Brasil vuelve a golear y ya está en octavos




Nathan sumó un nuevo doblete y fue un quebradero de cabeza para la zaga anfitriona

Nathan sumó un nuevo doblete y fue un quebradero de cabeza para la zaga anfitriona

Nueva actuación brillante de Nathan, que apunta a MVP de la competición

Los suplentes contribuyeron decisivamente a engrosar la victoria

En una demostración de poderío ofensivo y autoconfianza en la forma de actuación, Brasil sumó una nueva goleada y certificó su presencia en los octavos de final tras vencer con contundencia al combinado anfitrión. Fue una batalla de niños contra hombres, por más que la candidez del rostro de algunos cracks brasileños se empeñase en demostrar la fecha de nacimiento de su documento de identidad. Los sudamericanos demostraron estar varios peldaños por encima de su adversario, que pese a contar con el apoyo de su público no pudieron afrontar la ingente diferencia de talento. Ni siquiera les quedó la opción a los locales de la defensa numantina, puesto que antes de que el cronómetro alcanzase los diez minutos ya contaban con el primer agujero en su endeble muralla.

Fue Boschilia el que no demoró en encarrilar un triunfo sin sobresaltos. Mosquito apareció en el lateral del área y combinó con Nathan, que sin ralentizar la circulación cedió para que el ‘11’ empujase el cuero al fondo de la red inaugurando el marcador. Movilidad, pocos toques y precisión en la ejecución, las tres claves del libreto brasileño para solventar con eficacia y vistosidad sus primeros compromisos. El desnivel entre ambos se acentuó y la confrontación tomó tintes de monólogo verdeamarelo que se confirmó superada la media hora. Boschilia certificó su doblete culminando con un golpeo enroscado una gran acción coral en la frontal del área. Los cariocas volvieron a demostrar que su estructura ofensiva en la que los engranajes están perfectamente ensamblados para obtener productividad. Las diagonales de Boschilia, las potentes irrupciones de Abner por el costado izquierdo, la inteligencia entre líneas de Nathan y la movilidad de Mosquito son argumentos incontenibles para sus rivales hasta el momento.

Brasil se divertía con el cuero y encontró el premio a su vistosa circulación con un nuevo golpe para su rival. Boschilia puso el broche de oro a su excelente primera mitad con un magnífico pase entre líneas para Nathan. El ‘10’, perspicaz para filtrarse a la espalda de los zagueros, se quedó solo ante el guardameta emiratí y, tras varios amagos, le batió con suavidad para aumentar la ventaja en el electrónico. En el segundo acto, Brasil no quiso ahondar en la herida y bajó el ritmo, pero aún así tuvo posibilidades para aumentar su botín goleador como finalmente sucedería. Los laterales continuaron exhibiendo su vocación ofensiva y ofrecieron varias asistencias, pero Mosquito se mostró más errático en la definición que en el compromiso ante Eslovaquia y no fue capaz de perforar la red del marco rival. No así el insaciable Nathan, que rubricó el 0-4 castigando una vez más la bisoñez táctica de los centrales asiáticos. El mediapunta del Atlético Paranense aprovechó una asistencia del recién ingresado Gabriel para salvar la salida del guardameta con una sutil vaselina.

El combinado brasileño tuvo tiempo también para demostrar otro de los atributos necesarios en una competición de estas características, el fondo de armario. Si el seleccionador Alexandre Gallo cuenta con una alineación de garantías, los suplentes demostraron estar listos para demostrar su valía cuando se les otorgue una oportunidad. Gabriel, asistente en el cuarto tanto, engrosó sus guarismos como pasador en una acción brillantemente culminada por Joanderson con un zurdazo ante el que nada pudo hacer Alshamsi. Con los asiáticos entregados, la sangría aumentó cuando Boschilia y Gabriel se encontraron para que el ariete del Santos redondeara su excelente actuación con ese tanto que esboza la sonrisa en el rostro de cualquier delantero. Para echar el cierre al encuentro, Alameri encontró el premio del gol de la honra en un despiste de la zaga carioca que le permitió batir a Marcos después de una carrera en solitario desde el centro del campo. Fue el epílogo de otra gran actuación brasileña que certificó su pase a la siguiente ronda con doce goles anotados y tan sólo dos en contra. Números deslumbrantes para un equipo que destila aroma de campeón.

Emiratos Árabes Unidos: M. Alshamshi; Ahmad, Albadrani (J. Omar), Ahmed, Alhmadi (A. Kazim), Akberi, Khalfan, Omar, Alkabashi, Humaid, Alnoobi (Alameri)

Brasil: Marcos; Auro, Lucas, Eduardo, Abner; Gustavo, Danilo (Gabriel); Boschilia, Nathan, Caio (Joanderson); Mosquito (Kennedy)

Goles: 0-1 Boschilia (min.9), 0-2 Boschilia (min.33), 0-3 Nathan (min.41), 0-4 Nathan (min.66), 0-5 Joanderson (min.73), 0-6 Gabriel (min.84), 1-6 Alameri (min.89)

@Ivolemon25


Deja un Comentario