Argentina cumple el trámite




Sánchez encarriló la victoria argentina con su doblete. Foto: La Capital

Sánchez encarriló la victoria argentina con su doblete. Foto: La Capital

Cómoda victoria argentina en un encuentro sin historia

Canadá lo intentó pero acusó su falta de calidad y claridad

Con la ley del mínimo esfuerzo y gracias a su acierto goleador, Argentina se deshizo de una voluntariosa pero blanda Canadá para asegurarse la primera plaza de su grupo y sepultar las opciones de acceso a la siguiente ronda del combinado norteamericano. El encuentro estuvo lejos del espectáculo desde el pitido inicial y se caracterizó por el bajo ritmo y el alto grado de especulación. Circulaciones lentas y poco atrevimiento en ambos conjuntos fueron los rasgos que caracterizaron una batalla en la que unos no quisieron y otros no pudieron ofrecer más para entretener a unos espectadores que solamente disfrutaron a través de fogonazos de individuales en un encuentro que rozó lo intrascendente. Fue un duelo oscuro en el que nadie encendió el interruptor del talento que lo iluminase.

Argentina dominó territorialmente durante la primera hora, pero Driussi, su referente ofensivo, no encontraba una complicidad que arreglase su soledad en ataque. El combinado albiceleste gozaba de la posesión, pero su circulación carecía de fluidez y profundidad. Canadá, precaria en recursos técnicos, lo intentaba a través de tímidas transiciones rápidas que languidecían en campo contrario por más que el incisivo Boakai se empeñase en incordiar a una zaga sudamericana bien comandada por la jerarquía de Mamana. El balón se alejó de las porterías y ni siquiera la manida frase empleada para las crónicas que dice que las defensas se impusieron a los ataques describía la primera mitad, puesto que los zagueros de ambos conjuntos apenas pasaron apuros. Excesivo y lento tránsito por la línea medular, absoluto tedio.

Cuando la primera parte agonizaba, Ibáñez decidió plasmar en el marcador la supremacía argentina. El lateral izquierdo de Lanús decidió exponer su vocación ofensiva y nada más pisar área rival lanzó un disparo potentísimo que se coló en la portería de Carducci. En conjuntos rocosos pero a menudo planos como el dirigido por Grondona, el zaguero es una bocanada de aire fresco y al igual que había sucedido en la pasada jornada ante Austria ejerció con eficacia su labor de desatascador. El gol adquirió ese cariz psicológico que le otorgan los puristas cuando el marcador se mueve en la antesala del descanso. En la reanudación, lejos de emerger la nave canadiense terminó de hundirse. Sin tiempo para enmendar el tanto de Ibáñez, Argentina asestó un nuevo golpe a su rival con el 0-2 obra de Matías Sánchez.

Los argentinos aumentaron la dosis de cloroformo y sedaron el encuentro. Pese a ese ritmo pausado cercano a lo somnoliento del que solamente desea que pasen los minutos, Argentina pudo aumentar distancias en el marcador gracias a la verticalidad aportada por sus suplentes. Cañete pudo estrenarse como goleador pero le faltó puntería. La misma que echó en falta el cuadro canadiense, que pese a mejorar con la entrada de Chow acusó su candidez en la finalización para batir a Augusto Batalla. La victoria sudamericana estaba asegurada desde el primer minuto del segundo acto pero por si existía duda alguna, Matías Sánchez se encargó de disiparla. Recibió en la frontal del área, la pisó con la izquierda y con su pierna derecha se sacó un bellísimo golpeo enroscado directo a la escuadra para engalanar su magnífica actuación esta tarde. Su obra de arte fue el último coletazo de un duelo sin historia. Con más eficacia que vistosidad, Argentina logró su anhelada primera plaza y accedió a los octavos de final donde el próximo martes se enfrentará a Túnez.

Argentina: Batalla; Tripichio, Mammana, Moreira, Ibáñez; Compagnucci, Ferreyra; Astina (Cañete), Matías Sánchez, Leszczuk (F. Pérez); Driussi (Leo Suárez)

Canadá: Carducci; Davies, Roubos, Comsia, Black; Bustos (Musse), Froese, Haynes, Gordon (Chow); Hamilton, Boakai

Goles: 1-0 Ibáñez (min.45+1), 2-0 Matías Sánchez (min.46), 3-0 Matías Sánchez (min.75)


Deja un Comentario