DÍA VI. RESUMEN: España sueña en el hielo




El patinador español llega tercero a la final de este viernes. China se lleva dos oros en patinaje. Pleno alemán en el luge. Triplete americano en slopestyle. Fourcade oposita a estrella del biatlón. Mal día para los mitos: Bjoerndalen y Plyushchenko.

España se acuesta esta noche ante una cita histórica para su deporte. Veintidós años después de que Blanca Fernández Ochoa subiera al tercer escalón del podio en Albertville, mañana otro español de distinta familia puede conseguir la tercera medalla olímpica invernal para España en patinaje artístico, la primera en deportes de hielo. Lo que era una seria posibilidad se convirtió este jueves en algo más real tras el programa corto. Aunque el madrileño Javier Fernández no salió precisamente satisfecho con su actuación, con sus errores, con 86.98 puntos que quedan lejos de los más de 90 de los que él es capaz –“no ha sido uno de mis mejores días”, resumió– lo cierto es que partirá en la final como tercer favorito. Dormirá en el bronce consciente de que está tan lejos de mejores posiciones tras la excelsa actuación del japonés Yuzuru Hanyu (101 puntos sin precedentes en el programa corto) y del canadiense Patrick Chan (97, también inalcanzable) como amenazado por patinadores que quedaron en un pañuelo de centésimas como el alemán Liebers, el estadounidense Brown, el francés Joubert o el chino Yan. Para las esperanzas españolas las buenas noticias comenzaron antes de que Fernández estuviera en pista. El mito Evgeny Plyushchenko, del que ya había especulado sobre su participación, se resentía de sus molestias en la espalda y quedaba fuera de la prueba, de los Juegos en su casa y del patinaje. “Creo que Dios me había dicho basta”, se resignó, algo que también le toca al español Javier Raya, después de quedarse fuera del programa largo de este viernes por solo un puesto.

Martin Fourcade sumó el segundo oro en biatlón. Foto de wikijunkie.

Martin Fourcade sumó el segundo oro en biatlón. Foto de wikijunkie.

En otro tipo de patinaje, el de correr, el que consiste en ser más rápido y nada importa lo artístico, China tuvo su gran día tanto en la pista grande como en la corta. En esta última Jianrou Li sorprendió en sus primeros Juegos en la final de 500 metros, una distancia en la que no había subido al podio en ningún mundial y a la que no se esperaba tras las primeras rondas. Por su parte, en el kilómetro de la pista larga, en la que se corre de dos en dos, tampoco se esperaba a Hong Zang, sin resultados de fuste hasta el momento, que dejó sin su segundo oro a la holandesa Ireen Wust. El bronce también fue del país europeo, que concentra su docena de metales en Sochi sólo en este deporte. Otro país que también ha encontrado su caladero particular es Alemania, que con siete oros empieza a abrir hueco en lo alto del medallero después de culminar un pleno en luge. En la modalidad que cerraba el programa antes de que la pista deje paso al skeleton este viernes, la de relevos mixtos, también se llevó una victoria que supone el segundo oro para los cuatro participantes: Tobias Arlt, Tobias Wendl, Felix Loch y Natalie Geisenberger.

Otro que consiguió la segunda victoria en Sochi fue el francés Martin Fourcade, el nombre del biatlón en estos Juegos. El soldado galo sumó a su oro de persecución el de los 20 kilómetros, la especialidad en la que es el actual campeón mundial. Tras los Juegos quiere vivir en Noruega, el país de este deporte que, sin embargo, volvió a quedarse fuera del podio hoy. Ni Svendsen, séptimo y campeón en Vancouver, que sigue sin oler el podio en Krasnaya Polyana, ni el mito Bjoerndalen, hundido en el puesto 34º tras cuatro fallos en el tiro, estuvieron a la altura. Peor aún estuvo el español Victor Lobo, al que le vencieron setenta y un participantes. Con más experiencia en sus terceros Juegos, la otra española en finales este jueves, Laura Orgue terminó 28º en los 10 kilómetros clásicos del esquí de fondo, en la que Justyna Kowalczyk regaló a Polonia su segundo oro en estos Juegos. Mientras, a Estados Unidos la sostienen de momento los deportes más modernos, el snowboard y el esquí artístico. En la nueva modalidad de slopestyle de este último copó el podio. Joss Christensen, Gus Kenworthy y Nicholas Goepper, ninguno mayor de los 22, no tuvieron rival en las acrobacias. Las mismas, pero en el hielo, que espera el deporte invernal español de Fernández en un viernes cargado de nacionales.

@Ismael_Prz


Deja un Comentario