Emoción, sorpresa y debacle francesa




Robin Benzing, clave en la victoria alemana. Foto Daniel Mattes (CC)

Robin Benzing, clave en la victoria alemana. Foto Daniel Mattes (CC)

El grupo A del Europeo de Eslovenia ha empezado de la mejor manera imposible con emoción, sorpresa y buen baloncesto. Con Ucrania sumando una victoria que parecía imposible que sucediese, una emocionante prórroga en la que Gran Bretaña terminó ganando y la incomprensible derrota de una de las favoritas frente a Alemania que realizó un gran partido y dio el sorpresón de la primera jornada, este grupo promete grandes momentos en las siguientes jornadas.

Israel 71-75 Gran Bretaña

La prórroga ha sido el juez de un partido loco en el que en cada periodo hubo un dominador. Gran Bretaña empezaba el partido dominando el marcador sin mayor problema. Con una ataque fluido y una faceta intimidadora importante en la zona, los británicos jugaban a sus anchas en su debut en el torneo. Pero todo cambio a raíz del segundo periodo, donde los de Shivek anulaban por completo todo los mecanismos de Gran Bretaña. Cuando todo parecía que la victoria iba a caer de lado israelí cuando a falta de 3 minutos ganaban 66-57, estuvieron esos tres minutos sin anotar, hecho que provocó el empate y la posterior prórroga, que con un guión similar al de el tiempo reglamentario terminó con una victoria de Gran Bretaña en el partido inaugural de este grupo.

Bélgica 57-58 Ucrania

Una de las sorpresas del grupo es la derrota de Bélgica ante la cenicienta del grupo, Ucrania. Con Bélgica dominando durante todo el partido, en el momento de la verdad no supieron culminar una victoria que cayó de lado de los Ucranianos de una manera cruel, con un 2+1 a falta de tres segundos para el final de Pooh Jeter. Los belgas no supieron administrar rentas de hasta diez puntos en el marcador y cerrar un partido que parecía imposible que se les escapara de las manos. Con esto, Ucrania suma una victoria que nadie esperaba y complica la vida a Bélgica.

Francia 74-80 Alemania

El desastre total y lo más inexplicable de todo el día sucedió en el último turno del día, cuando Alemania ganó a Francia. Alemania tuvo gran acierto por parte de todos sus jugadores con especial actuación de Benzing y Staiger. Mientras que por Francia solo se puede rescatar la gran actuación de Parker. El banquillo desaparecido en combate, no aportó prácticamente puntos al conjunto galo y los Diaw o Batum estuvieron por debajo de su nivel habitual no consiguiendo hacer gran daño a la defensa alemana. Para Alemania es una victoria importantísima ya que se supone que el resto de rivales no conseguirán esta victoria y con este resultado y el nivel de hoy, aspirarán a ganar el grupo.


Deja un Comentario