Hoy presentamos… el Esquí de Fondo




Hoy presentamos el esquí de fondo, uno de los seis deportes presente en todos los Juegos Olímpicos de Invierno desde la primera edición en Chamonix 1924,  junto con el patinaje de velocidad, los saltos de esquí, la combinada nórdica, el patinaje artístico y el hockey sobre hielo. Las mujeres participaron por primera vez en esta disciplina en los Juegos de Oslo en 1952.

Ha estado dominado siempre por los países escandinavos. Noruega, Finlandia y Suecia, se repartieron todas las medallas olímpicas hasta el debut de la Unión Soviética en 1956, que empezó a cosechar también un gran número de metales, sobre todo en categoría femenina. A lo largo de la historia, se han ido modificando e introduciendo las diferentes pruebas olímpicas, cambiando su formato o sus distancias, hasta completar las doce que tendrán lugar en 2014.

Las diferentes disciplinas se realizan utilizando dos técnicas de esquí: clásica y libre. En el estilo clásico, los esquís se deslizan en paralelo. Para ello, los esquiadores corren sobre dos carriles a lo largo del recorrido. El estilo libre se asemeja al realizado al patinar. Desde los últimos años, en cada cita olímpica se alternan los estilos, es decir las pruebas que se hicieron en estilo libre en Vancouver 2010 en Sochi lo harán en estilo clásico y viceversa.

El noruego Bjørn Daehlie, gran dominador en los años 90, es el deportista con mayor número de medallas olímpicas en este deporte y en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno con 12 (8 oros y 4 platas). Su compatriota Marit Bjoergen, con siete, podría acercarse a ese número si en Sochi repite su actuación de 2010, donde subió al podio en las cinco pruebas que disputó.

En el esquí de fondo se vivió uno de los mayores escándalos deportivos de nuestro país cuando en los Juegos del 2002 en Salt Lake City, el alemán nacionalizado español Johann Mühlegg después de ganar tres oros, en 10km persecución, 30km libre y 50km clásico, fue desposeído de sus medallas por dar positivo, después de los 50km, con la sustancia darbepoetina, una versión sintética de la eritropoyetina (EPO).

A día de hoy, España tendría dos plazas, una masculina y otra femenina. El periodo de clasificación termina el 19 de enero.

Las doce pruebas que formarán el programa en Sochi 2014 tendrán lugar en el en Laura Biathlon & Ski Complex (Complejo de Biatlón y Esquí Laura) y son estas:

10km femenino y 15km masculino

Ambas en estilo clásico. Consiste en completar la distancia en el menor tiempo posible en formato contrarreloj.

Skiatlón

30km para los hombres, 15km para las mujeres. Denominada persecución en las dos pasadas ediciones de los Juegos. Los esquiadores toman la salida todos a la vez. En la primera mitad de la prueba (15km en hombres, 7.5km en mujeres) deben utilizar el estilo clásico y, tras una transición para el cambio de esquís, continúan en estilo libre hasta acabar.

50km masculino y 30km femenino

Las dos en estilo libre. Los participantes salen todos al mismo tiempo.

Relevos

4x10km en categoría masculina y 4x5km en la femenina. Los dos primeros relevistas del equipo, realizan su posta en estilo clásico y los dos últimos en estilo libre.

Sprint

Será en estilo libre en las dos categorías. Se disputa en un circuito de algo más de un kilómetro. Primero hay una ronda cronometrada en la que los treinta mejores acceden a cuartos de final. A partir de esa ronda, compiten seis esquiadores en cada carrera. Pasan de fase los dos primeros de cada serie y los dos mejores tiempos.

Sprint por equipos

En estilo clásico en las dos categorías. Los equipos lo forman dos esquiadores. Cada uno realiza una vuelta al circuito y le da el relevo a su compañero y así sucesivamente hasta completar seis vueltas (tres cada uno). La final la disputan diez países, los tres primeros de cada semifinal y los cuatro mejores tiempos.

Iremos informando de las novedades sobre la clasificación de los deportistas españoles en su camino a Sochi.

 @repor_olimpico


Deja un Comentario