La importancia del ciclismo para España




En Atenas y Pekín fue el deporte que más medallas dio a la delegación nacional

El ciclismo tiene mucho peso en el medallero olímpico español. Quizás no tanto por el número de medallas, 14 de 115 según el COI, sí porque es el segundo deporte que más preseas ha dado a España. Solo la vela, con 17, supera la cifra de las logradas sobre una bicicleta. Si se tomara la clasificación por el valor del metal, la situación no variaría. Con cinco oros, solo el deporte de los regatistas ha obtenido mas primeros puestos, once.

El ciclismo apareció en el medallero nacional en Barcelona. José Manuel Moreno lograba el 27 de julio de 1992 en el velódromo de la ciudad condal la primera medalla, además de oro, gracias al triunfo en el kilómetro contrarreloj. Después de ocho intentos, hubo corredores españoles en Ámsterdam 1924 y actualmente hay desde Roma 1960 -excepto Moscú 1980-, el deporte de las ruedas y pedales conseguía un metal. Hasta entonces, los mejores resultados eran los quintos puestos de Bernardo González en la misma prueba que en la que venció Moreno, pero cuatro años antes, Seúl 1988, y el de José López Rodríguez, en la carrera de fondo en carretera de Tokio 1964.

Cuatro años mas tarde se dobló el número de medallas. En los primeros juegos en los que participaron corredores profesionales se pasó de una a dos preseas gracias a la actuación de Miguel Induraín y Abraham Olano, que coparon el podio, oro y plata respectivamente, de la contrarreloj en carretera. Era la primera vez que se disputaba esta modalidad ciclista y se estrenó con un doblete español. Para el navarro sería el broche a su laureada carrera ya que dejó de competir al final del verano y se retiró oficialmente en enero de 1997.

En los últimos Juegos del siglo XX, en el año 2000, celebrados en la ciudad australiana de Sydney, el botín aumentó en dos más. Joan Llaneras se llevó el oro de la carrera de puntuación y Margarita Fullana, la primera ciclista en ganar una medalla, fue tercera en la prueba de cross-country femenina. Para el mallorquín fue el primer podio olímpico de su carrera. Luego vendrían otros tres, todos cosechados en la pista.

La mayoría de las medallas

La nueva centuria supuso un gran cambio para el ciclismo. En las olimpiadas de Atenas 2004 se pasó de ser un deporte más a en el medallero a ser el que mas metales aporto a la causa española. Cinco. Tres platas y dos bronces. En la pista cayeron cuatro, los segundos puestos obtenidos por José Antonio Escuredo en keirin y Joan Llaneras en puntuación y los terceros logrados por Sergi Escobar en persecución individual y el equipo español de persecución por equipos.

La actuación del conjunto nacional le valió a Escobar para salir doblemente bronceado, ya que él también estaba en ese cuarteto junto a Carlos Castaño, Asier Maeztu y Carles Torrent. La última plata que queda la consiguió José Antonio Hermida, tras quedar segundo en la prueba de cross country.

En Pekín 2008 el número de medallas bajó de cinco a cuatro, pero siguió siendo el principal granero de España. Subió la calidad de las medallas ya que se trajeron de la capital china dos oros, una plata y un bronce. El primero de todos, y el que estrenó el medallero nacional, fue el de Samuel Sánchez, que se alzó con el primer puesto en la carrera de ruta en carretera.

En la velódromo, también se colgó el oro Joan Llaneras, que repitió triunfo ocho años más tarde. No fue la única medalla para el de Mallorca, ya que cerraría su participación olímpica ganando la plata en la prueba de americana junto a Toni Tauler. Con este doblete, Llaneras se sumó al grupo de deportistas con cuatro podios en los Juegos.

Con uno, en una única participación está Leire Olaberría, que no pagó la novatada y se llevó para Guipúzcoa un bronce, gracias a su tercer puesto en la carrera de puntuación, lograda en la pista ciclista china.

En total, los ciclistas de España han conseguido 14 medallas, 5 de oro, 5 de plata y 4 de bronce, en tres de las cuatro modalidades de las que se compone el ciclismo olímpico. Aún queda ganar una presea en BMX, olímpica desde 2008. Pero antes hay que clasificarse, logro que no ha conseguido todavía ningún corredor nacional.


Deja un Comentario