“Siempre corro pensando en alguien”




Hoy, 26 de noviembre, se cumplen seis años del desafortunado accidente que se llevó consigo la vida de Isaac Gálvez.

El deporte siempre suele dejarnos recuerdos gratificantes para la memoria pero, en ocasiones, vemos su cara mala. Algo así sucedió hace seis años en Gante con un ciclista español, Isaac Gálvez, que corría tanto en la pista como en la carretera y era el fiel compañero de Joan Llaneras para disputar las pruebas de madison.

Isaac Gálvez nació en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 20 de mayo de 1975. Fue ciclista profesional durante 7 años, desde el año 2000 hasta el desgraciado 2006 y compitió tanto en pruebas de pista como de carretera, como ya había señalado antes. Respecto a la ruta, Isaac formó parte del Kelme-Costa Blanca y del Illes Balears-Caisse D'Espargne y destacaba especialmente por sus victorias en llegadas masivas al sprint. Muchos de sus rivales en las llegadas quedaban asombrados por el carácter y la valentía del ciclista catalán, incluso se mostraban molestos, como el mismísimo Mario Cipollini. Etapas de vueltas de una semana y la Clásica de Almería en el año 2000 fueron el botín que logró Gálvez en el asfalto.

En el velódromo fue donde el ciclista barcelonés logró sus mayores éxitos, formando una pareja excelente con Joan Llaneras en la prueba de madison. En esta especialidad, en su modalidad de  50km lograron nada más y nada menos que cuatro preseas mundialistas, dos platas, en 2000 y 2001, y dos oros, en 1999 (cuando aun no era profesional) y en 2006, meses antes de su desafortunado accidente. También participó en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, en las pruebas de madison y persecución por equipos, logrando el 13º y el 12º puesto respectivamente.

Cuatro años después, para la cita olímpica de Atenas, la situación fue más complicada para el catalán. Sus desavenencias con el seleccionador de pista de por aquel entonces, Jaume Mas, impidieron que Isaac Gálvez viajase a la capital helena. Mas fue uno de los mejores seleccionadores de pista, por no decir el mejor, y Gálvez formaba con Joan Llaneras la mejor pareja de madison jamás vista en nuestro ciclismo pero, al no haber una relación cordial entre ambas partes el perjudicado fue el olimpismo y el ciclismo español. Si ambas partes llegan a entenderse España hubiese asegurado prácticamente una medalla más, con muchas posibilidades de ser la más valiosa, la de oro.

Sin duda, hablar del Isaac Gálvez 'pistard' es hablar también de Joan Llaneras. Para el ciclismo de pista estos dos hombres formaban un solo ente, eran una pareja inseparable tanto dentro como fuera del velódromo a la que le unía algo más que el ciclismo y por eso era tan difícil vencerles. La gran ilusión del ciclista balear, el mejor de nuestra historia, era correr en unos Juegos Olímpicos al lado de Isaac Gálvez. Jaume Mas se le impidió en Atenas y Pekín parecía la fecha indicada para que esta pareja se encumbrara al cielo olímpico. Pero un desafortunado accidente lo impidió. El 26 de noviembre de 2006 Isaac Gálvez disputaba una prueba de los Seis Días de Gante. A las 00.30 daba inicio la última carrera de la vida de Gálvez en el velódromo Kuipke de la ciudad belga, la prueba de madison que la corría, una vez más, junto a su inseparable compañero Llaneras. Durante la disputa de la carrera el catalán se vio involucrado en una caída al chocar con el belga Dimitri de Fauw, lo que le ocasionó golpearse contra la valla exterior de la pista, fracturándose varias costillas que afectaron al corazón y a los pulmones. Pese a las rápidas maniobras de reanimación y su pronta evacuación al Hospital Universitario de Gante, Isaac Gálvez perdió la vida. Según los expertos es muy difícil asistir a una desgracia de este tipo en un velódromo, pero la mala suerte se cebó con el ciclista barcelonés en Gante. Dimitri de Fauw, el ciclista belga involucrado en este accidente jamás pudo recuperarse psicológicamente de este suceso y en 2009 se suicidó.

En el verano de 2008 Joan Llaneras, formando pareja con Toni Tauler, logró la plata olímpica en madison, en esa especialidad que disputaba junto a Gálvez. El balear no se olvidó de su amigo, le dedicó esa medalla, además de declarar que esa prueba junto a Tauler la "corrieron los dos juntos" en referencia al malogrado ciclista catalán. Llaneras también dijo que "le hubiese hecho ilusión haber ganado una medalla con Isaac". El mallorquín también logró el oro en puntuación y, a pesar de no haber entrenado ni competido en esta prueba con Isaac Gálvez ya que, entre otras cosas, es una modalidad individual, se acordó de él antes de salir a la pista diciendo que "siempre corro pensando en alguien" y levantando los brazos al cielo al cruzar la meta y saber que era campeón olímpico.

La memoria de Isaac Gálvez sigue presente en el ciclismo y una prueba de esto es que el pasado 12 de mayo, en Vilanova i el Geltrú, su localidad natal, tuvo lugar la I Clásica Isaac Gálvez en honor a este hombre que tantas alegrías y tantos recuerdos ha dejado en el deporte de la bicicleta.


Deja un Comentario