A consolidar la segunda generación dorada




Con Brasil y Argentina fuera de combate, a  España se le presente en Turquía una oportunidad inmejorable para coronarse campeona del mundo en categoría sub-20 y conquistar un trofeo que no levanta desde la generación dorada formada por Xavi Hernández, Casillas o Marchena tocase la gloria en el último año del siglo XX. Desde entonces, varios combinados españoles con destacadas individualidades como Iniesta, Cesc Fábregas, David Silva, Piqué o Isco han intentado sin éxito revalidar el título cosechado por unos jugadores que años más tarde iban a modificar de manera histórica el devenir del fútbol español. Una cadena de decepciones que es fiel testigo de la dificultad de conquistar un torneo imprevisible.

La cita de 1999 en Nigeria se vio salpicada por cuestiones ajenas a la práctica deportiva. Acostumbrados a modernas ciudades deportivas en sus respectivos clubes, los jóvenes españoles se enfrentaron a campos de entrenamiento en estado paupérrimo y hoteles de concentración en condiciones insalubres que amenazaron con romper la aventura con una amenaza de regreso a la península ibérica antes de que el balón echase a rodar. Muy lejos de ese sentimiento de molestia imperante entre los jugadores en tierras africanas, la actual selección sub-20 ha aterrizado en Turquía cuando el país otomano vive un proceso de conflictividad social manifestado en las numerosas protestas callejeras contra el gobierno de Erdogan y los más optimistas se ilusionan trazando un paralelismo entre las dos generaciones.

Más que el contexto que rodea a los jugadores, lo que dispara el favoritismo son las ausencias de rivales históricas que infundan temor en las últimas rondas. Unos duelos a vida o muerte a los que se deberá acceder tras superar un duro grupo en el que el caprichoso azar situó a los de Julen Lopetegui. Tras guiar hacia el triunfo final esta misma semana al combinado sub-21, el técnico guipuzcoano espera prolongar su exitoso palmarés y llevar hasta la gloria a un combinado al que ya hizo campeón continental en categoría sub-19 el verano pasado. La ocasión es inmejorable para que Estambul sea el sello que certifique la consolidación de una segunda generación dorada en el fútbol español. La máxima está clara, ganar hoy para seguir compitiendo mañana

Gerard Deulofeu, una de las estrellas de la selección española

Gerard Deulofeu, una de las estrellas de la selección española

Las estrellas

Una vez más, Lopetegui tiene a sus órdenes a una pléyade de jugadores más que capacitados para luchar por el triunfo final. Después de no superar sus problemas de espalda que le hayan hecho pasar por el quirófano, Kepa dejará su puesto al racinguista Sotres, quien tendrá la misión de ordenar una zaga en la que sobresale la velocidad de los laterales Manquillo y Bernat, reubicado durante los últimos amistosos en el carril izquierdo de la línea defensiva. Una línea defensiva que alberga dudas en su eje. A pesar de su corpulencia, Derik mostró bastantes problemas para mantener la concentración a la hora de defender jugadas de estrategia en el pasado Europeo sub-19 y en Turquía cambiará de compañero para que Israel Puerto, rehabilitado para el fútbol después de superar sus problemas cardiacos, intente cerrar esa vía de agua.

Al igual que ocurre en la selección absoluta y otros combinados inferiores de la federación española, el factor diferencial de este equipo es el centro del campo.  Francia intimida por su potencial físico, pero los jóvenes españoles son conscientes su superioridad técnica sobre cualquier combinado participante en tierras otomanas. Con Campaña y Saúl Ñíguez como encargados de las labores de equilibrio, el rol protagonista en la distribución es asumido por Oliver Torres. La perla del Vicente Calderón es pura inteligencia sobre un terreno de juego. Inteligente en la recepción y preciso en los controles, da fluidez a la circulación de balón gracias a su facilidad para encontrar al compañero desmarcado en pocos toques. Rápido en el giro, es preciso en el toque y dinámico, creando superioridades posicionales con frecuencia. El menudo mediocampista extremeño encuentra un socio de nivel en Suso, un elegante zurdo de brillante nivel técnico capaz de exprimir su visión de juego cerca del área y contribuir a la fluidez en labores organizativas. Preciso en el golpeo, solamente debe mejorar la parcela física para tener mayor influencia en los tramos finales del encuentro. Unos minutos para los que parece reservado Denis Suárez. El gallego aúna elegancia en la conducción y clarividencia para batir la última línea de presión pero debe seleccionar mejor las zonas en la que retener el cuero para hilvanar las jugadas.

Unas jugadas que son finalizadas con asiduidad por los estiletes de este combinado. Lopetegui tiene intención de imitar la propuesta de Vicente Del Bosque y formar con un falso ‘nueve’ que sería Jesé Rodríguez. En caso de apostar por el canario como punta de lanza el perjudicado sería Paco Alcácer, un matador de área que posee ese intangible tan preciado que es el olfato goleador. Letal en el uno contra uno, el ariete valenciano ha jugado un papel decisivo en los últimos éxitos cosechados en categoría sub-19 gracias a sus goles salvadores pero apunta al banquillo en el duelo inaugural por la mayor movilidad de su compañero Jesé. El madridista, uno de los mejores atacantes de la división de plata del fútbol español, es una pesadilla para los zagueros por su potencia en carrera, habilidad en el regate y variedad de registros en la finalización de las jugadas. Un puñal al que vigilar, que hace diabluras con la daga catalana. Gerard Deulofeu es el desborde por antonomasia. Busca el uno contra uno sin descanso y con un elevadísimo porcentaje de acierto. Solamente lastrado por el individualismo, es un talento innato que está destinado a marcar diferencias en esta competición pese a ser un año más joven que la mayoría de sus compañeros. De la capacidad para unir el desequilibrio individual y transformarlo en beneficio colectivo dependerá cumplir el objetivo de tocar el cielo en Estambul.

Posible 11 en el debut ante Estados Unidos: Sotres; Manquillo, Derik, Puerto, Bernat; Campaña, Saúl, Óliver; Suso, Deulofeu, Jesé


Deja un Comentario