Hoy presentamos… El Luge




Hoy presentamos el luge, deporte de trineo qDépart d'un lugeur.jpgue consiste en recorrer una pista helada en el menor tiempo posible.

El luge se introdujo por primera vez en los Juegos Olímpicos de Invierno en la edición de 1964 en Innsbruck. Se disputaron las tres modalidades que siguen vigentes hoy en día, individual masculino y femenino y el dobles masculino. A ellas se añadirá en 2014 la prueba de relevos mixtos por equipos.

Este deporte ha estado dominado principalmente por alemanes, italianos y austriacos. Alemania Oriental continúa dominando el medallero olímpico con 13 oros, 8 platas y 8 bronces. La sigue la Alemania actual, con 11 oros, 8 platas y 7 bronces.

El alemán Georg Hackl, que logró tres oros consecutivos (1992, 1994 y 1998) y el italiano Armin Zoeggeler son los que más metales olímpicos han cosechado, cinco cada uno. Zoeggeler ha sido designado para ser el abanderado de Italia en la ceremonia inaugural de Sochi 2014.

Como ocurre en todos los deportes de trineo, la fase más importante de la bajada es la salida. Los pilotos parten sentados en el trineo, se balancean hacia delante y hacia atrás agarrados a unas barras para tomar impulso, luego se sueltan y se impulsan con las manos en el suelo para ganar más velocidad gracias a unos guantes especiales con pequeños clavos, y finalmente se tumban bocarriba para completar el recorrido. En la prueba de dobles, el deportista que va delante se agarra a las barras mientras el de atrás se aferra a unos tirantes fijados en su compañero.

En la competición olímpica se disputan cuatro bajadas en las pruebas individuales y dos en la de parejas.

En la prueba de relevos mixtos, que hará su debut olímpico en Sochi, cada equipo está formado por un trineo masculino, uno femenino y uno doble. Cuando los componentes acaban su bajada tocan un pulsador situado en la meta y entonces puede empezar el siguiente miembro del equipo. Gana el conjunto que emplee el menor tiempo.

Es un deporte de riesgo, en el que pueden alcanzarse velocidades de unos 140km/h y en el que por desgracia ha habido que lamentar muertes. En la primera edición olímpica, el piloto británico Kazimierz Kay-Skrzypeski falleció durante un entrenamiento, y la más reciente, en los pasados Juegos de Vancouver donde el piloto georgiano Nodar Kumaritashvili salió despedido de la pista durante un entrenamiento y chocó con un poste metálico.

Actualmente en España nadie practica este deporte pero sí hemos tenido representación olímpica. En Grenoble 1968: Jesús Gatell, Jorge Monjo, Jorge Roura y Luis Omedes, acabaron en los puestos 42, 43, 44 y 45 respectivamente del total de 47 participantes que terminaron.  En Calgary 1988 Pablo García quedó el 29º de 36 y en Albertville 1992, el mismo Pablo mejoró su actuación anterior terminando el 25 de 34.

@repor_olimpico


Deja un Comentario