Richie Porte gana la Paris-Niza




El Sky mantiene su dominio en la prueba francesa

El australiano Richie Porte (Sky Procycling) abrió a lo grande su palmarés esta temporada con dos etapas y la victoría final en la París-Niza. Sucede así a su actual compañero de equipo Bradley Wiggins.

Richie Porte con el maillot de su anterior equipo. Foto de Ludovic Peron, con licencia Creative Commons

Richie Porte con el maillot de su anterior equipo. Foto de Ludovic Peron, con licencia Creative Commons

Porte, que se visitió por primera vez de amarillo tras ganar la etapa reina, que acababa en La Montagna de Lure, compartió protagonismo con el estadounidense del Garmin Andrew Talansky, que ganó una etapa y llevó el maillot de líder dos días, y con el francés Silvain Chavanel (Omega Pharma-Quick Step), que consiguió un triunfo parcial y acabo en quinta posición.

La etapa que consiguió Chavanel fue la penúltima, pero desde el prólogo dio guerra. En los 2,9 km iniciales de contrarreloj por Houilles le superó su compatriota del Europcar Damien Gaudin, un segundo mejor que él. Poco le duró el liderato, ya que otro francés, el joven velocista Hacer Bouhanni (FDJ) ganó la primera etapa en línea (Sant Germain en Laye-Nemours) y se coloco de líder por las décimas de segundo de la contrarreloj inicial. El de la Française ganaría a Petacchi en el sprint. El mejor español fue Jose Joaquín Rojas (Movistar), séptimo.

Una caída impidió que Bouhanni pudiera luchar por la segunda victoria consecutiva, obligandole además a abandonar la prueba. El triunfo en Cerilly lo lograría el alemán Marcel Kittel (Argos-Shimano). El amarillo pasaría al italiano de Cannondale Elia Galiani, segundo en el sprint. Chavanel ahora es segundo y Gaudin tercero, a siete y ocho segundos, respectivamente. Rojas volvería a ser el mejor español. Esta vez llegó a la meta en novena posición.

Del trío que lideraba la clasificación solo aguantará Chavanel en los puestos de cabeza tras la disputa de la tercera etapa. El francés era ahora cuarto, a cuatro segundos del nuevo líder, el vencedor de esa jornada, Andrew Talansky, que es el primero de un grupo de siete en pasar por la meta situada en Brioude. Dos españoles, Gorka Izagirre (Euskaltel Euskadi) y David López (Sky) estuvieron entre esos siete, lo que hizo que se asomaran a los primeros puestos de la clasificación, Izagirre se colocó quinto y López, noveno a cinco y nueve segundos del americano del Garmín. Los ciclistas que completaron el septeto fueron Davide Malacarne (ITA – Europcar), segundo en la etapa y tercero en la general, Andriy Grivko (UKR – Astana), séptimo ese día y segundo en la lucha por el maillot amarillo, Romain Bardet (FRA – AG2R) y Richie Porte, quinto, lo que le valió para situarse en la séptima plaza, a siete segundos de Talansky.

Las pequeñas diferencias entre los que luego subirían al podio final no variarían en la cuarta etapa (Brioude-Sant Vallier), la cual ganaría el suizo Michael Albasini (Orica GreenEdge) por delante del kazajo Maxim Iglinsky (Astana) y el eslovaco Peter Velits (Omega). El mejor español en la etapa fue Xavier Florencio (Katusha), décimo, mientras que Gorka Izagirre sigue en quinta posición.

Tras la etapa de Albasini, las primeras espadas volvían a la carta en la quinta entrega (sexta con el prólogo) de la París-Niza. En La Montagna de Lure, el ganador fue Richie Porte. El australiano superó al ruso Denis Menchov (Katusha) y a Andrew Talansky, que cedía al primero el maillot de líder. Ahora el estadounidense era segundo, a 32 segundos. Daniel Navarro (Cofidis) fue el mejor español en la etapa al llegar a meta en la decimosexta posición y Alberto Losada, el primer español en la clasificación general (decimotercero a 1:08)

En penúltima etapa, en la que se llegaba a Niza, Silvain Chavanel ganó al actual campeón del mundo, el belga del BMC Philippe Gilbert y Jose Joaquín Rojas, tercero. El francés se colocaría tercero con el mismo tiempo (42 segundos de desventaja con el líder) que el holandés Lieuwe Westra (Vacansoleil), corredor que siempre ha estado entre los primeros de la carrera y que acabaría la Paris-Niza en octava posición. Entre los dos primeros no hubo ningún cambio.

Los puestos tampoco variaron en la última etapa. Richie Porte ganaría la cronoescalada del Col d´Eze con 23 segundos de ventaja con su principal perseguidor, Andrew Talansky. El colombiano Nairo Quintana (Movistar) llegó en tercera posición y Jean Christophe Peraud, en cuarta, lo que le valdría para quitar la tercera posición a Silvain Chavanel, que acabo quinto, por  detrás de Telay Van Garderen. El mejor español en la etapa fue Ion Izagirre (Euskaltel), décimo, a 1:06. En la general, el mejor español fue Alberto Losada (Katusha), que acabó en undécima posición a 2:38 de Porte.

Además de Talansky y Peraud como segundo y tercer clasificado, respectivamente, también subieron al podium Chavanel, como ganador de la clasificación por puntos, el suizo Johann Tschopp (IAM Cycling), vencedor del Gran Premio de la Montaña y el equipo Katusha como ganadores de la clasificación por equipos. Talansky subió dos veces porque fue el mejor joven de la carrera.


Deja un Comentario