España 66 – 61 Macedonia: Tercera prueba superada




La selección, después de una primera mitad casi perfecta, se dejó llevar en la segunda parte y a punto estuvo de pagarlo caro. Macedonia se acercó en el marcador pero Víctor Claver sentenció al rival . La peor noticia la protagonizó Rudy , que tuvo que marcharse al hospital tras un golpe en la espalda.

40849_2 (1)Tres de tres. Después de las victorias ante Polonia y Alemania, en la preparación para el Eurobasket, se presentaba Macedonia en Santiago dispuesta a amargar la racha de los de Orenga. A punto estuvo de dar un susto a la selección , que combinó momentos de gran baloncesto hasta el descanso, con despistes en defensa y problemas en el ataque estático. Cuando España no puede correr, sufre. Además, deberá mejorar la eficacia en el tiro de campo.

Con un Marc Gasol enchufado en el comienzo (anotó los 7 primeros puntos), la selección endosó primer parcial de 15-3 a Macedonia. En este inicio de partido, en el abarrotado Fontes  do Sar, se pudo comprobar que Claver puede defender a rivales de la talla de Pero Antic. Además, Sergio Rodríguez dirigió a la perfección al equipo.

Estaba todo de cara, 21-13 al inicio del segundo cuarto. En estos diez minutos, España y Macedonia bajaron el ritmo. Numerosas pérdidas para ambos y menor anotación. Eso sí, la defensa de los de Orenga rozó el nivel al que acostumbra. El rival tan sólo anotó 8 puntos en el cuarto. La roja corría y Macedonia lo intentaba frenar a base de faltas. Mención especial para Mumbrú, que hizo mucho daño en el poste bajo cuando España no podía imponer su velocidad en el juego. Al descanso, 38-21, máxima diferencia en el partido.

Por fin llegó McCalebb a la cancha. Tomó las riendas de su equipo, y esto, sumado al acierto exterior de los macedonios, hizo que hizo su selección bajara de los diez puntos de desventaja. 51-45 al final del tercer cuarto.

El último período comenzó con un Ilievski enchufado. Anotó cinco puntos consecutivos para empatar el choque. Con el 54-54 apareció Claver. Cuestionado por su escasa participación en ataque, un triple y un canastón del valenciano pusieron a España cinco arriba. A partir de este momento, la selección volvió al nivel defensivo que había tenido hasta el descanso y no dio opción al rival. El resultado final, 66-61.

La selección demuestra que en los finales apretados también sabe ganar, pero no debe descuidarse cuando tiene tanta ventaja durante los partidos. Macedonia mostró, una vez más, que llega al término de los encuentros con opciones de victoria, a pesar de no realizar su mejor juego. Mañana se podrán comprobar estas máximas, ya que ambos países vuelven a enfrentarse. Será en León, a partir de las 21h.

Presumiblemente, Rudy Fernández no participará, ya que, tras el partido, tuvo que desplazarse hasta el hospital por un fuerte golpe en la espalda. El jugador del Real Madrid no ha podido celebrar su aparición número 150 con España. De momento, no se conoce el alcance de su lesión, o si todo queda en un susto.


Deja un Comentario