Dinamarca 30 – 23 Túnez. “Dinamarca hace los deberes”




Cómodo partido para los campeones de Europa, que solo sufrieron durante un pésimo arranque. Túnez, muy agresiva, jugó demasiados minutos en inferioridad. Anders Eggert, mvp del partido. La segunda mitad  fue un mero trámite. El portero Mohamed Sfar fue el mejor de los tunecinos.

Conscientes de su inferioridad, Túnez salió a la pista del Príncipe Felipe con la intención de convertir el encuentro en una batalla en la que primara más la intensidad que la calidad. Un inicio fulgurante ponía a los tunecinos por delante en el marcador durante los primeros compases. Solo Hansen y los siete metros mantenían en el partido a una Dinamarca muy gris en el comienzo del choque. Sin embargo, y con el paso de los minutos Túnez pagó muy cara su agresividad. Las continuas exclusiones lastraron en exceso el juego de una selección excesivamente ansiosa.

di

Dinamarca ganó cómodamente. Foto: somosolimpicos

Dinamarca despertó y no desaprovechó las superioridades para ir abriendo brecha en el marcador y marcharse a los vestuarios con una cómoda ventaja de cinco goles. El extremo Anders Eggert fue el mejor de un cuadro nórdico muy superior.

La segunda mitad continúo con la tónica de lo acontecido durante el primer acto y los daneses demostraron por qué son los actuales campeones de Europa; una defensa muy sólida y un excepcional Hansen (que apenas jugó en la recta final del encuentro) dirigiendo a los suyos en la parcela ofensiva fueron un escollo demasiado grande para los africanos.

A pesar de la derrota los tunecinos ofrecieron detalles interesantes sobre todo en el inicio del encuentro, pero bajaron los brazos demasiado pronto. Dinamarca espera en cuartos al ganador del Hungría-Polonia.


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] ha venido cimentando su actuación en este mundial, donde finalizó primera del grupo B, eliminó a Túnez en octavos y se deshizo de Hungría en cuartos de final pese a un bajón de intensidad defensiva en [...]

    Deja un Comentario