DIA XIII. RESUMEN. Sotnikova reivindica la juventud




La rusa de 17 años es la nueva reina del patinaje. Las chicas de Canadá se apuntan los torneos de hockey hielo agónicamente y de curling con comodidad. Triplete francés en el cross de esquí libre. La debutante viguesa Griffiths, decimosexta.

A punto de entrar en la recta final de los Juegos, las mismas banderas se repiten constantemente en el medallero. Trece días en Sochi solo han dado para que 25 países conozcan el podio, todos del hemisferio norte. A nadie sorprendió que Rusia sumase su 23ª en la final femenina de patinaje artístico. Cierto es que se esperaba a Yulia Niptiskaya, el nuevo joven talento de 15 años que ayudó en el nuevo oro por equipos, pero como el miércoles en el programa corto también falló en el largo. Le quedan años de progreso, los mismos que a la nueva campeona olímpica, una compatriota sólo dos años mayor, Adelina Sotnikova, que remontó y abrió brecha con la surcoreana Yuna Kim, la ya mujer que salió en cabeza ayer, a golpe de los acordes de piano del Rondo Caprioccioso. En cualquier caso, los anfitriones no dejaron de ganar aprovechando una cantera de jóvenes talentos inagotables. La nueva campeona apenas tiene la experiencia de un mundial y dos europeos absolutos -y ninguno lo ganó-. Todo lo demás lo logró como una niña.

Con juventud los rusos trataron de recuperarse del palo que supuso ver a su equipo masculino de hockey eliminado. Precisamente en el Bolshoy, otras habituales del invierno, las canadienses, sumaron su cuarto oro olímpico consecutivo en el torneo femenino en un duelo cerrado con las estadounidenses, sólo resuelto por Marie-Philip Poulin en la prórroga, tras 68 agónicos minutos de juego en la que las de la hoja de arce lo vieron todo perdido. Con la misma tensión, 4-3, Suiza ganó el bronce a Suecia.

Adelina Sotnikova, ganadora del patinaje artístico. Foto de David W. Carmichael

Adelina Sotnikova, ganadora del patinaje artístico. Foto de David W. Carmichael

Casi los mismos países fueron los protagonistas de la resolución del torneo femenino de curling. Suiza esta vez no agarró el bronce, sino que lo perdió ante Gran Bretaña y Suecia también fue derrotada pero en la final ante las canadienses, imparables en un torneo en el que se apuntaron todos los partidos y la mayoría cómodamente. No sería menos en la final, dominada desde la primera manga y resuelta por 6 a 3. Igualmente por equipos, los noruegos sumaron su décimo oro en la última prueba de la combinada nórdica, un deporte en el que no tienen competencia en la historia. Alemanas y austriacos fueron mejores en el trampolín largo, pero los cuatro escandinavos remontaron los segundos perdidos en los 4,5 kilómetros de esquí de fondo, aunque después de toda la mañana de saltos y kilómetros sólo consiguieron distanciar a los teutones por tres centésimas de segundo en la foto finish.

España no es una habitual del medallero y tampoco aparecerá en el de Sochi, pero al menos disfrutó de la actuación de Kattia Griffiths, viguesa de padre inglés, en la especialidad debutante del medio tubo de esquí libre, donde terminó decimosexta, aunque lejos de las doce que luego se jugarían las medallas. Entre ellas se impuso la estadounidense Madie Bowman. La historia del esquí cross del mismo deporte se escribió en galo. Tras ir venciendo todas las eliminatorias Francia consiguió su primer triplete en estos Juegos. Ellos se jugaron el oro y Jean Frederic Chapuis marcó su nombre en el palmarés olímpico.

Todo, deporte por deporte, aquí 

@Ismael_Prz


Deja un Comentario