Javier Fernández corona una temporada de ensueño con el bronce mundial




A las 2:55 de la madrugada, hora española, Javier Fernández ha vuelto a hacer historia para el deporte español al convertirse en el primer patinador de nuestro país en conseguir una medalla en un campeonato del mundo. El bronce de London 2013 se une al título continental conquistado en enero en Zágreb, culminando una temporada de ensueño. El resultado cosechado en Canadá otorga, además, dos plazas masculinas para España de cara a los Juegos Olímpicos de Sochi 2014.

Denis Ten, Patrick Chan y Javier Fernández posan con sus medallas

Denis Ten, Patrick Chan y Javier Fernández posan con sus medallas

Fernández entraba en la final mundial un tanto rezagado en puestos – séptimo – por un fallo en el triple axel de su programa corto, pero cercano en puntos, pues del podio le separaban, tan sólo, 4.4. Patinando decimoquinto en el orden de salida y dentro del tercer grupo (el de los teóricamente favoritos es el cuarto) logró un muy buen programa libre con dos cuádruples (salchow y toe), triple axel y combinación de triple flip con triple salchow, como elementos más destacados. Tuvo tres fallos: los intentos de cuádruple salchow + triple toe y tripe lutz + doble toe se quedaron en doble+ doble y simple + doble, respectivamente. Además la pirueta final se quedó en nivel 1 (básica), cuando buscaba nivel 4 (el máximo posible).

Lo que diferenció este libre del de sus rivales fue, que nuestro patinador salvó tres elementos de máxima dificultad (los dos cuádruples y la combinación con flip), que valen más de 10 puntos. A estos grandes elementos, había que sumar los componentes (notas artísticas) de un excepcional programa, que fueron valorados como corresponde a un Campeón de Europa: del 8.18 en transiciones al 8.89 en interpretación. Combinadas la técnica y la presentación daban una puntuación total de 168.30 que, sin ser los 186.07 de Zágreb era una súper nota y un muro complicado para sus rivales.

Cuando finalizaba el español restaban todavía nueve patinadores y tocaba esperar. Nombres de la talla del francés Brian Joubert, el japonés Daisuke Takahasi, el checo Michal Brezina o el canadiense Kevin Reynolds, que estaban por encima de Javier tras el programa corto, tuvieron un rendimiento menor con caídas y saltos faltos de rotación, lo que permitió al español ponerse por delante.

Con el séptimo programa corto y el cuarto libre, Fernández se aupaba al bronce gracias a una puntuación acumulada de 249.06. Por  encima quedaron el bicampeón mundial, Patrick Chan (267.78) que, de manera un tanto controvertida se imponía al kazajo de Denis Ten (266.48), que daba la sorpresa al conquistar la primera medalla en la historia de su país.

Fue una final deslucida por los fallos, pero de la que España se marcha con un bronce y dos plazas para los Juegos Olímpicos del año que viene. No se puede pedir más.


1 Comentario

  1. eneko dice:

    javier fernandez es un crack!! y un milagro que en este pais en un deporte asi salgan patinadores tan buenos!

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario