Amistoso de altos vuelos en Palencia




Isco regresa a la sub-21 tras varios meses de ausencia

Isco regresa a la sub-21 tras varios meses de ausencia

La Balastera acoge el duelo entre los dos últimos campeones de la categoría

Pleno de victorias en los seis encuentros disputados de la fase de clasificación y más de treinta y dos duelos sin conocer la derrota. La selección española sub-21 parece invulnerable y el encuentro amistoso que se disputará esta noche en Palencia medirá las fuerzas de un combinado instalado en el triunfo que a priori será más exigido que en los últimos compromisos oficiales. Su rival, predecesor en el dominio continental de la categoría, llega a tierras palentinas con ganas de resarcirse de los últimos empates ante Montenegro y Rumanía que han entorpecido ligeramente un potente arranque con cuatro victorias consecutivas.

La puntería de Álvaro Morata, la experiencia de Muniain, el descaro de Deulofeu o el criterio en la distribución y la llegada desde segunda línea de Sergi Roberto. Atributos esenciales para un funcionamiento ofensivo que rebosará talento con el regreso de Isco. El madridista, uno de los artífices de la victoria en el Europeo del pasado verano en Israel, busca refrendar las buenas sensaciones mostradas en el ‘derby’ madrileño y ganar confianza para adquirir mayor continuidad en su club. La casaca roja le da todo lo que la camiseta blanca le niega; confianza, libertad táctica y pocos compromisos sin el balón. Con esas premisas todo contribuye a que fluya el talento del malagueño y vuelva a esa versión que le llevó a marcar diferencias en el mayor escaparate a nivel de clubes la pasada campaña.

No hay que retroceder excesivamente en el tiempo para buscar el último precedente. Ambos combinados se vieron las caras el pasado verano en Netanya Stadium y la victoria española por la mínima no fue fiel reflejo de la notable sensación de superioridad de los pupilos de Lopetegui durante la mayoría del encuentro. La balanza se desniveló con un zapatazo de Morata que se coló por el palo corto de la portería defendida por Leno. Dos jóvenes que se reencontrarán esta noche en La Balastera, el madridista con ganas de demostrar que su olfato goleador sigue intacto pese a su falta de participación a las órdenes de Ancelotti y el guardameta del Leverkusen buscando una buena actuación que le permita resarcirse de su errático torneo en Israel. De ese enfrentamiento en tierras hebreas hay seis supervivientes en cada bando. Carvajal, Alberto Moreno, Isco, Morata, Sarabia y Muniain por parte española y Leno, Volland, Emre Can, Mustafi, Rudiger y Horn por el lado germano.

VOLLAND Y LA NUEVA GENERACIÓN

A pesar de las bajas a última hora en la expedición alemana de Ter Stegen y Arnold, dos de los jugadores más determinantes de esta generación, Alemania llega a Palencia con un combinado potente, mezcla de músculo y buen toque en la medular y pegada en la vanguardia. Leitner, Bittencourt y Emre Can pertenecen a ese corte de centrocampista alemán con gusto por la asociación que emerge con fuerza en los últimos años en la Bundesliga y en sus cesiones están reencontrando la confianza y los minutos que les faltaron en Borussia Dortmund y Bayern respectivamente. Ellos son los interruptores que encienden la artillería germana con Volland a la cabeza, máximo goleador con cuatro goles en el mismo número de partidos jugados. El atacante zurdo, que toma como punto de partida el costado diestro en su club, es el referente ofensivo en este conjunto dirigido por Hrubesch. El jugador del Hoffenheim, fiel exponente del cambio de estilo en el fútbol alemán, eclipsa la puntería de Philipp Hoffmann (también 4 dianas), perteneciente a ese perfil de ariete corpulento que históricamente ha ‘fabricado’ el campeonato germano.

A pesar del carácter amistoso del duelo, los jóvenes españoles han demostrado a lo largo de los últimos años su ambición por encadenar victorias. Para ayudar a prolongar esa racha de buenos resultados regresa al carril zurdo Alberto Moreno. El andaluz regresa tras su periplo con la selección absoluta para adueñarse de un flanco en el que Bernat dejó excelentes actuaciones aprovechando su ausencia, ofreciendo una prueba más del brillante nivel de este combinado. “Por calidad podría caber otra generación más de futbolistas en categoría sub-21 nacidos en 1994” asegura Lopetegui. Un año de nacimiento al que pertenece Denis Suárez, novedad en la lista pero con experiencia a las órdenes del preparador guipuzcoano por su participación en el Mundial sub-20 el pasado verano. El mediapunta gallego podría debutar, al igual que el central madridista Derik y el guardameta vasco Kepa. Así es este equipo, una máquina de ganar con la puerta abierta a nuevos talentos.


Deja un Comentario