Brasil vence con suspense




Los de Menezes mostraron su arsenal ofensivo en la primera media hora

Egipto mejoró en el segundo tiempo y soñó con la machada

Consciente de la sorprendente derrota de España y los apuros sufridos por Uruguay para vencer a Emiratos Árabes Unidos, Brasil saltó al campo de manera autoritaria e intentó hacerse con el control del balón desde el pitido inicial. Egipto, lejos de encerrarse en su área, intentó iniciar la rebelión y dio el primer susto a los sudamericanos por mediación de El Neny aprovechando un error de Thiago Silva en la salida de balón. Con el paso de los minutos Brasil fue entonándose y comenzó a enseñar todo su caudal ofensivo. En una buena acción individual de Hulk, el atacante del Oporto atrajo a varios rivales y cedió a la frontal para Neymar, pero el crack del Santos no consiguió dirigir su golpeo entre los tres palos.

 

Las piezas del engranaje ofensivo verdeamarelo comenzaron a engrasarse y los egipcios comenzaron a sufrir. Oscar asumió el mando de las operaciones y su equipo comenzó a cercar la portería de El Shenawy. El nuevo fichaje del Chelsea se hizo con la posesión del cuero cerca del flanco derecho y trazó una diagonal para filtrar un pase interior con destino a Hulk que Rafael da Silva interceptó. El lateral del Manchester United controló con la derecha y sorprendió al guardameta africano con un disparo cruzado con su pierna menos hábil. Casi por inercia ganador Brasil se adelantó en el marcador.

Brasil descendió la intensidad de su juego pero en ningún momento dejó escapar el control del partido. En un balón largo a priori inofensivo, Oscar tuvo fe y decidió pelearlo, aprovechando una indecisión entre Ramadan y su guardameta para hacerse con el control del cuero y cederlo atrás para que su ex compañero en Porto Alegre, Leandro Damiao, empujase el balón al fondo de la red. Con el segundo tanto Egipto se vino abajo y empezó a mostrar fisuras entre líneas, un error de magnitud extraordinaria si se tiene en cuenta el inmenso talento de los brasileños en tres cuartos de campo. Neymar inició una jugada individual en posiciones anteriores, abrió al costado izquierdo para Hulk y el potente delantero centró con suavidad para que el jugador que acapara toda la atención mediática cabeceara a placer en boca de gol.

Con el 3-0 en el luminoso el partido parecía finiquitado en tan solo media hora. A partir de ahí, los de Menezes decidieron trazar una hoja de ruta marcada por la dosificación de esfuerzos. Una dinámica que se veía levemente modificada cuando el esférico llegaba a las botas de Hulk, Oscar o Neymar, siempre tendentes a gustarse con regates efectistas sin cejar en su empeño de encarar la portería contraria.

Egipto tiró de casta para recortar distancias

En la segunda mitad Egipto se resistió a arrojar la toalla y, en un arranque de orgullo, intentó poner en aprietos a los brasileños, más por orgullo que por una mejoría en el juego colectivo. A los seis minutos de la reanudación, Aboutrika recortó distancias en una embarullada jugada a balón parado. Brasil pasó entonces por unos momentos de incertidumbre que alcanzaron su máximo exponente cuando Marcelo cedió de manera temeraria un balón a Neto que Salah no pudo transformar en gol. Tras un breve lapso de tiempo en el que ningún combinado se acercó a la meta rival, los faraones volvieron a la carga con el empuje de sus atacantes.

A través del extremo del Basilea Mohamed Salah surgieron las mejores ocasiones para los africanos. Fue el propio Salah quien se aprovechó de la pasividad de Juan para recoger un balón en la frontal del área  y, tras un control poco ortodoxo, batió al guardameta de la Fiorentina con un ajustado disparo al palo largo. La canarinha mostró más tendencia a la separación entre líneas pero lo reacción egipcia no llegó a su punto culminante y finalmente los brasileños lograron su primera victoria con más apuros de los augurados al descanso.

  

 Brasil: Neto; Rafael, Thiago Silva, Juan Jesús, Marcelo; Rômulo, Sandro (Danilo); Oscar, Hulk(Ganso), Neymar; Leandro Damiao (Pato)

Egipto: El Shenawy; Ahmed Fathi, Hegazy, Alaa Eldin, Ramadan; Hossam Hassan, Aboutrika, Saleh Gomaa (Shebab Ahmed); El Neny (Magdy), Mohsen (Salah), Meteab

Goles: 1-0 Rafael da Silva (min.16), 2-0 Leandro Damiao (min.25), 3-0 Neymar (min.30), 3-1 Aboutrika (min. 51), 3-2 Salah (min.76)


Deja un Comentario