Gran Bretaña muestra su potencial en el Tour




Los británicos llegan a los Juegos Olímpicos con 6 victorias en la ronda francesa, además de lograr el primer y segundo puesto en la general

 

El pasado 30 de junio comenzaba una edición más del Tour de Francia donde la principal noticia era la ausencia tanto de Alberto Contador como de Andy Schleck, y que dejaba una nómina de favoritos mucho más amplia de costumbre con Van der Broeck, Nibali, Frank Schleck, Samuel Sánchez, Alejandro Valverde, Chris Froome, Tony Martin y los dos más claros aspirantes: Cadel Evans, campeón del Tour 2011 y Bradley Wiggins. Además del gran duelo por la general se iba a vivir otro en los sprints, en los que pelearían los Tyler Farrar, Matthew Goss, José Joaquín Rojas, Phillippe Gilbert, André Greipel y por encima de todos el eslovaco Peter Sagan y el británico Mark Cavendish.

La "Grande Boucle" dio comienzo en tierras belgas, en Lieja, con una prólogo de 6,4km en la que se impuso el dominador en los últimos años de las contrarrelojes, el suizo Fabian Cancellara, que se colocó como líder de la competición y que mantuvo el maillot amarillo durante 7 días, hasta la etapa con final en La Planche, convirtiéndose así en el ciclista que más días había estado vestido de amarillo sin lograr alzarse con la victoria final en los Campos Elíseos.

Tras la prólogo comenzaron los duelos de sprinters que tuvieron 6 capítulos en los que Mark Cavendish, al formar parte de un equipo que buscaba la clasificación general como el Sky, no tuvo tanta ayuda en las llegadas y fue superado por Sagan y Greipel. Tres de esas etapas fueron para el eslovaco de Liquigas, dos para el alemán de Lotto y tan solo una para el campeón del mundo Cavendish. Durante esta primera semana de carrera cabe destacar la combatividad del danés del Saxo Bank Michael Morkov, que estuvo muy presente en las fugas que se formaron durante esas etapas. En estos días también destacaron las caídas, que afectaron a casi todos los equipos. Por ejemplo, en la primera etapa Froome perdió más de un minuto, en la segunda Luis León Sánchez y Tony Martin perdieron más de 4 minutos. Las caídas también afectaron a los españoles y produjeron abandonos, como el de José Joaquín Rojas en la tercera etapa, Freire en la sexta y Samuel Sánchez, que sufrió una caída múltiple junto a otros ciclistas como el actual campeón de Giro de Italia Ryder Hesjedal, Tom Danielson o Walter Poels en la octava etapa.

La primera etapa con final en alto llegaba el 7 de julio en La Planche donde Chris Froome demostró que lo de La Vuelta a España del año pasado no fue casualidad y dio un golpe sobre la mesa, además de sembrar la duda en el equipo Sky sobre quien debía de ser el líder del equipo, aunque el conjunto británico no quería ganar el Tour con cualquier ciclista, sino que su intención, declarada públicamente, era ganarlo con Bradley Wiggins, que ese mismo día se vestía de amarillo, un maillot del que no se despojó hasta llegar a París. En la etapa siguiente apareció la gran sensación del Tour para el ciclismo francés, el jovencísimo Thibaut Pinot, que ganó la octava etapa. Para acabar esta primera tanda de etapas se disputó una contrarreloj de 41,5 km en la Bradley Wiggins y Chris Froome demostraron estar un paso por delante de los demás dominando la prueba, que ganó el líder del Sky. Tras esta contrarreloj se fueron perfilando poco a poco las posiciones de la clasificación general, en la que poco a poco Evans se iba desinflando.

El martes 10 de julio fue jornada de descanso, en la que se detuvo al ciclista francés Remy di Gregorio por poseer sustancias dopantes en su habitación. Las dos etapas siguientes eran de montaña, del bloque de Los Alpes. La primera etapa acababa tras una bajada en la que Luis León Sánchez estuvo cerca de la victoria, pero se la llevó Thomas Voeckler. La etapa siguiente concluía en el puerto de la Toussuire y se la llevó el también francés Pierre Rolland, por lo que estos dos días fueron perfectos para el equipo Europcar, que logró dos victorias de etapas en las montañas alpinas. Los cuatros siguientes días fueron de transición entre Los Alpes y Los Pirineos en la que solo una se disputó al sprint, la 13ª etapa que ganó André Greipel. Las otras tres fueron vencidas por la fuga, en concreto por David Millar, Pierrick Fédrigo y Luis León Sánchez, que logró la primera victoria de etapa española en este Tour en la 14ª etapa con final en Foix.

 

El martes 17 de julio llegaba la segunda jornada de descanso y Frank Schleck era expulsado por el Radioshack del Tour ya que dio positivo en un control antidopaje de la 14ª etapa por el consumo de un diurético. En lo puramente deportivo, las dos siguientes etapas eran de montaña y serían decisivas para la clasificación general del Tour. En la primera de ellas Voeckler lograba su segunda victoria de etapa de este Tour mientras que Evans perdía mucho terreno con los favoritos de la general . Este día estuvo cerca de la victoria de etapa Gorka Izaguirre, que estuvo muy activo durante todas las etapas de montaña en general. Al día siguiente se disputaba la etapa reina de los Pirineos en la que Alejandro Valverde lanzaba un ataque lejano a la fuga y acababa imponiéndose en la cima del Peyragudes con escasos segundos de margen respectos a los Wiggins, Froome, Pinot… En este día Evans cedió definitivamente, ya que perdió unos dos minutos frente a Wiggins, mientras que Froome puso en jaque a Wiggins con diversos ataques ante los que el director del equipo le mandaba parar, algo que ya sucedió en varias ocasiones durante este Tour. El viernes había una etapa llana, de transición, en la que se impuso Cavendish y el sábado 21 de julio se disputó la contrarreloj definitiva del Tour, en la que venció Wiggins por delante de Froome, refrendándose así como líder del Sky, en tercera posición clasificó Luis León Sánchez, que estuvo muy cerca de la victoria.

 La última etapa, la del paseo por los Campos Elíseos, se la llevó Cavendish, con lo que se refrenda y logra tres victorias en este Tour, dos en los últimos dos sprints con lo que da un golpe sobre la mesa de cara a los Juegos Olímpicos. Posteriormente se procedió a la entrega de premios. El maillot verde de la regularidad se lo llevó Peter Sagan, el maillot de la montaña fue para el francés Thomas Voeckler, que mantuvo una dura lucha con el sueco Fredrik Kessiakoff y el maillot blanco de los jóvenes fue ganado por el compañero de equipo de Evans, Tejay Van Garderen. La clasificación por equipos se la llevó el conjunto Radioshack, cuyo mejor clasificado fue el español Haimar Zubeldia, que concluyó sexto en la clasificación general. El podio de la clasificación general lo lideró Bradley Wiggins, que ganó el maillot amarillo, seguido de su compañero Chris Froome y el italiano Vincenzo Nibali. 


2 Comentarios

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] que ha completado una temporada magnífica, André Greipel, que ha rendido muy bien el Tour, Matthew Goss, que ya fue subcampeón del mundo detrás de Cavendish en un circuito [...]

    2. [...] finales de junio comenzaba la carrera más prestigiosa del mundo, el Tour de Francia, en la que, a priori, el duelo por el maillot amarillo sería entre Wiggins y el ganador de [...]

    Deja un Comentario