Matthews se lleva el primer sprint de la Vuelta




Michael Matthews ganó al sprint la etapa, siendo el primer vencedor sprinter en la vuelta de 2013. Ningún cambio en la general y durante el día de mañana tampoco se esperan en la llegada a extremadura.

La etapa de hoy transcurriría entre Sober y el Lago de Sanabria. Con 174 kilómetros y un final inédito se había especulado durante todo el día con la posibilidad de que de una vez por todas, se llegase al sprint en esta Vuelta a España 2013. La escapada del día era protagonizada por Antonio Piedra (Caja Rural), Nicolas Edet (Cofidis), Jurgen Van de Walle (Lotto Belisol), Arnaud Courteille (FDJ) y Winner Anacona (Lampre Merida). Sorprendiendo en especial la presencia de Edet que ya el día anterior había estado prácticamente la totalidad del día en escapada y hoy repetía. La ventaja de la escapada invitaba a pensar que quizás tuvieran posibilidad de llegar a meta ya que a 40 kilómetros de meta la diferencia oscilaba entorno a los 5 minutos y el territorio que les quedaba por delante tenía una serie de repechos que dificultarían la persecución al pelotón.

Michael Matthews. El australiano venció hoy en Sanabria

Michael Matthews. El australiano venció hoy en Sanabria

Garmin tiró en un primer momento del grupo, pero no con la suficiente fuerza y fue Orica quien realmente imprimió un ritmo fuerte al gran grupo para intentar dar caza a los 5 escapados. A 20 kilómetros para meta la ventaja era de 2´15″ y se preveía un duro final para intentar coger a los 5 escapados. A partir de ese momento el pelotón se puso a tirar duro y las diferencias comenzaron a bajar a gran velocidad. Pocas son las oportunidades para los sprinters en esta Vuelta y sus equipos no querían dejar escapar este tipo de etapas. Por el sprint de Sanabria a 12 kilómetros de meta la diferencia ya bajaba del minuto y todo apuntaba a una llegada masiva.

Conscientes  de que era difícil llegar al ritmo al que se rodaba comenzaron las hostilidades entre los escapados. Courteille fue el primero en lanzarse a la aventura en solitario al paso de los 10 últimos kilómetros. Van de Walle le consiguió coger la rueda y a 7 kilómetros de meta ambos eran cabeza de carrera con 30 segundos de ventaja, mientras el resto de sus compañeros de aventura caían en la garras del pelotón. A 3 kilómetros de meta  los fugados eran capturados por el gran grupo ya toda la suerte quedaba echada para el sprint.

La llegada era sumamente complicada y todo aquel que no estuviese en las primeras posiciones en el último kilómetro, no tendría posibilidades reales de victoria. Urtasun lanzó un último intento de romper el sprint y a 2 kilómetros se lanzó a por la victoria aprovechando un mínimo parón del grupo. La intentona de Pablo Urtasun duró un kilómetro y se entraron en los últimos 1000 metros con todos juntos y lanzados a gran velocidad en pleno sprint.

El premio final fue para Matthews que dominó prácticamente todo el sprint. Merecida victoria no solo para él que ayer fue tercero sino también para su equipo, el Orica, que fue el que más fuerte empujó para dar caza a los escapados.

En la general ningún cambio, y mañana se presupone otro nuevo sprint a la llegada a Cáceres.

Recorrido de mañana.

Recorrido de mañana.


Deja un Comentario