2014, el año de los jóvenes europeos




Si 2013 estuvo plagado de eventos continentales y mundiales en categorías inferiores, la resaca competitiva se hace notar y 2014 supone un notable descenso en la agenda de eventos internacionales de cantera. Año par, o lo que es lo mismo, año de protagonismo de combinados nacionales absolutos en el que solamente el continente europeo ofrece un escaparate oficial para que sus jóvenes talentos pugnen por la supremacía en los escalafones sub-17 y sub-19. Una supremacía que España ha demostrado a lo largo de la historia y que en las últimas ediciones se ha resquebrajado. Recuperarla y seguir avanzando en la defensa de su reinado en  categoría sub-21 son los grandes objetivos para los técnicos de una federación española que se ha convertido en referente de este tipo de competiciones durante la última década.

Malta y Hungría son las sedes elegidas por la UEFA para coronar a los próximos campeones europeos en las citadas categorías, vitrinas idóneas para comprobar las evoluciones de los jóvenes talentos del continente. La gran salud de la que goza actualmente la cantera española le otorga un papel de favorito, pero ese rol de rival a batir y la igualdad que caracteriza este tipo de eventos provoca que no convenga descuidar el nivel de unos rivales que siempre cuentan con argumentos suficientes para poner en entredicho esa supremacía ibérica.

10 NOMBRES A TENER EN CUENTA MENORES DE 19 AÑOS (FUERA DE ESPAÑA)

Enes Unal (Turquía)

El goleador más joven en la historia de la liga turca. Un atacante que maneja varias de las facetas necesarias para convertirse en un gran ariete. Espigado y elegante en la conducción, atesora un gran golpeo de balón y lo exprime con su acierto en la ejecución de libres directos. Frío en la definición, aprovecha su físico para jugar de espaldas a portería con acierto.

Jordon Ibe (Inglaterra)

Debutó en el Wycombe estrenándose como goleador a los 15 años y el Liverpool le incorporó a su academia. Es un extremo rapidísimo de gran regate en carrera. Osado y capaz de causar peligro por ambos flancos, debe pulir su individualismo pero es un buen asistente que finaliza con acierto las jugadas con su potente disparo desde media distancia.

Bryan Cristante (Italia)

Debutante más joven con el Milan en la historia de la Champions League, es el motor de la selección italiana sub-19. Alto, disciplinado en la presión y con criterio para colaborar en el inicio de las jugadas. Con capacidad para asociarse, aporta en varias facetas del juego y demuestra atrevimiento para asomarse al balcón del área rival. Debe ganar en regularidad.

Ezra Walian (Holanda)

A pesar de sus excelentes guarismos anotadores con el combinado nacional sub-17 es mucho más que un goleador. Atacante elegante para moverse fuera del área y con un amplio abanico de recursos técnicos para finalizar las jugadas. Inteligente e intuitivo para desmarcarse y rematar libre de marca con la cabeza, debe vigilar su desconexión en algunas fases del partido.

Youri Tielemans (Bélgica)

No llega a los diecisiete años y ya se ha convertido en integrante habitual de las alineaciones del Anderlecht. Centrocampista ofensivo preciso en el desplazamiento largo y voluntarioso en la elaboración de juego. Atesora esa personalidad que le impulsa a pedir el cuero con asiduidad para ofrecer una línea de pase a sus compañeros y es generoso en el despliegue.

Serge Gnabry (Alemania)

Apenas supera la mayoría de edad pero hace tiempo que Wenger le dio la oportunidad de debutar y sólo el altísimo nivel de la línea de tres cuartos gunner impide que goce de minutos en Premier con continuidad. Mediapunta en origen, pero adaptado a extremo por ambos costados desde su irrupción a la élite. Descarado, habilidoso y con olfato goleador.

Sergej Milinkovic-Savic (Serbia)

Actual campeón de Europa sub-19, será el encargado de liderar a la nueva generación serbia en su camino por revalidar el título. Mediocentro de técnica depurada y elevado acierto en el pase que a su elegancia con el cuero agrega rigor táctico sin él. Corpulento para ganar las batallas aéreas, en ocasiones peca de ralentizar excesivamente la circulación colectiva.

Jordan Rossiter (Inglaterra)

A sus dieciséis años Brendan Rodgers ya le ha convocado para encuentros de la Premier League con el primer equipo y técnicos de cantera como Robie Fowler reconocen semejanzas entre su juego y el del legendario Steven Gerrard. Centrocampista con gran criterio en la distribución que ofrece líneas de pausa a sus compañeros y pausa en la elaboración de juego.

Siebe Schrijvers (Bélgica)

Otro de los talentos de la recientemente prolífica factoría belga. Delantero dinámico y muy inteligente para interpretar el juego. Rápido para girarse y sacar el golpeo, en ocasiones abusa de la confianza en su buen disparo. Generoso en los apoyos para dar continuidad a la jugada, es incisivo para atacar los espacios y colarse a la espalda de los zagueros rivales.

Jonathan Tah (Alemania)

Capitán y líder de la selección sub-17, está creciendo a pasos agigantados en la Bundesliga dentro de la caótica defensa del Hamburgo. Central de gran presencia física, no exento de agilidad para neutralizar los recortes del atacante, al que en ocasiones le penaliza su impetuosidad juvenil. De fuerte temperamento, es un muro en los balones aéreos frontales.

5 NOMBRES A TENER EN CUENTA MENORES DE 21 AÑOS (FUERA DE ESPAÑA)

Pierre-Emile Hojbjerg (Dinamarca)

La gran joya ‘oculta’ del Bayern de Guardiola. Inteligente, participativo y fino en la distribución, ofrece con acierto y asiduidad líneas de pase para auxiliar a sus compañeros. Su visión de juego y telescópica precisión en el golpeo le permiten brillar como mediapunta, pero por voluntad y criterio en la lectura de juego puede asumir responsabilidades más cerca de su área.

Ravel Morrison (Inglaterra)

Considerado el canterano más prometedor del United desde Scholes, sus constantes actos de indisciplina dinamitaron su futuro en Old Trafford. Tras brillar en su cesión al Birmingham, ha irrumpido con fuerza en la presente edición de la Premier League y ya se ha convertido en el líder de una irregular selección sub-21 inglesa. Talento puro penalizado por su carácter díscolo.

Mateo Kovacic (Croacia)

A menudo titular en la selección absoluta formando un atrevido doble pivote con Modric, Kovacic es un centrocampista clarividente en la zona de tres cuartos, preciso en el pase aunque aún demasiado intermitente en su rendimiento. Capaz de embarcarse en jugadas individuales de gran dificultad, dota de fluidez y pausa al juego ofensivo de su equipo.

Thorgan Hazard (Bélgica)

El recién nombrado mejor jugador de la pasada liga belga es algo más que el hermano de Eden Hazard. Atacante habilidoso, desequilibrante en conducción y en el uno contra uno en banda, se mueve por posiciones interiores para interactuar con el cuero y enriquecer los ataques de su equipo. Rápido y con facilidad para asociarse, no está exento de eficacia en la definición.

Kevin Volland (Alemania)

Máximo artillero del combinado germano sub-21, cuenta con opciones de recibir la llamada de Löw para acudir a Brasil el próximo verano. Atacante inteligente, con buenos recursos técnicos, olfato goleador y versatilidad para adaptarse a posiciones más lejanas al área rival. Zurdo de buen golpeo, no se arredra ante el contacto físico y demuestra criterio en el pase.


Deja un Comentario