España introduce un cambio estratégico en el equipo para el mundial preolímpico




Javier Raya junto a su entrenador Iván Sáez. Imagen de Irene Villalón

Javier Raya junto a su entrenador Iván Sáez. Imagen de Irene Villalón

Como era previsible, el pasado 4 de febrero, la Federación Internacional de Patinaje decidía rebajar las mínimas técnicas de tres de las cuatro categorías (individual masculino, individual femenino y parejas) con el fin de asegurar un cuórum suficiente para los Campeonatos del Mundo de London (11 a 17 de marzo), donde se repartirán la mayor parte de las plazas para los Juegos Olímpicos de Sochi 2014.

Esto beneficiaba las aspiraciones de Javier Raya, único representante español que quedaba por asegurar su presencia en esta importante cita. Seis días más tarde, el madrileño rubricaba en el Dragon Trophy de Eslovenia la ansiada marca. Prueba, por cierto, en la que España se llevaba numerosos metales: oros para el propio Raya y Sonia Lafuente, plata para Felipe Montoya y un triplete en novice masculino con Tón Cónsul, Aleix Gavara y Ernesto Martínez. También fue muy destacable la actuación de Mónica Gimeno, que lograba acreditar las mínimas europeas y se convertía en la primera española en hacer combinación de dos triples.

A pesar de haber obtenido billete para London, en el mundillo del patinaje se especulaba con que la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH) podría no contar con Raya para el equipo pues, las ansiadas dos plazas olímpicas, eran más factibles llevando únicamente a Javier Fernández. Y es que, en virtud de la norma de asignación de plazas de la federación internacional, bastaría con que Fernández lograra un Top-10, mientras que si compitieran los dos, Raya tendría que ser, al menos finalista, algo que no era seguro, pues su rendimiento en el programa corto es bastante irregular. Dicho rumor era confirmado a través de nota de prensa el pasado día 15. En ella, se podía leer que la FEDH descartaba la “segunda plaza de un patinador masculino por decisión técnica” y por las “molestias de sobrecarga” en el coxis que sufría Javier Raya. Molestias que le impedirán estar en la Challenge Cup de la Haya, como estaba previsto.

La polémica estaba servida pues, en diferentes foros, se criticaba esta decisión que se veía como poco ética y no respetuosa con el trabajo del madrileño. Lo cierto es que dicha determinación se tomaba en connivencia con los entrenadores de Javier Raya, que consideraban que era mejor no arriesgar con las miras puestas en una fin superior, que son los Juegos Olímpicos. Sea como fuere, si Javier Fernández, consiguiera colarse dentro de los diez mejores, algo más que factible pues estamos hablando del Campeón de Europa, nuestro país conseguiría dos puestos para los Juegos, un hecho histórico. Por su parte, el resto de nuestros representantes en el mundial que arrancará en un mes, Sonia Lafuente y la pareja de danza formada por Sara Hurtado y Adriá Díaz tendrá que luchar en solitario por conseguir su pasaporte a tierras rusas.

Mientras tanto, el patinaje no cesa. Esta semana tenemos compitiendo en las FOJE de invierno de Brasov a Héctor Alonso que, por cierto fue elegido como abanderado de la representación española, y a Idoia Fuentes. Y, la próxima semana, comenzará en Milán el Campeonato del Mundo Júnior con Marta García, Víctor Bustamante y la pareja de danza Celia Robledo y Luis Fenero.


Deja un Comentario