del combinado y el encargado de finalizar las jugadas elaboradas en una medular repleta de talento.

El buen funcionamiento colectivo durante todo el proceso clasificatorio apenas ha dejado lugar para la inclusión de nuevos jugadores. Solamente la irrupción del sevillista Alberto Moreno ha modificado el once tipo, dando profundidad a una zaga que sufría por el costado izquierdo con un Planas lejos del nivel que ofrecía el resto de sus compañeros. A excepción del zaragocista Álvaro González, el grueso de los convocados es el mismo que defendió los intereses nacionales durante el último año y medio. El ascenso de Azpilicueta con la selección absoluta ha dado un hueco a Carvajal, que ve recompensada su excelente temporada de debut en la Bundesliga con el Bayer Leverkusen. Morata, que ya se había ejercitado con éxito a las órdenes de Lopetegui en el Europeo sub-19 de 2011 que finalizó como máximo artillero, completó el capítulo de relativas sorpresas. Novedades que otorgan fondo de armario a una selección plagada de centrocampistas con inherente capacidad asociativa pero que tal vez eche en falta a algún especialista de banda en la parcela ofensiva. A pesar de esta pequeña laguna, los veintitrés elegidos forman un combinado que afrontará la cita en tierras hebreas con plenas garantías de revalidar su título de campeón.

Los seleccionados por Lopetegui, uno a uno

De Gea

Ya consolidado en la portería del Manchester United, llega a su segundo Europeo de la categoría con la vitola de mejor portero de la recién finalizada Premier League y la motivación por seguir reclamando la atención de Vicente del Bosque. Guardameta de magníficos reflejos y enorme elasticidad que le permite realizar intervenciones felinas despejando disparos de gran precisión. Difícil de batir en el uno contra uno y en lanzamientos a balón parado, demuestra sangre fría ante los amagos y hace valer su velocidad para tapar el mayor ángulo posible al atacante. Especialista en las penas máximas, el juego aéreo es su talón de Aquiles.

Joel

Otrora gran promesa de la portería en la cantera del club del Manzanares eclipsando incluso al propio De Gea, harto de esperar su oportunidad y eclipsado por Courtois y Asenjo decidió probar fortuna en Inglaterra. En Wigan ha continuado adquiriendo una experiencia profesional que había iniciado la pasada campaña en el Rayo Vallecano. Corpulento guardameta que no termina de exprimir su buena estructura física para imponerse con autoridad en las disputas aéreas. A pesar de algunas carencias de velocidad derivadas de su envergadura, es un portero ágil que tapa por abajo sin dificultades y demuestra elasticidad ante disparos lejanos.

Mariño

Compañero de generación de De Gea, ha vivido a las sombra del de Illescas en las distintas categorías inferiores de la selección pero siempre ha entendido de manera óptima su rol de segundo portero. Ágil guardameta difícil de batir por sus reflejos y su concentración a lo largo de los noventa minutos. Con autoridad para ordenar a su línea defensiva, aún le falta determinación a la hora de abandonar su meta para descolgar envíos laterales. Con tendencia al despeje, se muestra solvente en el uno contra uno, encima con celeridad al atacante para reducir su ángulo de disparo. Viene de completar una campaña con pocos minutos en su club.

Montoya

Menos mediático que otros compañeros de selección, sus condiciones son dignas de elogio. Muy trabajador, es un lateral equilibrado, capaz de aportar tanto en el apartado defensivo como en el ofensivo. Bien formado físicamente, es aguerrido y nunca rehúye el choque. Tácticamente disciplinado, se posiciona de manera correcta y es difícil de sorprender en el uno contra uno aunque aún debe medir mejor la vehemencia de sus entradas. Inteligente a la hora de realizar sus incursiones en campo contrario, es preciso en sus envíos laterales. Su ímpetu le empuja a campo contrario, pero regresa a tiempo escudado en su velocidad.

Bartra

Espigado central caracterizado por la excelente salida de balón que ofrece a su equipo. Elegante en la conducción, es certero en el pase y siempre suma en el inicio de jugada. Inteligente para batir líneas de presión, también muestra esa disciplina táctica en el marcaje y sabe anticipar con solvencia los movimientos del atacante y arrebatarle al cuero sin recurrir al juego duro. Aún por formar en el apartado muscular, la pugna física no es el campo en el que se siente más cómodo pero, lejos de ser un seguro en ella, no la rehúye. Lejos del área no es explosivo, pero demuestra una buena frecuencia de zancada en carrera.

Íñigo Martínez

Central aguerrido en la marca capaz de ofrecer una buena salida de balón. Expeditivo en el cruce y valiente para acudir a la pugna física, intenta suplir sus carencias de explosividad en carrera con su correcta ubicación dentro del terreno de juego. Concentrado a lo largo de los noventa minutos, interpreta bien el juego y se ubica de manera correcta para abortar las triangulaciones en el balcón del área. Acusa su falta de envergadura a la hora de defender las jugadas de estrategia pero su determinación le hace ganar numerosos balones divididos. Jerárquico cual veterano, un desahogo por su excelente desplazamiento de balón en largo.

Alberto Moreno

Apenas dos encuentros amistosos le bastaron para convencer a Lopetegui de sus aptitudes y ocupar una vacante en una demarcación que estaba coja hasta su irrupción en el Sevilla. Centrocampista de banda reconvertido a lateral izquierdo de largo recorrido. Un martillo por su derroche enérgico. Rápido en carrera, le gusta doblar al extremo de su banda y no desdeña la conducción para acercarse a la línea de fondo antes de repartir la asistencia. Poseedor de un buen golpeo de balón, se muestra voluntarioso pero aún debe progresar en el repliegue.

Nacho

Cuenta con menos partidos en su haber en la élite del fútbol nacional que el resto de sus compañeros, pero ha contando con la confianza de Milla y Lopetegui por su buen hacer en la división de plata y su versatilidad para desempeñarse en todas las posiciones de la línea defensiva. Todo un comodín. Contundente al cruce e impetuoso en los balones divididos, peca de falta de envergadura para desempeñarse ante arietes corpulentos y en el carril de la zaga apenas otorga profundidad a los ataques de su equipo. Jerárquico, concentrado y continuista en su rendimiento, se aplica con solvencia pero sin excesivos alardes.

Carvajal

Su excelente campaña en el Bayer Leverkusen y la más que probable presencia de Azpilicueta en la Copa Confederaciones han terminado por abrirle un hueco en la expedición a Israel. Lateral de extraordinarias condiciones físicas que le permiten recorrer todo el carril diestro en numerosas ocasiones a lo largo de los noventa minutos. Con un bajo centro de gravedad, está siempre dispuesto a acudir al choque por su espíritu competitivo y soluciona con su derroche de energía algunas carencias tácticas. Aguerrido en el marcaje, en campo contrario ofrece más por físico que por técnica, lo que no le impide generar peligro con sus cabalgadas.

Álvaro González

Una de las escasas sorpresas de la lista de convocados. Lopetegui premió su experiencia y su trayectoria en Primera División, una categoría dura para él en lo colectivo que no le ha impedido brillar de manera individual. Central a la antigua usanza, cuya colocación y contundencia constituyen las mejores bazas para frenar a los atacantes rivales. Cómodo en las disputas aéreas de ambas áreas, sufre ante delanteros explosivos en carreras por sus notorias carencias de velocidad. Vigoroso en el marcaje individual, en ocasiones se excede en la dureza de sus entradas. Se desempeña, aunque lejos de su mejor nivel, como lateral derecho.

Muniesa

Una grave lesión truncó su progresión cuando se produjo su ascenso al primer equipo blaugrana, pero tanto los técnicos de la federación española aún mantienen la confianza en este prometedor defensor zurdo. Adaptable tanto al eje de la zaga como al carril izquierdo de la misma y siempre sereno sobre el terreno de juego, aúna jerarquía, contundencia y buena salida de balón. Desde su debut en el Camp Nou, su evolución ha sido más pausada de lo esperado y ha dejado signos de desconcentración. Ahora que sus días en el conjunto culé se agotan, Israel puede suponer otro duro revés para él por la irrupción de Alberto Moreno.

Thiago

El timón de esta selección. Destila calidad cada vez que entra en contacto con el esférico. Su imaginación y creatividad tienen difícil parangón. Clarividente en la zona de tres cuartos, posee una inusitada facilidad para dar el último pase. Su fútbol no entiende de ataduras y, en ocasiones, peca de ser más efectista que efectivo, algo que se manifiesta cuando monopoliza la posesión y resta fluidez a la circulación. Espectacular en el primer toque, su extraordinaria conducción del esférico le facilita el desborde. Preciso tanto en el envío corto y en el largo, posee un duro disparo lejano al que confiere precisión con su formación técnica.

Illarramendi

Que la Real Sociedad tenga opciones de volver a competiciones europeas después de varios años tiene mucho que ver con su magnífico desempeño. Menos espectacular que otros centrocampistas, es un jugador que aporta en varias facetas del juego. Con el sacrificio y el conocimiento táctico necesario para ayudar en labores de recuperación, despliega su visión de juego cuando el cuero pasa por sus botas. Preciso tanto en el pase corto como en el largo, se orienta de forma correcta para ofrecer con asiduidad una línea de pase y ofrece recepciones ventajosas para sus compañeros en tres cuartos sin excesivas dificultades.

Camacho

El único especialista defensivo puro de esta selección y uno de los protagonistas anónimos en la gran temporada europea del Málaga. Un bastión en la recuperación, su carácter batallador y el ímpetu que demuestra cada vez que salta al terreno de juego le permiten construir el edificio defensivo en torno a él. Con un amplio margen de mejora en la dosificación de esfuerzo, ofrece robo a buena altura y toca, sin complejidad pero con acierto, para iniciar las transiciones ofensivas del equipo. Contundente para obtener recompensa en los balones divididos, pese a su corpulencia se posiciona bien para sacar provecho de la lateralidad.

Koke

Mediocentro de buenos fundamentos técnicos que demuestra inteligencia llegando desde segunda línea para sorprender a la zaga adversaria. Inteligente en la recepción, demuestra dinamismo y ofrece líneas de pase a sus compañeros con asiduidad, aportando fluidez a la circulación de balón. Es un centrocampista de apoyo, capaz de convertirse en un buen escudero en lo que a distribución de juego ofensivo se refiere pero aún con poco peso para asumir todo el protagonismo en esa faceta. Muy certero en el golpeo a balón parado, ha sido ubicado cerca del costado, pero no ofrece mucha profundidad en esa demarcación.

Canales

Talento cristalino castigado por unas lesiones que no le dejan subsanar la falta de regularidad que ha impregnado su juego desde sus inicios en el fútbol profesional. Zurdo de gran manejo del esférico y clarividente para batir la última línea de presión, demuestra facilidad asociativa para generar espacios ante entramados defensivos poblados. En ocasiones recostado sobre el carril izquierdo, busca las parcelas centrales para exprimir toda su creatividad en el balcón del área o probar fortuna con su preciso golpeo desde media distancia. Su escasa resistencia aeróbica le penaliza en los tramos finales de encuentro. Especialista a balón parado.

Isco

Mediapunta de exquisito nivel técnico con gran facilidad para hallar los huecos en el entramado defensivo rival gracias a su clarividencia en las inmediaciones del marco rival.  Talentoso e imaginativo, esconde sus limitaciones en carrera y sabe deshacerse de los zagueros veloces gracias a su habilidad en la conducción del cuero. Inteligente a la hora de orientar sus controles, su maestría en los apoyos le permite cambiar de dirección con suma facilidad y dejar atrás a su marcador. Colaborador en la elaboración de juego, debe mejorar en la parcela física para que su rendimiento no descienda en el tramo final del encuentro.

Sarabia

No logra adquirir continuidad en su club, pero Lopetegui guarda buen recuerdo suyo después de su espectacular desempeño en el Europeo sub-19 conquistado bajo su mando hace dos años en Rumanía. Mediapunta de nacimiento, los costados han ido constituyendo un punto de partida para este técnico centrocampista que ofrece su mejor versión con libertad de movimientos. Habilidoso en el uno contra uno, atesora un buen timming de pase para que sus compañeros de ataque hagan daño a la espalda de los zagueros. Indolente y discontinuo en su rendimiento, debe ofrecer más variantes a su equipo en el juego sin balón.

Muniain

Todo un incordio para su marcador por su dinamismo, sus inagotables carreras y su osadía. Con un bajo centro de gravedad, es muy escurridizo y difícil de frenar cuando encara. Eléctrico e incisivo, contagia a sus compañeros con su entusiasmo y es clave en el buen funcionamiento ofensivo de su equipo. En ocasiones algo individualista, puede ocupar todas las posiciones de tres cuartos de campo y convierte la diagonal en un buen recurso cuando parte desde el costado zurdo. Oportunista, tiene olfato goleador. Viene de completar una temporada más discreta que las anteriores, pero si recupera su mejor nivel será una de las estrellas del torneo.

Tello

El último guiño de Pep Guardiola a la cantera azulgrana y otra muestra de su legado en el Camp Nou. Extremo con aroma a los atacantes de banda que abundaban en décadas pasadas. Muy veloz con y sin balón, demuestra mucho desparpajo y busca el uno contra uno con su lateral una y otra vez. Gracias a su capacidad de desborde genera huecos en el entramado defensivo rival pero le falta ese punto de pausa necesario para aprovechar la facilidad con la que se deshace de su par, puesto que en muchas ocasiones sus envíos al área no encuentran rematador. Muy vertical y con gol, da otra alternativa al juego horizontal de su equipo.

Rodrigo

El máximo goleador de este combinado y principal artífice de la cómoda clasificación ante la selección danesa en el playoff decisivo. Delantero zurdo de potente golpeo desde fuera del área que, lejos de ser el clásico ‘nueve’ de área, se mueve con inteligencia cayendo a los costados buscando abrir huecos en la zaga adversaria. Oportunista, arma con rapidez el disparo dentro del área pero debe seleccionar mejor sus acciones de cara al marco rival. Confiado en sus posibilidades e incisivo en el desmarque, es el encargado de finalizar todo el caudal ofensivo que genera el talento de sus compañeros en la medular.

Morata

Su buen final de campaña terminó por convencer a Lopetegui para incluirle en la terna de delanteros que conformaran la expedición española en Israel. Delantero clásico, bien formado físicamente, que aprovecha su estructura corporal para sacar partido de los servicios aéreos. Gran definidor con el interior de su pie derecho, sabe escapar de la vigilancia de los centrales aprovechando su astucia en el desmarque y la potencia de su zancada pero no atesora grandes recursos técnicos. Consciente de sus condiciones, sabe hacerse fuerte para aguantar el cuero de espaldas a portería y está progresando su juego lejos del área rival.

Álvaro Vázquez

La puntería de Rodrigo a lo largo del proceso clasificatorio ha restado protagonismo a este ariete que también ha demostrado su olfato goleador cuando se ha enfundado la casaca del combinado nacional. Bautizado por sus compañeros de equipo como “el rey del desmarque”, es un delantero potente en carrera que ataca bien los espacios y demuestra precisión en el remate al primer toque. En ocasiones desconectado del juego, demuestra oportunismo y sabe orientarse para buscar siempre el golpeo. Gran rematador con ambas piernas y con la cabeza.


Deja un Comentario